Esta buena práctica sobre conciliación está conectada con el ODS 5, "Trabajo decente y crecimiento económico"

Por un lado, se analizaron las expectativas y necesidades en materia de conciliación de todos los que formamos parte de Grupo Gesor. A través de unos cuestionarios y de entrevistas, se recogieron las opiniones y valoraciones de toda la plantilla acerca de las medidas efr que ya hay implantadas. Ello nos ha permitido concluir una opinión, suficientemente estructurada y segmentada, que contrastar con la actividad que llevamos a cabo.

Por otro lado, para completar nuestro diagnóstico, identificamos las prácticas de conciliación de los considerados para nosotros como principales competidores de referencia, para establecer nuestro posicionamiento en materia de conciliación.

Con toda esta información elaboramos nuestro informe en materia de conciliación, que revisamos anualmente para nuestro seguimiento y cumplimiento de objetivos, logrando, paralelamente:

  • Acercar la gestión de la conciliación a la realidad de cada uno de quienes formamos Grupo Gesor.
  • Personalizar la conciliación laboral-familiar para adaptarla a la persona, conociendo previamente sus necesidades.

Consiguiendo lo que, para nosotros, es un nivel de excelencia máximo en este aspecto y un sentido de co-responsabilidad.

Enmarcada dentro de nuestras políticas de flexibilidad temporal y espacial, en 2015 se implantó una nueva medida:

Posibilidad de flexibilizar y/o reducir jornada anual compatible con calendario escolar, destinado tanto a madres como a padres con niños en edad escolar hasta 14 años.

La posibilidad de adecuar las jornadas/horarios a necesidades personales, ha permitido disponer del tiempo de una manera más eficiente, conjugando las exigencias de nuestra actividad con las obligaciones del puesto y las necesidades familiares de la persona.

La ventaja principal es que esta medida permite una mayor optimización de los tiempos de trabajo, favoreciendo mejores niveles de productividad, sin menoscabo de nuestra relación con nuestros clientes que no han visto afectada nuestra disponibilidad.

Ampliación de las medidas de flexibilización temporal y espacial, respecto de todos los empleados que tengan hijos/as en edad escolar hasta los 14 años de edad, con el objetivo de conseguir que la jornada laboral pueda ser compatible con los horarios y calendarios escolares.

Para ello, se han adoptado:

  • Horarios flexibles de entrada y salida en el centro de trabajo, permitiendo adelantar/retrasar la hora de entrada.
  • Facilitar la posibilidad de diferentes jornadas/horarios/calendarios a cada trabajador/a, que se adapten particularmente al horario/calendario escolar de sus hijos/as.

La medición de resultados y su seguimiento se lleva a cabo a través de los indicadores que forman parte del Sistema Integrado de Gestión de la calidad, medioambiente, conciliación, igualdad y RSE, y que son auditados cada dos años por una entidad externa.

Desde que se puso en marcha esta medida, la productividad no se ha visto afectada y los niveles de absentismo se han visto reducidos. También es una medida que nos permitirá atraer talento y diferenciar del resto.

Para poder implementar esta medida ha sido clave un cambio cultural, en la manera en que se centra la estrategia en la fijación de objetivos y en los resultados obtenidos, jugando un papel muy importante el sentido de “corresponsabilidad” permitiendo mantener un equilibrio entre las responsabilidades laborales y las personales.

Javier Campelo, Socio-Director Grupo Gesor