En la cumbre de París sobre el clima la Humanidad se está jugando mucho, su propio futuro, por lo que nos lo tenemos que tomar muy en serio.

Nosotros en 3M en este año crítico estamos celebrando el 40 aniversario de uno de los programas más importantes implantados en nuestra compañía y que además tiene mucho que ver con lo que se va a hablar en París. Un hito que demuestra que la innovación y la sostenibilidad van de la mano y que ahí está la clave para acometer los grandes retos que la Humanidad tiene planteados encima de la mesa jugándose la supervivencia de la especie.

"La involucración de los trabajadores es mayor cuando el objeto de su participación está relacionado con la mejora de las condiciones de vida"

Y no es otro que el PROGRAMA 3P, Polution Prevention Pays, o lo que es lo mismo, la prevención de la contaminación es rentable . Programa capital en la historia de la compañía porque ha servido para demostrar urbi et orbe  que la sostenibilidad no sólo  es conveniente y necesaria desde el punto de vista de la preservación del medio ambiente, sino que además es rentable y ayuda a la concepción de los productos y procesos de una manera que resulte más beneficiosa para la compañía, para los clientes y para la sociedad en general.

Es a su vez un programa donde la innovación y la sostenibilidad van de la mano y además un programa en el que se demuestra que la involucración de los trabajadores es mayor cuando el objeto de su participación está relacionado con la mejora de las condiciones de vida. Como prueba, los más de 10.800 proyectos presentados voluntariamente  por los trabajadores de la compañía desde que en el 1975 salió a la luz este programa, o los más de 1700 millones de dólares ahorrados, o las más 1’8 millones de toneladas de residuos contaminantes evitados.

Año 1975, cuando nadie hablaba de estos temas; cuando la preocupación por el cambio climático no aparecía en los papeles, una compañía , 3M, a través de un vicepresidente de medioambiente, Joe Ling, saca a luz un programa absolutamente innovador; de una manera disruptiva, diría yo, ya que es el preludio del ecodiseño, y es la demostración palpable que se puede ser ecológicamente responsable y al mismo tiempo conseguir beneficios , vía reducción de costes, vía búsqueda de alternativas más eficientes desde el punto de vista del medioambiente, a la vez que conseguir una empresa donde los trabajadores se sientan orgullosos de pertenecer y participen activamente en la aportación de ideas para ser más eficiente, para ser más productivo, para ser un agente de cambio social a una sociedad más justa, más responsable, más preocupada por la satisfacción de las necesidades de hoy sin poner en riesgo la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras.

Esta filosofía fue objeto de interés por la ONU y de hecho Joe Ling colaboró con la organización para escribir un libro que hoy es la base de las legislaciones medioambientales de medio mundo.

En 3M nos sentimos muy orgullosos de nuestro pasado y sobretodo de lo que podemos seguir aportando para que podamos crear entre todos un mundo mejor en todos los aspectos. Ahí está nuestro reto, y la innovación y nuestra gran base científica nos ayudarán a seguir en el empeño de mejorar cada vida.

Javier Cuesta

Director de Relaciones Institucionales y de Responsabilidad social corporativa. Presidente de la Fun en 3M España S.L.