Tradicionalmente, la Diversidad Corporativa se concibió como la respuesta que daban las empresas a la exclusión social o discriminación, a la que estaban expuestas minorías y colectivos infrarrepresentados en el mundo laboral. Esta ha sido la metodología que han utilizado muchas empresas para la reducción de desigualdades en la sociedad. No obstante, estas estrategias no se dirigen a todas las personas en igualdad de condiciones, sino a aquellos “colectivos” considerados prioritarios por la empresa, y que respondían a una normativa concreta.

A día de hoy, los prejuicios, estereotipos, indiferencia, desconocimiento o la propia discriminación, siguen siendo barreras sociales que impiden la inclusión laboral de personas en situación de exclusión. Para ello, #DiversidadsinEtiquetas es una visión y modelo de trabajo de la Fundación Adecco sobre el cual construimos las políticas y estrategias de diversidad e inclusión en las empresas, y que ya se está implantando en compañías como Alstom España. Este modelo no cataloga a las personas por etiquetas ni colectivos y olvida cualquier dato sociodemográfico que no revela nada sobre el potencial de las personas.

Fundación Adecco ha realizado un cambio de paradigma del concepto de Diversidad Corporativa: pasamos a un modelo de trabajo inclusivo que se centra en 1) el empoderamiento de las personas mediante educación, formación y orientación y 2) en el talento como principal riqueza para la empresa.

Es una apuesta por un modelo sostenible que pone el foco en las personas pero con una aportación clara a las empresas. Este modelo da respuesta a una visión global que se aplica a toda la estrategia empresarial, se integra en la identidad de la compañía y en el negocio, extendiéndose todos los grupos de interés de la empresa. Este modelo parte del compromiso de la alta dirección, proporcionando a las empresas modelos más competitivos, prepara a los equipos para hacer frente al cambio, proporciona nuevas y diferentes visiones que favorecen la innovación, I+D, y finalmente, mediante el complemento indispensable de la inclusión, incrementa el compromiso social de la empresa.

El modelo #DiversidadSinEtiquetas de la Fundación Adecco trabaja por la igualdad de oportunidades desde la equidad. La equidad nos permite ofrecer a cada persona los recursos necesarios y adecuados para desarrollarse personal y profesionalmente en el entorno laboral sin barreras corporativas. La equidad entra a formar parte de una fórmula optimizada que tiende a la excelencia empresarial y la responsabilidad corporativa.

Una pieza clave en la implementación de planes estratégicos de Diversidad e Inclusión es el desarrollo del Liderazgo Inclusivo. Su misión es hacer sentir a cada persona dentro de la organización como única y exclusiva, a la vez que estimula su talento, aprovecha al máximo las competencias profesionales de los miembros de su equipo, aumenta el sentido de pertenencia, la participación de todos y la cohesión del grupo.

Alejándonos de modelos que segmentan por etiquetas, como género, edad, origen o discapacidad, hemos conseguido una verdadera igualdad de oportunidades en el mercado laboral, y de esta manera contribuimos al objetivo número 10 de los ODS: la Reducción de las Desigualdades.

Francisco Mesonero. Director General Fundación Adecco & Director RSE Adecco Iberia y Latam