Los nuevos retos para las empresas y organizaciones, son, reducir el consumo eléctrico y las emisiones de CO2 incorporando en la gestión las energías renovables, implementando medidas de mejora en las instalaciones y promoviendo comportamientos sostenibles que minimicen consumos y mejoren costes.

La energía es el principal contribuyente al cambio climático y representa alrededor del 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. De ello se desprende la necesidad que tenemos las empresas de comprometernos a reducir las emisiones de CO2 para luchar contra el cambio climático y contribuir al Objetivo de Desarrollo Sostenible número 7 sobre energía asequible y no contaminante.

En ESTEVE, fruto de nuestro compromiso con la sostenibilidad, el cuidado del medioambiente y el uso de las energías no contaminantes, en 2016 hemos puesto en marcha la instalación de 5.000 m2 de placas fotovoltaicas en la cubierta de la fábrica de Martorelles (Barcelona) destinadas a la obtención de energía eléctrica para el autoconsumo. La superficie, equivalente a un campo de fútbol, es la mayor instalación de placas solares de Catalunya y la segunda de España.

Esta instalación se traducirá en la generación de 500.000 kilovatios al año de energía no contaminante, que supone un ahorro en consumo eléctrico del 4% del total anual y que se traduce en la reducción de 140 toneladas de CO2 al año, cantidad de dióxido de carbono equivalente a lo que absorbe un bosque de 15.000 árboles en el mismo espacio de tiempo. A esto, cabe añadir, que para el resto de nuestro consumo, en ESTEVE compramos energía verde para los centros de producción en España.

Las placas fotovoltaicas de Martorelles forman parte del proyecto “Suma tu gesto, Resta CO2”, campaña de sensibilización dirigida a todos nuestros colaboradores y orientada a la reducción de emisiones de CO2, donde todo gesto suma.

Desde 2009 estamos adheridos al programa de Naciones Unidas “Caring for Climate”, iniciando este mismo año la realización del inventario anual de Gases Efecto Invernadero (GEI) según el Greenhouse Gas Protocol (GHG Protocol) para medir y minimizar el impacto global de nuestra actividad. El siguiente paso ha sido definir un plan para minimizarlas, implementando medidas relacionadas con la eficiencia energética, y otras de compensación de parte de nuestras emisiones en proyectos certificados por terceros, como son:

  • Utilización de energías renovables.
  • Realización de auditorías energéticas y ejecución de proyectos derivados de las mismas.
  • Campañas de sensibilización a los colaboradores sobre la importancia de los gestos individuales en la reducción de las emisiones de CO2, poniendo especial énfasis en la climatización, la iluminación y la desconexión de los equipos electrónicos cuando no estén en uso.
  • Plan de movilidad Sostenible, promoviendo el uso del transporte público, las bicicletas, la utilización de las nuevas tecnologías para evitar desplazamientos.
  • Compensación de parte de las emisiones en proyectos certificados.

Con el programa “Suma tu gesto, resta CO2” ESTEVE muestra su compromiso con la sociedad y con el medioambiente. En los últimos tres años hemos reducido nuestras emisiones en un 12% y en estos momentos estamos cuantificando nuestro objetivo de reducción futuro para poder seguir contribuyendo al mencionado Objetivo de Desarrollo Sostenible de disponer de energía asequible y no contaminante.

Paz Arias. Directora de Sostenibilidad de ESTEVE