El día 19 de abril tuvo lugar en Valencia una completa jornada de sensibilización y casos prácticos sobre las oportunidades que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) suponen para el sector privado y las empresas en particular.

En colaboración con la Confederación Empresarial Valenciana y la Consejería de Transparencia, RSE, Participación y Cooperación de la Comunidad Valenciana, más de un centenar de miembros del sector privado de la comunidad asistieron a una ponencia y mesa redonda en la que se abordaron las ventajas de que las organizaciones apuesten por el desarrollo sostenible y el trabajo en alianzas.

"El desarrollo sostenible es rentable para las empresas"

Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) aseguró en la inauguración que “las empresas tienen mucho que aportar al desarrollo, como está ya ocurriendo, y la colaboración público-privada es fundamental para alcanzar los ODS”.

Rafael Climent, conseller de Economía Sostenible, afirmó por su parte que “no hay cambio posible sin la empresa”.

Isabel Garro, directora general de la Red Española del Pacto Mundial, pronunció la ponencia de la jornada sobre los ODS y el papel de la empresa en los mismos. Garró destacó que: “hemos cruzado las prioridades de nuestro país con los 17 ODS de Naciones Unidas y ello nos ha permitido crear un mapa de acción donde el trabajo de los sectores confluye”.

Para la directora del Pacto Mundial “es el momento de cambiar de chip, darnos cuenta y comunicar que el desarrollo sostenible es rentable para las empresas, y que se puede solucionar los problemas de la sociedad al tiempo que se crea negocio”.

Los ODS marcan los deberes para todos”, dijo Garro, “es una nueva hora de ruta y en las empresas tenemos un aliado para alcanzar los objetivos”.

Diálogo de protagonistas multistakeholder

La mesa de casos prácticos estuvo protagonizada por representantes de diferentes sectores de actividad: empresas, institución educativa, organización de Naciones Unidas y tercer sector.

Por parte de la OIT, Judith Carreras, consejera, “reseñó que nos encontramos ante una agenda histórica que requiere una respuesta conjunta e integral, donde nos tenemos que preguntar ¿cómo trabajo con otros?”.

Giorgia Miotto, directora de relaciones externas de la escuela de negocios Eada, insistió en que “ser sostenible es una ventaja competitiva, tiene reflejo en la cotización, la comunicación, disminuye el riesgo y es más rentable; así lo tenemos que enseñar a los estudiantes, pero no sólo cuando estén en la universidad, pues ya será tarde”.

Nerea Plaza, responsable de RSE de Suez, coincidió en que “sin colaboración no se pueden abordar retos complejos, por ejemplo, nosotros hemos reducido un 70% la contaminación del agua en Paterna gracias a la participación industrial”. Tajante, concluyó “si no hacemos este cambio, las empresas no sobrevivirán”.

Reme Ramos, directora de relaciones institucionales de Grupo Siro, aseguró que “con los ODS vimos un marco común que pone en valor nuestro trabajo en sostenibilidad”, entre lo que destacó su política inclusiva, de relaciones con los grupos de interés o de producción con control de desperdicio.

Fernando Contreras, presidente de la Coordinadora Valenciana de ONGDs, instó a “pasar de una visión competitiva de la sociedad a una cooperativa”. En su intervención, además destacó “la importancia de luchar contra la desigualdad y de que las ong necesitamos encontrarnos con un sector empresarial que tenga los mismos intereses”.

La clausura del evento corrió a cuenta de Manuel Alcaraz, conceller de transparencia, participación, RSE y cooperación de la Generalitat Valenciana.  Alcaraz, destacó que “las empresas tienen el poder de luchar frente a la desigualdad, el cambio climático y propiciar el cambio social”.

Como el resto de participantes, animó “a crear alianzas con las administraciones públicas para realizar proyectos de cooperación al desarrollo e impulsar los ODS de las Naciones Unidas”.