El proyecto “El Bosque de Red Eléctrica” está enmarcado en los planes de acción derivados de las dos principales estrategias ambientales de la compañía, la estrategia de Cambio climático y la de Biodiversidad.

Tiene dos objetivos fundamentales, por un lado tratamos de contribuir a la protección del medio natural mediante la recuperación de espacios naturales degradados y por otro queremos apoyar la lucha contra el cambio climático gracias a la plantación de arbolado, para compensar parte de las emisiones de la compañía, siendo nuestro compromiso el de alcanzar al menos un 20% de nuestras emisiones directas anuales.

Desde su inicio en 2009, cada año ayudamos a crear al menos un bosque en una zona diferente de la geografía española, en terrenos de propiedad pública y siempre trabajando en colaboración con la administración encargada de la gestión del territorio.

Las restauraciones se llevan a cabo dando prioridad a aquellos proyectos en zonas que cuenten con alguna fórmula de protección ambiental, principalmente en áreas incluidas en la Red Natura 2000. Además de las reforestaciones con distintas especies propias de cada zona, se desarrollan otras actuaciones dirigidas a la conservación de la biodiversidad y a la lucha contra la pérdida de suelo y la desertización, entre las que destacan los trabajos forestales para la prevención de incendios o la sustitución de especies foráneas por autóctonas.

Cabe destacar la variedad de los bosques que ya forman parte del proyecto (pinar y bosque mediterráneo, robledales, alcornocales, dehesas,  laurisilva etc.), que en muchos casos son hábitats de importantes especies de la fauna española, algunas de ellas amenazadas.

Además, en Red Eléctrica creemos que la educación y sensibilización de la población es fundamental para la conservación de nuestra biodiversidad, la protección del medio natural y  la lucha contra el cambio climático. Por este motivo este aspecto adquiere una dimensión muy relevante dentro del proyecto y se despliegan distintas actividades de formación y sensibilización ambiental encaminadas a implicar a la población local y a los empleados de la compañía: colaboración con escuelas de capataces forestales, talleres en colegios, plantaciones por voluntarios o señalización y creación de sendas para caminar.

Finalmente,  con esta iniciativa también se pretende apoyar el desarrollo de las economías  en el ámbito rural mediante la contratación de los trabajos a empresas o colectivos de la zona.

Con una inversión de 1.623.954 millones de Euros hasta ahora, hemos conseguido restaurar un total de 720 Ha degradadas por el fuego o por sobreexplotación repartidas en 10 bosques en distintos lugares de España (Badajoz, Cádiz, Teruel, Valencia, Murcia, Albacete, Vizcaya, Mallorca y Zamora) y nos encontramos ya trabajando en dos bosque más (58 ha en Galicia y en las Islas Canarias). En total hemos plantado 578.452 árboles y arbustos de más de 25 especies distintas, que se estima que a lo largo de toda su vida fijarán unas 165.575 toneladas de CO2 equivalente.