Transparencia, vía fundamental para el cumplimiento en España de la Agenda 2030 fue el título de la primera jornada que se celebró en el Col·legi de Censors  Jurats de Comptes de Catalunya organizada por la Red Española del Pacto Mundial. En la jornada, enmarcada en el Día Internacional de Lucha contra la Corrupción (9 de diciembre), se debatió la necesidad de que la transparencia sea transversal y un factor fundamental para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

La jornada, inaugurada por Daniel Faura, presidente del Col·legi de Censors, contó con un grupo multistakeholder para la mesa de diálogo moderada por Xavier Cardona, director General del Col·legi de Censors: los cambios legislativos los ha aportado Elisabeth de Nadal, socia adjunta de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira; la valoración de las medidas que están llevando a cabo las Administraciones Públicas en pos de la transparencia han corrido a cargo de Lourdes Parramon i Bregolat, jefa de relaciones institucionales de la Oficina Antifrau; la visión de la pyme y cómo afrontan los riesgos en corrupción la ha ofrecido Sergio Colado, director de la empresa Nechi Group; y cómo se articula un departamento de compliance en una gran empresa, Zaida Ferrero, responsable de RSE en Abertis Infraestructuras.

Carolina Echevarría, responsable de la Cámara de Comercio Argentino-Alemana y Tamara Gregos, Network Manager de Alliance for Integrity (Afln) en Brasil se conectaron por videoconferencia para presentar el programa De empresas para empresas (DEPE) que tiene como objetivo capacitar a las pequeñas y medianas organizaciones para que puedan desarrollar y establecer sistemas de prevención de la corrupción. En este proceso van a ser entrenadas por grandes empresas nacionales y/o internacionales.

Ángel Pes, Presidente de la Red Española del Pacto Mundial, puso el colofón a la jornada reflexionado sobre qué hace que unos países sean más ricos que otros, destacando que “las diferencias de crecimiento dependen de las instituciones que regulan su economía; a menor corrupción y más transparencia se ha demostrado que el desarrollo de las naciones es mayor”.“Los países con menos corrupción son los más desarrollados” ha añadido.

La segunda jornada de la Semana de la Transparencia promovida por la Red Española del Pacto Mundial fue el día 10 de diciembre en la sede de Cuatrecasas y con la colaboración de Transparencia Internacional

En la misma, se sucedieron dos mesas temáticas, la primera sobre la Ley de transparencia: avances y nuevas implicaciones para organismos moderada por Jesús Lizcano, Presidente de Transparencia Internacional España. La misma contó con la participación del Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración local (COSITAL); el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Lizcano recordó que entraba en vigor plenamente la Ley de Transparencia, una vez que afecta a todas las instituciones públicas, no sólo las estatales. En referencia a la legalidad, ha señalado que “dos años  después de Ley de Transparencia seguimos sin reglamento, y tiene que haberlo para que aclare muchas cosas de la Ley”.

Eulalio Ávila,  Presidente del Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración local (COSITAL), reconoció que ha “habido un cambio importante de la concienciación de empresas y organismos hacia la transparencia”, y ha reclamado más medios para que las instituciones locales puedan aplicar la Ley de Transparencia.

Esperanza Zambrano, Subdirectora General de Reclamaciones del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, reconoció que, aunque un poco tardía, “nuestra Ley de Transparencia ha aprendido de otros países de nuestro entorno y tiene guiños a otros países con los que hay similitudes considerables”. Zambrano puso en valor el Portal de la Transparencia que ha pasado de ofrecer 500.000 datos a más de 750.000. Ha animado además, a revisar el lenguaje para que el ciudadano entienda y esté satisfecho con la información que se le aporta.

Carmen Mayoral, Secretaria de la Comisión de Modernización, Participación Ciudadana y Calidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), destacó que su “Código de buen gobierno, al que se puede adherir cualquier ayuntamiento, tiene como peculiaridad el énfasis en la participación ciudadana” y apuntó que actualmente hay 1154 municipios dispuestos a crear su portal de transparencia con la ayuda central.

En la segunda mesa, moderada por Vicente  Montes, director de la Fundación Rafael del Pino y Vicepresidente de la Red Española del Pacto Mundial, ha estado caracterizada por diferentes visiones del sector  privado: empresa, auditores y escuela de negocio.

Montes destacó el trabajo del Pacto Mundial para alcanzar, con la colaboración público-privada, los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible, entre los que la transparencia es clave para alcanzar unas sociedades seguras y prósperas.

Juan Antonio Palacios, Compliance Manager para Europa de la empresa 3M, hizo hincapié en la importancia de los programas internos de cumplimiento, que persiguen “más que cumplir la ley, establecer un comportamiento interno ético”. Para Palacios, “lo es aceptable el crecimiento que es sostenible, y eso sólo se logra con negocios éticos”.

Javier Quintana, Director General del Instituto de Censores de Jurados de Cuentas (ICJCE),  reflexionó sobre la importancia del control externo: “existen asimetrías entre el sector público y privado. En el sector público funciona mejor la transparencia que en la parte empresarial. Pero los sistemas de control externo son muy distintos. El control externo de las administraciones públicas es inexistente”.

Desde un punto de vista crítico, reconoció, que “la transparencia es cada vez más complicada, a punto de ser incluso ingestionable por la complejidad”.

José Luis Fernández Fernández, Director de la Cátedra de Ética Económica y Empresarial de la Universidad Pontificia Comillas (ICAI-ICADE), ha añadido una visión sobre la preparación del ciudadano y el papel de los centros educativos. “La transparencia es un medio, no un fin, para que los ciudadanos ejerzan de tales,  cuando llevan a la práctica preguntas poderosas, radicales, y en las universidades tenemos que formar a la gente para eso”.

Ha propuesto entre todos, “repensar el concepto de triunfo en la vida profesional, elaborar mensajes nuevos, decirle a los alumnos que creen riqueza sostenible a través de su empresa, que el cortoplacismo es el cáncer de la empresa y lo contrario, visión estratégica”.