Así lo ha asegurado Georg Kell, director ejecutivo de Global Compact, ante firmantes y simpatizantes del Pacto Mundial en Barcelona.

El día 27 se ha celebrado en Barcelona, en el Palau Macaya, el último acto público de celebración del 10º Aniversario de la Red Española del Pacto Mundial, en un evento al que han acudido fundamentalmente socios y  firmantes de Cataluña y la Comunidad Valencia y ha estado protagonizado por Georg Kell, director ejecutivo de Global Compact.

En la inauguración, Angel Pes, presidente de la Red Española ha destacado la importancia de la Red Española, a la vez que ha apelado a un crecimiento de la iniciativa en nuestro país, en la línea que tiene hasta ahora: “las organizaciones se adhieren por convencimiento hacia los Diez Principios”.

Georg Kell ha criticado en su conferencia magistral el “cortoplacismo en la toma de decisiones”, apuntando a la “importancia de que las inversiones financieras se dirijan sobre las empresas responsables”.

“Global Compact es un movimiento mundial pero tenemos que aumentar considerablemente el número de firmantes para generalizar en todo el mundo un cambio corporativo, capaz de llegar a las cadenas de suministro, su política interna…”, ha reflexionado Kell.

A los asistentes, les ha animado “a tener en cuenta que las decisiones personales son  fundamentales para dar a las organizaciones un enfoque sostenible”.

Ante un concurrido auditorio, Ignasi Fainé, Tesorero de la Red Española del Pacto Mundial, ha clausurado la jornada con un amplio agradecimiento y  un llamamiento “a ser conscientes de que si queremos un mundo mejor, depende de todos”.