Por segundo año consecutivo, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 8 (ODS 8), que abarca todos los aspectos del trabajo decente y el crecimiento económico, vuelve a ser el que más oportunidades de negocio ofrece a las empresas, según un estudio recientemente presentado por Global Compact.

 

Desde la publicación se afirma que las empresas de todo el mundo ven oportunidades en los 17 ODS y aseguran que esto supondrá un impulso para crear y ampliar mercados.

 

El estudio, denominado Global opportunity report 2016, your guide to a world of opportunities, se ha elaborado a partir de una encuesta a más de 5.500 líderes del sector público y privado (el 83% de los encuestados) de todo el mundo. Global Compact destaca que hay por parte de los líderes una gran disposición para la acción y una clara comprensión de los desafíos a los que nos enfrentamos.

 

Los encuestados están especialmente preocupados por los ODS relacionados con el bienestar, la buena salud y el empleo, es decir, la creación de una vida decente. Desde el punto de vista de las oportunidades, el ODS 8 sería el más significativo, seguido, igual que al año pasado, del ODS 3 (salud y bienestar), ODS 15 (ecosistemas terrestres); ODS 4 (educación) y el ODS 7 (energía).

El desempleo juvenil, el desafío más acuciante.

Esto no supone ningún cambio significativo entre los ODS más interesantes, así como tampoco se registran grandes variaciones entre los ODS menos interesantes para las empresas. En el final de esta lista vuelven a aparecer el ODS 17 (alianzas), ODS 5 (igualdad de género) y el ODS 10 (reducción de la desigualdad).

Las variaciones afectan al ODS 12 (consumo y producción responsable), que asciende cinco posiciones, y al ODS 1 (fin de la pobreza), que pierde seis posiciones.

La encuesta revela que los ODS tienen gran impacto para las empresas sostenibles, así como para la sociedad. En primer lugar reconoce que el sector público en solitario no puede alcanzar ni la Agenda de Desarrollo en su conjunto, ni ningún ODS en particular.  Por suerte, los líderes del sector público y privado ven oportunidades de negocio en todos ellos y están listos para aprovecharlas.

En segundo lugar, la larga lista de los ODS ilustra la urgencia y la complejidad de los desafíos a los que se enfrenta el mundo. Las cuestiones de la desigualdad, la salud y la pobreza están íntimamente relacionados con el cambio climático, la degradación del suelo y la biodiversidad del océano. Desde el informe se hace un paralelismo entre oportunidades y riesgos que tienen el planeta y sus habitantes a nivel global, para alcanzar un futuro más seguro y sostenible.

A modo de conclusiones, explica que este año el 42 por ciento de los líderes destaca  el desempleo juvenil como el asunto más urgente de resolver. El año pasado se registró una preocupación similar, pues el desempleo era ya el riesgo más apremiante para el sector privado.  También destaca como riesgos el cambio climático y la escasez de alimentos.

Desde el informe se insta a revertir la falta de conocimiento y la falta de voluntad política para combatirlos.

La importancia de los líderes que encabezan el cambio

La transición hacia una sociedad más sostenible no va a suceder por sí sola. Para ser capaz de pasar de ver enfoque de riesgos al de oportunidades, necesitamos personas que abracen esa mentalidad”, consideran. “Estas personas – con una actitud positiva – descubrirán oportunidades para el crecimiento, el desarrollo y el cambio social. Los llamamos líderes de la oportunidad”, consideran.

De cara a estos líderes, las personas que quieren encabezar el cambio, no sólo de mentalidad, sino de resultados, se indican cuatro actitudes: fomentar la colaboración, pasar de preguntar por qué a preguntarse por qué no; inspirar a otros y cultivar esta nueva visión.

Descargar el informe completo aquí.

Conoce el ODS desde el punto de vista del sector privado.