En estas dos publicaciones de Pacto Mundial y de la AECID sirven de orientación para las organizaciones interesadas en conocer el procedimiento y ventajas de sellar una alianza público-privada a favor del desarrollo.

El Manual para las alianzas entre Naciones Unidas y el sector privado editado por Global Compact ilustra los partnerships en los que participa al menos una entidad de la organización de las Naciones Unidas y un socio del sector privado.

El manual puede ayudar al sector privado a comprender en profundidad la necesidad de colaborar con la ONU y los objetivos perseguidos

Aunque cada alianza es en cierta medida única, todas ellas están compuestas por los mismos elementos clave y comparten las decisiones estratégicas que han de ser abordadas en las fases de diseño, ejecución y finalización de las alianzas.

La ONU forma parte de multitud de alianzas con el sector privado, que van desde proyectos de duración determinada para la recaudación de  fondos hasta estructuras permanentes de alcance global con centenares de socios que tratan de desarrollar nuevas normas y estándares internacionales. Esta diversidad de alianzas refleja la necesidad de encontrar soluciones innovadoras con esfuerzos a fin de hacer frente a los desafíos actuales de la sociedad.

A través de este manual, se trata de proporcionar una visión general del proceso a seguir a la hora de participar en alianzas, incluyendo: modelos más adecuados, herramientas que  favorecen el éxito, recursos de apoyo adicionales y análisis de riesgos y beneficios asociados a las mismas. Además de ser una herramienta de consulta para las entidades de las Naciones Unidas, el manual puede ayudar al sector privado a comprender en profundidad la necesidad de colaborar con la ONU y los objetivos perseguidos.

Por ejemplo, una empresa, en colaboración con una agencia de Naciones Unidas que tenga como objetivo la alfabetización,  podría desarrollar: cursos de formación para profesores (proyectos de ejecución directa), campañas publicitarias que destaquen la importancia de la educación de adultos (cambio de comportamiento) o  por ejemplo, aumentar los recursos financieros de las entidades de NU (apoyo al cumplimiento de su mandato).

Por otra parte, en el año 2013 vio la luz la publicación Protocolo AECID para la gestión de alianzas público-privadas para el desarrollo (APPD) firmado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, en concreto la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Dirección de Cooperación Multilateral, Horizontal y Financiera Departamento de Cooperación Sectorial.

Con el presente protocolo se pretende ordenar la fase de creación y diseño de APPD. La fase de creación y diseño se inicia con la presentación de un formulario preliminar para la creación de una APPD y discurre hasta la firma del memorándum de entendimiento.

La AECID entiende por Alianza Público Privada para el Desarrollo una relación voluntaria, colaborativa y formal entre la AECID, las administraciones públicas de los países socios y una o varias entidades del sector empresarial, de la sociedad civil y del ámbito universitario, de España, de los países socios o de terceros países, en la que se establece un objetivo común, con un demostrable impacto en desarrollo, y en la que se definen conjuntamente las responsabilidades y se asumen conjuntamente los recursos, los riesgos y los logros.

De cara al escenario Post2015 que empezará a partir de la aprobación de los Objetivos de desarrollo Sostenible en el mes de septiembre, se inaugurará un período de quince años en los que Global Compact recomienda y anima a trabajar colaborativamente en forma de alianzas para que se optimicen los esfuerzos en la mejora del desarrollo global.