• NNUU lanzará en septiembre seis Principios temáticos después de una consulta mundial que ha durado dos años
  • El etiquetado, el papel de los distribuidores y la formación, claves para los agentes españoles
  • Están inspirados en el Objetivo 1 de los ODM para la erradicación del hambre y en la declaración de Rio+20

La Red Española del Pacto Mundial ha celebrado una Consulta para contribuir a fijar unos nuevos Principios de Alimentación y Agricultura Sostenible con 60 representantes de los sectores de agricultura, alimentación, consumo, sector público y privado. Es la aportación española a la consulta a nivel mundial que está realizando Naciones Unidas y ha estado marcada por el respeto a los Derechos Humanos como punto fuerte.

En ello han estado de acuerdo las organizaciones participantes del evento público que se ha celebrado con motivo de la consulta en Madrid, entre las que destacan: el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, Coato, Ebro Foods, Galletas Gullón, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, Ecovalia, la OCU o Frairtrade.

La Agricultura, un ecosistema que afecta a todos

Las Naciones Unidas y sus organismos se han propuesto mantener una estrecha colaboración con el sector privado a fin de alcanzar los objetivos que comparten en lo relativo a la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria.

En esta línea, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ha puesto en marcha la creación de seis Principios voluntarios de actuación en materia de agricultura y alimentación para aquellas empresas firmantes del Pacto Mundial, contando para ello con la colaboración de agencias de Naciones Unidas, organizaciones y expertos de la sociedad civil con un papel clave en el proceso. Principios inspirados en el Objetivo 1 del Desarrollo del Milenio para la erradicación del hambre y en la declaración de la cumbre de Río +20 El futuro que queremos.

El objetivo de estos es que sirvan como guía  a las empresas que forman parte de toda la cadena de valor agrícola: producción, procesamiento, comercialización, fabricación, distribución y venta al por menor.

La aportación española

El proceso de consulta es de alcance mundial comenzó en 2012 y culminará con el lanzamiento de los nuevos Principios en la Asamblea General de Naciones  Unidas de septiembre de 2014.

Las sugerencias de las empresas españolas consultadas pivotan fundamentalmente sobre los siguientes puntos:

  • Fomentar un enfoque multistakeholder para sensibilizar a toda la cadena de valor del sector agrícola incluyendo, sobre todo en el caso español, a las empresas distribuidoras.
  • Coordinar esfuerzos de todas las partes interesadas para crear una etiqueta o estándar único, sencillo y con credibilidad.
  • Formar al productor con el objetivo de empoderarle y darle autonomía. También es importante la formación a los consumidores sobre buenos hábitos de alimentación y consumo.
  • Repartir valor de forma equitativa entre los actores implicados.

 

Los Principios propuestos

Éste es el texto borrador de los Principios de Agricultura Sostenible y Empresas:

  1. Seguridad Alimentaria, Salud y Nutrición. Las empresas deben apoyar y aplicar los sistemas agrícolas que proporcionan alimentos suficientes y garantizan una nutrición adecuada para cada persona del planeta
  2. Sensibilidad ambiental. Las empresas deben apoyar y aplicar sistemas agrícolas que ofrezcan intensificación sostenible para satisfacer las necesidades globales, garantizando al mismo tiempo la protección y restauración del medio ambiente y una mayor eficiencia de los recursos
  3. Asegurar la viabilidad económica y compartir valor. Las empresas deben asegurarse de que los sistemas agrícolas sean económicamente viables y aporten valor a través de toda la cadena de valor desde los agricultores hasta los consumidores
  4. Respetar los Derechos Humanos, crear condiciones de trabajo decentes y ayudar al desarrollo de comunidades rurales. Las empresas deben mejorar la vida de los trabajadores y de los campesinos, respetar los derechos de todas las personas y proporcionar condiciones de igualdad de oportunidades que se traduzcan en comunidades atractivas para trabajar, vivir e invertir
  5. Compromiso de Buen Gobierno y Rendición de Cuentas. Las empresas deben evitar la corrupción, respetar la ley, reconocer los derechos a los recursos naturales y el uso de la tierra y ser transparente con respecto a sus actividades
  6. Promover el acceso y la transferencia de conocimiento, habilidades y tecnología. Las empresas deben favorecer el acceso a la información, el conocimiento y las habilidades, adoptar enfoques eficaces e invertir en nuevas tecnologías para mejorar los sistemas agrícolas