El ODS12 está conectado con los principios: 1 y 2, 7, 8 y 9 del Pacto Mundial

“Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”

 

¿En qué consiste el Objetivo 12?

Garantizar el bienestar de la población, a través del acceso a agua, energía, alimentos u otros bienes se traduce en un consumo excesivo de los recursos naturales presentes en nuestro planeta. Los modelos actuales de producción y consumo están agotando estos recursos y dañando los ecosistemas a la hora de transformarlos. Se calcula que la población mundial llegará a los 9600 millones para 2050, con esta cifra harían falta casi 3 planetas para contar con los recursos naturales necesarios para mantener los modos de vida actuales.

Es necesario hacer un uso eficiente de los recursos naturales y que estos se redistribuyan de forma más equitativa entre la población, para que todos tengamos acceso a electricidad, a agua potable y a alimentos adecuados y reducir el impacto de la transformación de estos recursos sobre el medioambiente. Para ello es importante cambiar el modelo de producción de las empresas, las pautas de consumo de la población en su conjunto y fomentar ambas cuestiones a través de la administración pública.

El ODS 12 pretende cambiar el modelo actual de producción y consumo para conseguir una gestión eficiente de los recursos naturales, poniendo en marcha procesos para evitar la pérdida de alimentos, un uso ecológico de los productos químicos y disminuir la generación de desechos.

Asimismo, pretende impulsar los estilos de vida sostenibles entre toda la población, conseguir que el sector privado actúe bajo criterios de sostenibilidad e impulsar el cambio de modelo a través de políticas públicas, que eliminen los subsidios a combustibles fósiles y fomenten la contratación pública sostenible.  Además, se pretender fomentar un turismo sostenible, que genere crecimiento económico y proteja la cultura y productos locales.

"El ODS 12 pretende cambiar el modelo actual de producción y consumo para conseguir una gestión eficiente de los recursos naturales"

Las empresas del sector privado juegan un rol clave para lograr estas metas, debiendo incorporar en sus modelos de producción y consumo criterios de sostenibilidad, invirtiendo en innovación para el desarrollo de prácticas y tecnología más sostenible, realizando memorias de sostenibilidad y formando a sus grupos de interés en pautas de consumo responsable.

 

¿Cómo pueden las empresas contribuir al ODS 12?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 12. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector alimentario o las del sector textil. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

A nivel interno de la empresa:

  • Diseñando los productos y servicios de la empresa para que hagan un uso eficiente de la energía y los recursos naturales en todas las etapas a través de la cadena de valor; origen, fabricación, producción, distribución, uso y recogida.
  • Retirando gradualmente del mercado aquellos productos y servicios que impliquen un consumo excesivo de energía y de recursos naturales.
  • Utilizando materiales biodegradables, reciclables o reutilizables en la producción de productos y servicios, para que estos puedan ser reutilizados, transformados o reciclados sin costes ecológicos, disminuyendo la generación de desechos y promoviendo la economía circular.
  • Impulsando el uso de energías renovables en detrimento de energía fósiles en la creación de productos y servicios e implantando sistemas de gestión ambiental para reducir la cantidad de CO2 liberado a la atmosfera.
  • Implantando medidas a nivel interno para optimizar el uso del agua y fomentar la reutilización hídrica en el modelo de producción de la empresa.
  • Minimizando la contaminación atmosférica, hídrica, del suelo y acústica en los procesos de fabricación de productos y servicios e impulsando una producción limpia, a través de elementos libres de sustancias tóxicas.
  • Fomentando el negocio con proveedores locales bajo criterios de sostenibilidad, reduciendo el impacto sobre el medioambiente del transporte de productos y servicios e impulsando una económica local sostenible.
  • Formando a empleados, proveedores y cadena de valor en su conjunto en prácticas y pautas de producción y consumo sostenible.
  • En el caso de las empresas del sector alimentario o aquellas con actividades relacionadas con la alimentación, realizando auditorias para determinar cómo y por qué se desperdician alimentos y optimizar el proceso.
  • Garantizando condiciones laborales dignas a través de toda la cadena de valor, para no poner en riesgo la salud y seguridad de los empleados en la fabricación de productos y servicios.
  • Formando a empleados, cadena de valor y grupos de interés en materia de sostenibilidad, con especial hincapié en la educación ambiental, el consumo responsable y los derechos humanos.
  • Utilizando el ecoetiquetado, proporcionando a clientes y grupos de interés toda la información necesaria sobre el diseño y fabricación de los productos y servicios, impulsando así el consumo responsable.
  • Optimizando los envases de los productos de la empresa, utilizando materiales biodegradables y disminuyendo los desechos y la contaminación que generan.
  • Realizando un informe de progreso o memoria de sostenibilidad, para informar a sus grupos de interés de las contribuciones e implicaciones de la empresa en materia de sostenibilidad y fomentar estas prácticas en su cadena de suministro.

 

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando las actividades de la empresa para fomentar la producción y el consumo sostenible. Por ejemplo, una empresa del sector alimentario, redistribuyendo sus excedentes a personas necesitadas o una empresa del sector turístico, promoviendo la mano de obra, la cultura y los productos locales.
  • Invirtiendo en tecnologías sostenibles, que mejoren los modelos de producción y consumo, favorezcan el uso de energías renovables o disminuyan el desperdicio de alimentos.
  • Participando en workshops y jornadas para difundir buenas prácticas en cuestiones relacionadas con la economía circular, los ecoproductos, los ecoservicios y el ecodiseño.
  • Realizando proyectos para fortalecer la capacidad científica y tecnológica de los países en desarrollo, impulsando en ellos modalidades sostenibles de producción y consumo.
  • Participando en eventos relacionados con el reporting en materia de sostenibilidad, para fomentar la transparencia y la comunicación de las empresas con sus grupos de interés.
  • Creando herramientas que permitan una mejor gestión y control de la cadena de suministro por parte de las empresas, especialmente en relación a las pautas de fabricación de productos y servicios.
  • Llevando a cabo campañas de publicidad y marketing que fomenten el consumo responsable entre la población.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a generar modalidades sostenibles de producción y consumo.

 

 Experiencias del sector privado. 

Algunos de nuestros socios, cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen al consumo sostenible:

Prosalus: De la teoría a la práctica: herramientas para contribuir a los ODS desde tu casa

Famosa: Fabricando juguetes responsables: Famosa y el ODS 12

Sigre y el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 12?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 12 son:

  • Reducciones en el consumo de energía en productos y servicios
  • Tipo y número de sistemas de certificación de sostenibilidad, calificación y etiquetado
  • Porcentaje de materiales utilizados que son materiales reutilizados
  • Grado de reducción de los impactos ambientales en productos y servicios

 

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al ODS 12?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al Objetivo 12.

  • SDG Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Los Diez Principios del Pacto Mundial, en especial los principios 3 , 4 y 6 y la herramienta de elaboración del Informe de Progreso, con la cual reportar sobre esta información.
  • Global Reporting Initiative: Organización internacional independiente que ayuda a las empresas a comunicar su impacto en materia de sostenibilidad: cambio climático, derechos humanos, corrupción y otros.
  • Sustainable Energy for All:Iniciativa de Naciones Unidas que agrupa a líderes de todos los sectores de la sociedad – gobiernos, empresas y sociedad civil – para trabajar juntos en pos de la transformación de los sistemas energéticos actuales.
  • Caring for Climate: Iniciativa del Pacto Mundial de Naciones Unidas para el Liderazgo Empresarial sobre Cambio Climático.
  • Gestión del Ecodiseño ISO 14006: Certificado de Ecodiseño de AENOR demuestra que la organización ha adoptado un sistema de gestión para identificar, controlar y mejorar de manera continua los aspectos ambientales de sus productos y/o servicios
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.

 

 

Datos y cifras del ODS 12

  • Se calcula que cada año alrededor de una tercera parte de los alimentos producidos –el equivalente a 1300 millones de toneladas valoradas en un billón de dólares aproximadamente– acaba pudriéndose en los cubos de la basura de los consumidores y los minoristas, o bien se estropea debido al transporte y los métodos de recolección deficientes
  • Si la población mundial empezara a utilizar bombillas de bajo consumo, se ahorrarían 120.000 millones de dólares anuales a nivel mundial
  • Si la población mundial llega a los 9600 millones para 2050, harían falta casi 3 planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los modos de vida actuales

Agua

  • Menos del 3% del agua del planeta es dulce (potable), de la cual el 2,5% está congelada en la Antártida, el Ártico y los glaciares. Por lo tanto, la humanidad cuenta solo con el 0,5% para satisfacer todas las necesidades de agua dulce de los ecosistemas y del hombre
  • El ser humano está contaminando el agua a un ritmo más rápido del que precisa la naturaleza para reciclarla y purificarla en los ríos y los lagos
  • Más de 1.000 millones de personas todavía no tienen acceso a agua dulce
  • El uso excesivo de agua contribuye al estrés mundial por déficit hídrico
  • El agua se obtiene gratuitamente de la naturaleza, pero la infraestructura necesaria para suministrarla es costosa

Energía

  • A pesar de los avances tecnológicos que han promovido mejoras en materia de eficiencia energética, el uso de energía en los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) seguirá creciendo otro 35% de aquí a 2020. El uso de energía comercial y residencial es el segundo sector de consumo energético mundial que más rápido está creciendo, después del transporte
  • En 2002, la cantidad de vehículos automotores en los países de la OCDE era de 550 millones de vehículos (el 75% de los cuales eran automóviles para uso personal). Se prevé un aumento del 32% en la propiedad de vehículos de aquí a 2020. Al mismo tiempo, se espera que el kilometraje de los vehículos automotores aumente en un 40% y que el transporte aéreo global se triplique en el mismo período
  • Los hogares consumen el 29% de la energía mundial y, en consecuencia, contribuyen al 21% de las emisiones de CO2 resultantes
  • En 2013, una quinta parte del consumo final de energía en el mundo procedió de las fuentes de energía renovables

Alimentos

  • Si bien el principal impacto ambiental de los alimentos se debe a la fase de producción (agricultura, elaboración de alimentos), los hogares influyen en ese impacto a través de sus opciones y hábitos alimentarios, con sus consiguientes efectos en el medio ambiente debido al consumo de energía y la generación de desechos relacionados con los alimentos
  • Mientras que cada año se desperdician 3.000 millones de toneladas de alimentos, casi 1.000 millones de personas están subalimentadas y otros 1.000 millones padecen hambre
  • El consumo excesivo de alimentos es perjudicial para la salud y el medio ambiente
  • A nivel mundial, 2.000 millones de personas sufren sobrepeso u obesidad
  • La degradación de la tierra, la disminución de la fertilidad de los suelos, el uso insostenible del agua, la sobrepesca y la degradación del medio marino están disminuyendo la capacidad de la base de recursos naturales para suministrar alimentos
  • El sector de la alimentación representa alrededor del 30% del consumo total de energía del mundo y cerca del 22% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero

 

Metas del ODS 12

  • Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo
  • Para 2030, lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales
  • Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per capita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas
  • Para 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir de manera significativa su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente
  • Para 2030, disminuir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización
  • Alentar a las empresas, en especial las grandes empresas y las empresas transnacionales, a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes
  • Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales
  • Para 2030, velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza
  • Apoyar a los países en desarrollo en el fortalecimiento de su capacidad científica y tecnológica a fin de avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles
  • Elaborar y aplicar instrumentos que permitan seguir de cerca los efectos en el desarrollo sostenible con miras a lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales
  • Racionalizar los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles que alientan el consumo antieconómico mediante la eliminación de las distorsiones del mercado, de acuerdo con las circunstancias nacionales, incluso mediante la reestructuración de los sistemas tributarios y la eliminación gradual de los subsidios perjudiciales, cuando existan, para que se ponga de manifiesto su impacto ambiental, teniendo plenamente en cuenta las necesidades y condiciones particulares de los países en desarrollo y reduciendo al mínimo los posibles efectos adversos en su desarrollo, de manera que se proteja a los pobres y las comunidades afectadas