La Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas está de celebración, pues esta semana se ha incorporado el socio nuevo número 100 del año. La directora general de la Red, Isabel Garro, ha mostrado la satisfacción del equipo directivo por los “buenos resultados en materia de asociación, que reflejan que la RSE no pierde relevancia para las organizaciones de nuestro país y que las acciones que el nuevo equipo directivo puso en marcha para fortalecer la asociación funcionan”.

Este hito coincide con la asociación de la empresa Vía Rural, una pequeña empresa catalana que se dedica al diseño, producción, explotación y mantenimiento de software y dispositivos electrónicos y de comunicaciones para la monitorización ambiental, con el objetivo de facilitar la optimización en la utilización de los recursos naturales como garantía de sostenibilidad.

Con Vía Rural son ya 339 las entidades asociadas a la Red Española, lo que cifra en 32% el crecimiento respecto a 2013.

Una de las causas para el espectacular crecimiento en el número de asociados es la campaña de acercamiento a socios y firmantes en la búsqueda de la satisfacción de sus necesidades y la puesta en marcha de cuatro promociones basadas en la rebaja de las cuotas o mejora de la visibilidad.

Los nuevos asociados de 2013 presentan un perfil diferenciado, en el que destacan las PYME, (un 43%) o las microempresas (con un 32%), frente a las empresas grandes (13%), lo que Garro interpreta como “un éxito de los programas de Pacto Mundial de los últimos años que perseguía implicar a las pequeñas empresas en la responsabilidad social”.

Pero además, se han sumado a las filas de socios dos nuevas empresas cotizadas (Grupo Prisa y Acerinox) y otras no cotizadas (Santa Lucía Seguros, Galletas Gullón, ONO, entre otros).