El ODS 5 está conectado con los principios: 1, 2 y 6 del Pacto Mundial

“Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”

 ¿En qué consiste el ODS 5?

La igualdad entre géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Sin embargo, a pesar de los avances en las últimas décadas, las mujeres y niñas de todo el mundo siguen sin experimentar una igualdad de derechos real.

Las mujeres siguen careciendo de una representación igualitaria en la vida política, económica y pública y continúan siendo objeto de discriminación y violencia. Además, en el ámbito laboral, las mujeres reciben salarios más bajos y tienen más barreras legales y culturales para acceder y ascender en el trabajo.

El Objetivo 5 pretende facilitar a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación y atención médica, en las oportunidades para conseguir un trabajo digno y en la representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas.

Las empresas juegan un rol clave en este sentido, debiendo adoptar a nivel interno políticas y procedimientos para garantizar los mismos derechos y oportunidades laborales a la mujer e invirtiendo a nivel externo en programas de empoderamiento económico de las mujeres y niñas, fomentando así el crecimiento económico y el desarrollo social.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al Objetivo 5?

Todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir al Objetivo 5.

A nivel interno de la empresa:

  • Garantizando que todas las políticas de la empresa incluyan la dimensión de género y que la cultura empresarial fomente la igualdad y la integración.
  • Elaborando un plan formativo en la empresa en materia de género, que incluya temáticas como los derechos humanos y la no discriminación y que llegue a todos los departamentos y puestos de la empresa.
  • Fijando objetivos y resultados a nivel empresarial para la igualdad de género y medir y difundir el progreso.
  • Estableciendo políticas salariales que aseguren una igual retribución por igual trabajo, independientemente del genero del empleado.
  • Implementando en la empresa un sistema de contratación y protección del empleo que integre la dimensión de género y formando al departamento de recursos humanos.
  • Fomentando el nombramiento de mujeres en puestos directivos y de responsabilidad, así como en el seno del consejo de administración.
  • Favoreciendo la conciliación familiar, tanto de mujeres como de hombres y el acceso a guarderías a través de los servicios, la información y los recursos necesarios.
  • Instaurando una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia en el entorno laboral que contemple los abusos verbales y físicos.
  • Respetando la dignidad de las mujeres y niñas en todos los productos y servicios de la empresa, ya sean de marketing u otros.
  • Formando a proveedores en materia de igualdad de género y capacitando a las mujeres de la cadena de suministro para adquirir nuevas habilidades laborales.
  • Integrando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, con especial hincapié en los derechos de la mujer.

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para mejorar las condiciones de las mujeres y niñas: Por ejemplo, una empresa de telecomunicaciones, formando a comunidades locales en materia de género.
  • Creando programas filantrópicos y becas para apoyar el compromiso empresarial con la integración, la igualdad y la defensa de la mujer.
  • Elaborando programas de formación para mujeres en las comunidades locales donde opere la empresa, con el objetivo de empoderarlas y mejorar sus habilidades laborales.
  • Llevando a cabo donaciones a fundaciones y organizaciones cuyo objeto se base en asuntos de género o en la protección de mujeres y niñas.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo con el foco en cuestiones de género.
  • Llevando a cabo alianzas con universidades, escuelas de negocio, ONG y sector público, para realizar proyectos que contribuyan a la igualdad de género.

Experiencias del sector privado

Algunos de nuestros socios, cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen a lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas:

Ricardo Luz y Asociados frente a la reducción de las desigualdades

Grupo Gesor: Adaptación del calendario laboral al calendario escolar

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al ODS 5?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 5 son:

  • Número total y sueldo de nuevos empleados y rotación de empleados por grupo de edad, sexo y región
  • Composición de los órganos directivos, desglosado por categoría de empleado en función del sexo, grupo de edad, pertenencia a minorías y otros indicadores de diversidad
  • Número y tipo de incidentes de violencia de género ocurridos en el lugar de trabajo
  • Porcentaje de empleados que son evaluados regularmente en relación a su desempeño profesional, por sexo y por categoría laboral

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al objetivo 5?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al objetivo 5.

  • Guía de Implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas: La herramienta aporta conocimiento y formación, evalúa la situación actual de la empresa en materia de Derechos Humanos e identifica los principales riesgos e impactos. Además, incluye una identificación de riesgos específicos en relación a los derechos de la mujer.
  • Principios de Empoderamiento de la Mujer:Una iniciativa conjunta del Pacto Mundial de Naciones Unidas y ONU Mujeres que ofrece orientaciones a las empresas sobre cómo empoderar a las mujeres en el lugar de trabajo, los mercados y la comunidad.
  • ONU WOMAN: organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
  • Derechos del niño y principios empresariales: Principios elaborados por Unicef que establecen las acciones empresariales para respetar y promover los derechos de niños y niñas.
  • UN Global Compact Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.

Datos y cifras

  • Alrededor de dos tercios de los países de las regiones en desarrollo han logrado la equidad de género en la educación primaria
  • En 1990, en Asia meridional tan solo había 74 niñas matriculadas en la escuela primaria por cada 100 niños varones. En 2012, las tasas de matriculación eran iguales para niñas y niños
  • En África Subsahariana, Oceanía y Asia Occidental, las niñas aún se enfrentan a obstáculos para ingresar en la escuela primaria y secundaria
  • En el norte de África las mujeres suponen menos del 20% de los empleos remunerados en el sector no agrícola. En el resto del mundo, la proporción de mujeres con empleo remunerado fuera del sector agrícola ha crecido del 35 por ciento en 1990 al 41 por ciento en 2015
  • En 46 países, las mujeres ocupan más del 30% de los escaños en los parlamentos nacionales al menos en una de las cámaras

Metas

  • Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo
  • Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina
  • Reconocer y valorar los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social, así como mediante la promoción de la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país
  • Velar por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública
  • Garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, de conformidad con el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing y los documentos finales de sus conferencias de examen
  • Emprender reformas que otorguen a las mujeres el derecho a los recursos económicos en condiciones de igualdad, así como el acceso a la propiedad y al control de las tierras y otros bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales
  • Mejorar el uso de la tecnología instrumental, en particular la tecnología de la información y las comunicaciones, para promover el empoderamiento de la mujer
  • Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas a todos los niveles