La Red Española del Pacto Mundial organizó el pasado 22 de octubre un encuentro estratégico con los líderes del sector de la alimentación en Valencia en el que se dieron las claves para abordar el presente y futuro de esta industria bajo el prisma de la RSC.Con el título “Sectores estratégicos en clave sostenible: alimentación, bebidas y distribución”, la cita contó con la presencia de Marta Tomás, Coordinadora de la Red Española del Pacto Mundial, que destacó los retos que se le presentan al sector en los próximos años: reducir la huella de carbono en la cadena de suministro alimentaria, controlar el consumo energético y empleo de energías limpias, desarrollar el trabajo en condiciones de higiene y la protección de la salud y fomento de buenos hábitos nutricionales.

    “El sector de alimentos y bebidas contribuye a alrededor del 23% de los recursos a escala mundial, el 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero y el 31% de las emisiones acidificantes, es por eso que es necesaria una implicación global de esta industria para hacerla más responsable y eficiente”, comentó Tomás.
    En el encuentro estuvo también presente Roberto Ballester, Gerente de la Fundación Étnor, que hizo hincapié en que el consumidor entiende que una empresa es importante en la medida en que se preocupa por mejorar la sociedad. En la misma línea se refirió Eva Lamalfa, Directora de Comunicación y Secretaria del Comité de RSC de Galletas Gullón S.A. explicando los inicios de la compañía en materia de RSC: “empezamos creando un comité de RSE para abordar los obstáculos, compartir el conocimiento y desarrollar un buen plan comunicación interna”, explicó Lamalfa.
    Por último intervino Pablo Cabrera, Director de Comunicación de Fairtrade España, que destacó la importancia del comercio justo y de que las empresas se pregunten qué es lo que quiere el consumidor, “Las que no lo saben corren un alto riesgo reputacional en la producción del producto. La decisión del consumidor cuenta para promover el comercio justo”, concluyó Cabrera.