El ODS11 está conectado con los Principios: 1 y 2, 6, 7, 8 y 9 del Pacto Mundial

“Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”

¿En qué consiste el Objetivo 11?

Hoy en día, 3500 millones de personas, más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas y en 2050, esa cifra aumentará a 6.500 millones de personas, alcanzando a dos tercios de la humanidad. La expansión de las ciudades ha permitido un rápido progreso social y económico, no obstante, también trae consigo problemas incipientes, tales como la adecuada gestión de los recursos naturales o la contaminación, la falta de fondos para prestar servicios básicos y viviendas adecuadas y el aumento de los barrios marginales y la pobreza dentro de las urbes. Actualmente 828 millones de personas vive en barrios marginales.

"Las empresas tienen un rol clave para lograr estas metas, introduciendo criterios de movilidad sostenible"

Por otro lado, el resto de la población vive en asentamientos humanos de menor tamaño, especialmente en países en desarrollo. Estos asentamientos enfrentan problemas similares a los de las ciudades, y otros adicionales, como la mayor posibilidad de verse afectados por desastres naturales y por actividades que dañen su patrimonio cultural y natural.

El ODS 11 pretende conseguir ciudades y comunidades sostenibles, a través del acceso de toda la población a viviendas, servicios básicos y medios de transporte adecuados, asequibles y seguros, especialmente para las personas en situación de vulnerabilidad y fomentando en las ciudades la reducción del impacto medioambiental, las zonas verdes y espacios públicos seguros e inclusivos, un urbanismo sostenible y una mejora de las condiciones en los barrios marginales. Además, se pretenden conseguir la preservación del patrimonio cultural y natural del mundo, hacer frente a los impactos de los desastres naturales en los asentamientos humanos y fortalecer el vínculo entre las zonas urbanas y rurales para generar desarrollo que beneficie a ambas.

Las empresas tienen un rol clave para lograr estas metas, introduciendo criterios de movilidad sostenible a nivel interno, fomentando las infraestructuras y procesos sostenibles, preservando el patrimonio cultural y natural e impactando positivamente en las ciudades y asentamientos humanos en los que opera e invirtiendo en la protección de las personas potencialmente afectadas por desastres naturales.

 

¿Cómo pueden las empresas contribuir al Objetivo 11?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 11. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector de la construcción o las del sector de las TIC. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

A nivel interno de la empresa:

  • Proporcionando condiciones laborales y sueldos dignos a los empleados y proveedores, para asegurar que estas personas puedan acceder a una vivienda y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles.
  • Integrando y respetando a las ciudades y asentamientos humanos donde opera la empresa: utilizando mano de obra y proveedores locales, formando a los empleados en materia de diversidad cultural, preservando la cultura local e invirtiendo parte de las ganancias en impulsar el desarrollo de las urbes.
  • Promoviendo el uso de transporte público y el desplazamiento a pie o bicicleta entre empleados, clientes y proveedores.
  • Contratando y formando a personas de grupos desfavorables o residentes en barrios marginales.
  • Utilizando vehículos de empresa que utilicen criterios de eficiencia energética, energías limpias y sean accesibles para todas las personas.
  • Introduciendo en sus oficinas e instalaciones, zonas verdes y espacios comunes para todos los empleados y adaptándolas para que sean accesibles para las personas con discapacidad.
  • Determinados sectores, como el de las TIC, el de la construcción o las empresas de servicios urbanos, cambiando su estrategia de negocio e invirtiendo en tecnología, productos y servicios enfocados a la implantación de modelos inteligentes de ciudades e infraestructuras, transporte y servicios públicos sostenibles.
  • Adaptando horarios flexibles para los trabajadores y fomentando el trabajo desde casa para reducir la contaminación en las ciudades.
  • Transformando las oficinas, edificios e instalaciones de la empresa en verdes y resilientes, mejorando la seguridad y la eficiencia energética, limitando el uso de papel y agua y reciclando materiales.
  • Reduciendo el consumo energético y de agua, para que la población de las ciudades tenga más recursos a su disposición.
  • Llevando a cabo una gestión adecuada de las aguas residuales y residuos en la empresa, concienciando a los empleados entorno a estas cuestiones y poniendo en marcha los procesos necesarios.

 

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando las actividades de la empresa para impactar positivamente en las ciudades y asentamientos humanos. Por ejemplo, una empresa del sector de transportes, desarrollando servicios que puedan ser utilizados por personas de bajos ingresos y personas con discapacidad o una empresa del sector financiero facilitando créditos en condiciones ventajosas a personas residentes en barrios marginales.
  • Creando becas y programas especiales para personas residentes en barrios marginales o afectadas por desastres naturales, potenciando la movilidad social.
  • No impactando directa o indirectamente a través de las actividades y operaciones de la empresa, en zonas declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO o espacios naturales protegidos.
  • Creando una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, para evitar impactar sobre los derechos humanos de las personas residentes en las ciudades y asentamientos humanos y proteger su patrimonio cultural y natural.
  • Invirtiendo en innovación, tecnología e I+D para contribuir al desarrollo de ciudades sostenibles e inteligentes, que permitan mejorar el bienestar de la población.
  • Invirtiendo en proyectos que mejoren la resiliencia de las infraestructuras de las ciudades y asentamientos humanos frente a desastres naturales.
  • Apoyando eventos y workshops en materia de ciudades sostenibles y resilientes, para fomentar un desarrollo económico sostenible, una alta calidad de vida y una gestión razonada de los recursos naturales en las ciudades.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo y de ayuda humanitaria enfocados a proporcionar viviendas y servicios básicos en asentamientos humanos y a proteger a las personas que han sufrido desastres naturales.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, ayuntamientos y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a mejorar la sostenibilidad de las ciudades y asentamientos humanos.

 Experiencias del sector privado. 

Algunos de nuestros socios, cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen a que las ciudades sean más sostenibles e inclusivas:

Vodafone: “Ciudad Conectada”: Contribución de las TIC a la creación de Ciudades Sostenibles

El compromiso de ENDESA con el ODS 11: Vida sostenible en ciudades

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 11?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 11 son:

  • Iniciativas tomadas para fomentar el uso de medios de transporte sostenibles
  • Desarrolloe impacto de las inversiones en infraestructuras y servicios
  • Medidas de contingencia y programas enfocados a desastres y emergencias, planes de formación y de restauración.
  • Número y porcentaje de personas que han cambiado de residencia en zonas afectadas por ruidos, consecuencia de la empresa.

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al ODS 11?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al objetivo 11.

  • Guía de Implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas: La herramienta aporta conocimiento y formación, evalúa tu situación actual en materia de derechos humanos e identifica tus principales riesgos e impactos. Además, incluye una identificación de riesgos específicos en relación con los derechos de las comunidades.
  • Global Compact Cities Programme: Iniciativa impulsada por el Pacto Mundial de Naciones Unidas, cuyo propósito es trabajar con ciudades y avanzar en la equidad social, sostenibilidad ambiental y buen gobierno en el entorno urbano.
  • SDG Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Los Diez Principios del Pacto Mundial, en especial los principios 3, 4 y 6 y la herramienta de elaboración del Informe de Progreso, con la cual reportar sobre esta información.
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.

Datos y cifras del ODS 11

  • La mitad de la humanidad, 3500 millones de personas, vive hoy día en las ciudades
  • Para 2030, casi 60% de la población mundial vivirán en zonas urbanas
  • Un 95% de la expansión urbana en los próximos decenios se producirá en el mundo en desarrollo
  • 828 millones de personas viven en barrios marginales y el número sigue aumentando
  • Las ciudades ocupan apenas el 3% del planeta, pero representan entre el 60 y 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono
  • La rápida urbanización está ejerciendo presión sobre el abastecimiento de agua dulce, las aguas residuales, los medios de vida y la salud pública
  • La densidad relativamente alta de las ciudades puede lograr un aumento de la eficiencia y la innovación tecnológica y al mismo tiempo reducir el consumo de recursos y de energía

 

Metas del ODS 11

  • Para 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales
  • Para 2030, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación vulnerable, las mujeres, los niños, las personas con discapacidad y las personas de edad
  • Para 2030, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para una planificación y gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países
  • Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo
  • Para 2030, reducir de forma significativa el número de muertes y de personas afectadas por los desastres, incluidos los relacionados con el agua, y reducir sustancialmente las pérdidas económicas directas vinculadas al producto interno bruto mundial causadas por los desastres, haciendo especial hincapié en la protección de los pobres y las personas en situaciones vulnerables
  • Para 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo
  • Para 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad
  • Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales mediante el fortalecimiento de la planificación del desarrollo nacional y regional
  • Para 2020, aumentar sustancialmente el número de ciudades y asentamientos humanos que adoptan y ponen en marcha políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él y la resiliencia ante los desastres, y desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles
  • Proporcionar apoyo a los países menos adelantados, incluso mediante la asistencia financiera y técnica, para que puedan construir edificios sostenibles y resilientes utilizando materiales locales