De las casi 700 entidades que han presentado la memoria, el 65% son pequeñas y medianas empresas

La Red Española del Pacto Mundial ha presentado por octavo ejercicio consecutivo el análisis anual de los Informes de Progreso correspondiente al año 2012. En este ejercicio un total de 687 entidades presentaron memoria de sostenibilidad, de las cuales el 45% han seguido el formato del Informe de Progreso, exclusivo del Pacto Mundial. De las entidades que han publicado su memoria, el 65% son pequeñas y medianas empresas.

Cabe destacar, además, que este año, un 8% de los mismos han obtenido el calificativo de “advanced” por parte de Global Compact, lo que marca un estado elevado de compromiso con el reporting.

Resultados optimistas, sobre todo en Derechos Humanos

Así, destaca la implicación de las PYME en el Principio 1, donde un 90% de ellas declara tener acciones concretas en desarrollo. Este dato representa en 2012 un crecimiento del 7%, siendo éste el tercer año consecutivo de mejora.

Para todas las entidades, los DDHH han sido una preocupación fundamental en 2012, mientras que los riesgos relacionados con los principios vinculados a las normas laborales (negociación colectiva, trabajo forzoso, trabajo infantil y no discriminación) no han sido una prioridad. La única excepción se observa en la identificación de riesgos de discriminación por género, que se detecta en un 27% de las empresas analizadas. En el caso de la gran empresa, se combate con los planes de igualdad y en las pequeñas, donde los planes no son obligatorios, con acciones de formación y sensibilización interna (en un 37% de los casos).

Es el primer año en que se recoge información sobre el establecimiento y medición de objetivos por parte de las PYME. De su estudio se desprende que casi un 30% de estas organizaciones no se marca objetivos de ningún tipo. Por parte de las grandes empresas, se observa cierto empeoramiento respecto al ejercicio anterior, subiendo al 31% el número de empresas que declaran no tener objetivos.

Preocupación por la transparencia

Por último, la tendencia sigue siendo alcista en la preocupación por la transparencia, sobre todo en el caso de la gran empresa, que lo considera un riesgo en el 87% de los casos, frente al 60% de las pymes. La política más frecuente con que se aborda este riesgo es el código ético (aplicado en una cuarta parte de las entidades estudiadas).

Ante este dato, Isabel Garro, directora general de la Red Española del Pacto Mundial ha apuntado la importancia de “sistematizar y controlar la gestión de la transparencia por medio de herramientas como el Sistema de Gestión de la Integridad y la Transparencia que acaba de lanzar la Red Española del Pacto Mundial”.

Consulta los resultados del Informe de Progreso