El ODS 15 está conectado con los Principios: 7, 8 y 9 del Pacto Mundial

“Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica”

¿En qué consiste el Objetivo 15?

Los ecosistemas terrestres, tales como los bosques o las montañas son fuente principal de alimentos, proporcionan aire y agua limpios y constituyen el hábitat de millones de especies animales y vegetales. Estos ecosistemas y las especies que habitan en ellos están siendo amenazados por las consecuencias de las actividades humanas y el cambio climático. Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosques y el 22% de las especies conocidas de animales está en peligro de extinción.

Por otro lado, la degradación del suelo continua en ascenso, dificultando la actividad agrícola necesaria para producir suficientes bienes y servicios para toda la población, especialmente en zonas desfavorecidas. El 50% del suelo agrícola a nivel mundial está degradado y anualmente 12 millones de hectáreas de tierra dejan de ser cultivables.

Se requieren soluciones a largo plazo para combatir la desertificación y la deforestación y preservar los hábitats terrestres, cuestiones clave para garantizar el suministro de alimentos y agua a la población, combatir la contaminación atmosférica y evitar crisis ambientales que produzcan desplazamientos de población e inestabilidad política en multitud de países.

El Objetivo 15 pretende impulsar un uso sostenible de los ecosistemas terrestres, principalmente a través de la lucha contra la deforestación y la degradación del suelo, adoptar medidas para conservar la diversidad biologica, protegiendo las especies animales y vegetales amenazadas y combatir la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas.

"Se requieren soluciones a largo plazo para combatir la desertificación y la deforestación y preservar los hábitats terrestres"

El sector privado juega un papel protagonista para alcanzar este objetivo, no impactando sobre ecosistemas y hábitats terrestres en las operaciones de la empresa, respetando la normativa medioambiental de los países en los que opera e integrando la conservación de la diversidad biológica en su estrategia de negocio.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al Objetivo 15?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 15. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector energético o las del sector textil. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

A nivel interno de la empresa:

  • Respetando la legislación medioambiental de los países en los que opere y cumpliendo con la normativa internacional de comportamiento ambiental, cuando ésta sea más ambiciosa.
  • Implementando sistemas de gestión ambiental que prevengan y minimicen el impacto de las actividades de la empresa sobre los ecosistemas terrestres y la biodiversidad.
  • Integrando la conservación de la diversidad biológica en la estrategia de la empresa, e incluir la dimensión en sus actividades, operaciones y proyectos.
  • Llevando a cabo una gestión sostenible de los recursos naturales (aire, madera, suelos, agua, etc.) en la empresa y a través de la cadena de suministro, para reducir la fragmentación de los ecosistemas terrestres.
  • Previniendo y restaurando la degradación de la tierra y la deforestación, consecuencia de las actividades de la empresa.
  • Evitando la compra de materiales que representen un riesgo para las especies animales o vegetales en peligro de extinción.
  • Adquiriendo productos forestales con un alto contenido de material reciclado y/o residuos post‐consumo o alternativos a estos, para evitar el uso de productos procedentes de bosques primarios o en peligro de extinción y hábitats de especies en peligro de extinción.
  • No impactando sobre terrenos que estén dentro o sean adyacentes a áreas protegidas o de alta biodiversidad.
  • Fomentando la investigación, la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías y procesos que contribuyan a combatir la deforestación, la desertificación y fomenten la preservación de los hábitats terrestres.
  • Formando a empleados y cadena de suministro en prácticas responsables con los ecosistemas terrestres y en materia de biodiversidad.
  • Informando de las actuaciones de la empresa en materia de biodiversidad y de las acciones de investigación, conservación, educación y sensibilización, a través de un informe especifico o de la memoria de sostenibilidad.

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones a la deforestación, a la desertificación y a la diversidad biológica, por ejemplo, una empresa del sector tecnológico, creando bases de datos de especies en peligro de extinción, para ayudar a la conservación y repoblación de flora y fauna de hábitats terrestres o una empresa del sector agrario, creando productos que mejoren la restauración de la tierra degradada.
  • Invirtiendo en I+D+i para encontrar nuevas soluciones a la preservación de los ecosistemas terrestres.
  • Participando en proyectos de conservación y restauración de la biodiversidad en las áreas donde opere la empresa.
  • Participando en proyectos de investigación, conservación, educación y sensibilización en materia de deforestación y desertificación.
  • Difundiendo buenas prácticas en workshops, jornadas y eventos en materia de conservación y prevención de los ecosistemas terrestres.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo destinados a mitigar los efectos sobre la población de la deforestación, la degradación del suelo y la destrucción de la biodiversidad.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que ayuden a preservar los bosques, las tierras y las especies en peligro de extinción.

 Experiencias del sector privado

Algunos de nuestros socios, cuentan en primera persona casos de éxito con los que promueven el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchan contra la desertificación, detienen e inverten la degradación de las tierras y frenan la pérdida de la diversidad biológica:

OHL, un grupo concesionario y constructor comprometido con la reducción de consumos energéticos y de emisiones de efecto invernadero

Proyecto: El Bosque de Red Eléctrica

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 15?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 15 son:

  • Cantidad de tierra (propia, alquilada o gestionada por actividades de producción o extracción) degradada o rehabilitada.
  • Número de hábitats protegidos o restaurados.
  • Número total de especies en listados nacionales y en la lista roja de especies amenazadas de la IUCN en áreas afectadas por las operaciones de la empresa según el grado de amenaza de la especie.
  • Número y porcentaje de áreas en las que el riesgo hacía la biodiversidad ha sido evaluado y monitoreado.

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al ODS 15?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al objetivo 15.

  • PNUMA: El Programa de Naciones Unidas para el Medio ambiente actúa como catalizador, defensor, educador y facilitador para promover el uso sensato y el desarrollo sostenible del medio ambiente global.
  • Convenio sobre la diversidad biológica: El Convenio sobre la Diversidad Biológica, firmado por 150 gobiernos líderes en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992, se dedica a la promoción del desarrollo sostenible
  • Convenio para combatir la desertificación: El convenio firmado por 195 países, sirve de marco para mejorar las condiciones de vida de las personas en zonas áridas, mantener y restaurar la tierra y la productividad del suelo, y mitigar los efectos de las sequías.
  • SDG Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.

 

Datos y cifras del ODS 15

Los bosques

  • Los bosques son el medio de vida de alrededor de 1600 millones de personas, incluidas más de 2000 culturas indígenas
  • En los bosques habita más del 80% de las especies terrestres de animales, plantas e insectos

La desertificación

  • De la agricultura dependen directamente 2600 millones de personas, pero el 52% de la tierra empleada para la agricultura se ha visto moderada o gravemente afectada por la degradación del suelo
  • La degradación de la tierra afecta a 1500 millones de personas en todo el mundo
  • Se calcula que la pérdida de tierra cultivable ha ascendido a entre 30 y 35 veces la tasa histórica
  • Cada año se pierden 12 millones de hectáreas (23 hectáreas por minuto) como consecuencia de la sequía y la desertificación, en las que podrían cultivarse 20 millones de toneladas de cereales
  • El 74% de los pobres se ven directamente afectados por la degradación de la tierra a nivel mundial

La diversidad biológica

  • De las 8300 razas animales que se conocen, el 8% está compuesto por especies extinguidas y el 22% por especies en peligro de extinción
  • De las más de 80 000 especies forestales, menos del 1% se han estudiado para su posible uso
  • El pescado proporciona el 20% de las proteínas de origen animal a 3000 millones de personas aproximadamente. Tan solo 10 especies representan en torno al 30% de la pesca de captura marina y 10 especies constituyen alrededor del 50% de la producción acuícola
  • Más del 80% de la alimentación humana se compone de plantas. Solo 5 cultivos de cereales proporcionan el 60% de la ingestión de energía
  • Los microorganismos y los invertebrados son fundamentales para los servicios de los ecosistemas, pero aún no se sabe exactamente cuáles son ni se reconocen sus contribuciones

 

Metas del ODS 15

  • Para 2020, velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas y las zonas áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales
  • Para 2020, promover la gestión sostenible de todos los tipos de bosques, poner fin a la deforestación, recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación a nivel mundial
  • Para 2030, luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos degradados, incluidas las tierras afectadas por la desertificación, la sequía y las inundaciones, y procurar lograr un mundo con una degradación neutra del suelo
  • Para 2030, velar por la conservación de los ecosistemas montañosos, incluida su diversidad biológica, a fin de mejorar su capacidad de proporcionar beneficios esenciales para el desarrollo sostenible
  • Adoptar medidas urgentes y significativas para reducir la degradación de los hábitats naturales, detener la pérdida de la diversidad biológica y, para 2020, proteger las especies amenazadas y evitar su extinción
  • Promover la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y promover el acceso adecuado a esos recursos, como se ha convenido internacionalmente
  • Adoptar medidas urgentes para poner fin a la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas de flora y fauna y abordar la demanda y la oferta ilegales de productos silvestres
  • Para 2020, adoptar medidas para prevenir la introducción de especies exóticas invasoras y reducir de forma significativa sus efectos en los ecosistemas terrestres y acuáticos y controlar o erradicar las especies prioritarias
  • Para 2020, integrar los valores de los ecosistemas y la diversidad biológica en la planificación nacional y local, los procesos de desarrollo, las estrategias de reducción de la pobreza y la contabilidad
  • Movilizar y aumentar de manera significativa los recursos financieros procedentes de todas las fuentes para conservar y utilizar de forma sostenible la diversidad biológica y los ecosistemas
  • Movilizar un volumen apreciable de recursos procedentes de todas las fuentes y a todos los niveles para financiar la gestión forestal sostenible y proporcionar incentivos adecuados a los países en desarrollo para que promuevan dicha gestión, en particular con miras a la conservación y la reforestación
  • Aumentar el apoyo mundial a la lucha contra la caza furtiva y el tráfico de especies protegidas, en particular aumentando la capacidad de las comunidades locales para promover oportunidades de subsistencia sostenibles