El grupo EDP socio de la Red Española del Pacto Mundial, reconoce la importancia para el futuro de la Humanidad de los impactos derivados del cambio climático. Por eso, su presidente ejecutivo, António Mexia, explica que asumen las conclusiones de los paneles científicos que indican el origen antropogénico del calentamiento global del planeta y apoyan las recomendaciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), creado por las Naciones Unidas, de limitar el calentamiento global a 2º C y alcanzar cero emisiones netas de CO2 y otros gases de efecto invernadero antes del final del siglo, por ello: “queremos suministrar una energía competitiva basada en la implantación de soluciones con bajos niveles de emisiones de CO2, capaces de asegurar un crecimiento económico sostenible“, ha declarado.

Así se han comprometido de manera individual a:

  1. Reducir las emisiones específicas de CO2 un 75% en 2030 (respecto al 2005);
  2. Contribuir en el incremento de la producción de electricidad de origen renovable, alcanzando más del 75% de potencia instalada en 2020;
  3. Poner a disposición de sus clientes el acceso a productos y servicios que contribuyan a una mayor eficiencia en el uso final de la energía, alcanzando más de 1 TWh de ahorro acumulados hasta el año 2020 (respecto al 2014);
  4. Fomentar los procesos de investigación y desarrollo de tecnologías limpias, eficiencia energética y redes inteligentes, con una inversión de 200.000 € hasta el año 2020;
  5. Extender la instalación de contadores inteligentes a un 90% de los clientes de BT de la Península Ibérica del Grupo EDP hasta el año 2030, en el marco de la utilización de redes inteligentes

António Mexia, presidente ejecutivo de EDP