¿En qué consiste el ODS 14?

Los océanos y mares son esenciales para el planeta y el bienestar de la población. Estos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la tierra, regulando el clima, produciendo oxígeno y proporcionándonos recursos naturales y alimentos, además de emplear a más de 200 millones de personas. Asimismo, los océanos son fundamentales para contrarrestar los efectos del cambio climático, ya que un 30% del dióxido de carbono generado por las actividades humanas es absorbido por ellos.

Sin embargo, la capacidad de los océanos y mares para soportar la actividad humana es limitada. La contaminación y destrucción del hábitat y recursos marinos, las modalidades insostenibles de pesca y la acidificación de los océanos dañan estos ecosistemas, perjudicando a millones de personas. El cambio climático amenaza además de forma particular a los océanos, provocando desastres climáticos de mayor impacto y modificaciones en la biosfera marina. Es fundamental fomentar la gestión eficiente de los ecosistemas marinos para asegurar la sostenibilidad del planeta.

El ODS 14 pretende proteger los ecosistemas marinos y costeros, reduciendo la contaminación marina y la acidificación de los océanos, poner fin a prácticas insostenibles de pesca, promover la investigación científica en materia de tecnología marina, fomentar el crecimiento de los estados insulares en desarrollo y pescadores artesanales e impulsar y reforzar el derecho internacional relativo a océanos y mares.

Las empresas juegan un rol clave en este sentido, a través de la reducción de la contaminación sobre océanos y mares en sus actividades, impactando positivamente sobre los países insulares en desarrollo, promoviendo prácticas de pesca sostenibles y ajustando sus actuaciones al derecho internacional.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al Objetivo 14?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 14. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector turístico o las del sector de la construcción. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

A nivel interno de la empresa:

  • Evitando contaminar los océanos y mares a través de las actividades de la empresa, tanto directas, como a través de su cadena de suministro.
  • Respetando los ecosistemas marinos y costeros y la biodiversidad marina en los entornos en los que se ubican las instalaciones y fábricas de la empresa.
  • Reduciendo el uso de sustancias tóxicas, plásticos y materiales no biodegradables en el ciclo de los productos y servicios de la empresa, evitando que éstas alcancen los ecosistemas marinos y costeros.
  • En el caso de las empresas de construcción y turísticas, promoviendo una urbanización sostenible del litoral y la costa, que preserve el paisaje y los ecosistemas.
  • En el caso de las empresas del sector alimentario y pesquero, promoviendo modalidades de pesca sostenibles, que faciliten el acceso a alimentos sanos a más personas y reduzcan su impacto sobre el hábitat marino.
  • Concienciando a empleados y cadena de suministro de la importancia de proteger los ecosistemas marinos y costeros.
  • Desarrollando estrategias de alerta y reparación para identificar, contener y remediar accidentes y daños marinos en las operaciones de la empresa.
  • Realizando una política de biodiversidad, en aquellas empresas cuyas operaciones impacten sobre el mar.
  • Actuando bajo criterios de sostenibilidad en zonas insulares en desarrollo, potenciando su crecimiento económico a través de prácticas responsables con los océanos y mares.
  • Ajustando las actuaciones de la empresa a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para promover la gestión sostenible de océanos y mares, por ejemplo, una empresa del sector tecnológico, invirtiendo en tecnología que proteja la biodiversidad marina o una empresa del sector energético invirtiendo en energía oceánica en lugar de fósil, para reducir la contaminación marina y combatir el cambio climático.
  • Invirtiendo en tecnologías marinas sostenibles, que reduzcan la contaminación y mejoren la salud de los océanos.
  • Concienciando sobre la importancia de la conservación de océanos y mares a través de campañas de marketing y publicidad.
  • Compartiendo buenas prácticas relacionadas con la gestión sostenible de océanos y mares en las actividades de la empresa.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo en estados insulares, para promover su crecimiento económico a través de la gestión sostenible de la pesca, la acuicultura y el turismo.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la mejora de los ecosistemas marinos y costeros.

 Experiencias del sector privado

Algunos de nuestros socios, cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen a conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible:

Alcampo: “Debemos reflexionar profundamente sobre nuestra manera de relacionarnos con el Planeta en el que vivimos”

Anfaco: Proyecto LIFE INDUFOOD, contribución de ANFACO-CECOPESCA al Objetivo de Desarrollo Sostenible 14

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 14?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 14 son:

  • Descarga total de aguas y destino
  • Total de gastos e inversiones ambientales por tipo
  • Hábitats protegidos o restaurados
  • Número y estado de protección y valor de biodiversidad de recursos hídricos y hábitats afectados por vertidos de agua de la organización.

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al ODS 14?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al Objetivo 14.

  • CEO Water Mandate:Iniciativa del Pacto Mundial de Naciones Unidas orientada al desarrollo, implementación y divulgación de políticas y prácticas de sostenibilidad del agua.
  • SDG Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:
  • Business Call to Action: Iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.
  • World Ocean Council: Alianza internacional empresarial para trabajar la responsabilidad de las empresas en relación a océanos y mares.

 

Datos y cifras del ODS 14

  • Los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen 97% del agua de la Tierra y representan el 99% del espacio vital del planeta por volumen
  • Más de tres mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida
  • A nivel mundial, el valor de mercado de los recursos marinos y costeros y las industrias correspondientes se calcula en tres mil billones anuales o cerca del 5% del PIB mundial
  • Los océanos contienen cerca de 200.000 especies identificadas, pero las cifras reales pueden ser del orden de millones
  • Los océanos absorben aproximadamente el 30% del dióxido de carbono producido por los seres humanos, reduciendo así el impacto del calentamiento global
  • Los océanos constituyen la mayor fuente de proteínas del mundo, ya que más de 2600 millones de personas dependen de los océanos como fuente primaria de proteína
  • La pesca marina directa o indirectamente emplea a más de 200 millones de personas
  • Los subsidios para la pesca contribuyen a la rápida desaparición de muchas especies de peces y minan los esfuerzos por salvar la pesca mundial, y por este motivo la industria deja de ingresar unos 50.000 millones anuales
  • Se considera que hasta un 40% de los océanos del mundo se ven sumamente afectados por las actividades humanas, lo que incluye la contaminación, el agotamiento de los recursos pesqueros, la pérdida de hábitats costeros

 

Metas del ODS 14

  • Para 2025, prevenir y reducir de manera significativa la contaminación marina de todo tipo, en particular la contaminación producida por actividades realizadas en tierra firme, incluidos los detritos marinos y la contaminación por nutrientes
  • Para 2020, gestionar y proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros con miras a evitar efectos nocivos importantes, incluso mediante el fortalecimiento de su resiliencia, y adoptar medidas para restaurarlos con objeto de restablecer la salud y la productividad de los océanos
  • Reducir al mínimo los efectos de la acidificación de los océanos y hacerles frente, incluso mediante la intensificación de la cooperación científica a todos los niveles
  • Para 2020, reglamentar eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, la pesca ilegal, la pesca no declarada y no reglamentada y las prácticas de pesca destructivas, y aplicar planes de gestión con fundamento científico a fin de restablecer las poblaciones de peces en el plazo más breve posible, por lo menos a niveles que puedan producir el máximo rendimiento sostenible de acuerdo con sus características biológicas
  • Para 2020, conservar por lo menos el 10% de las zonas costeras y marinas, de conformidad con las leyes nacionales y el derecho internacional y sobre la base de la mejor información científica disponible
  • Para 2020, prohibir ciertas formas de subvenciones a la pesca que contribuyen a la capacidad de pesca excesiva y la sobreexplotación pesquera, eliminar las subvenciones que contribuyen a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y abstenerse de introducir nuevas subvenciones de esa índole, reconociendo que la negociación sobre las subvenciones a la pesca en el marco de la Organización Mundial del Comercio debe incluir un trato especial y diferenciado, apropiado y efectivo para los países en desarrollo y los países menos adelantados
  • Para 2030, aumentar los beneficios económicos que los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados reciben del uso sostenible de los recursos marinos, en particular mediante la gestión sostenible de la pesca, la acuicultura y el turismo
  • Aumentar los conocimientos científicos, desarrollar la capacidad de investigación y transferir la tecnología marina, teniendo en cuenta los criterios y directrices para la transferencia de tecnología marina de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental, a fin de mejorar la salud de los océanos y potenciar la contribución de la biodiversidad marina al desarrollo de los países en desarrollo, en particular los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados
  • Facilitar el acceso de los pescadores artesanales en pequeña escala a los recursos marinos y los mercados
  • Mejorar la conservación y el uso sostenible de los océanos y sus recursos aplicando el derecho internacional reflejado en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que proporciona el marco jurídico para la conservación y la utilización sostenible de los océanos y sus recursos, como se recuerda en el párrafo 158 del documento «El futuro que queremos»