El hasta ahora Secretario General de Naciones Unidas se despide de su cargo, que ostentará a partir de enero el portugués Antonio Guterres. En este discurso señala la importancia del Pacto Mundial para conseguir los objetivos de la ONU.

Nueva York, 22 de junio de 2016

Sir Mark Moody-Stuart, Lise Kingo, Distinguidos Miembros del Consejo del Pacto Mundial,

Buenos días. Estoy muy contento de estar hoy aquí con ustedes.

Nos reunimos en un momento emocionante, ya que el Pacto Mundial se prepara para emprender su camino hacia 2030, con el objetivo primordial de movilizar negocios responsables para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

He tenido el privilegio de observar atentamente cómo el Pacto Mundial ha crecido y madurado durante casi diez años como Secretario General.

Esta es una de las iniciativas más exitosas lanzadas por las Naciones Unidas. A pesar de establecerse bajo mi predecesor, Kofi Annan, se ha expandido muy significativamente durante mi tiempo en el cargo.

He visitado más de dos docenas de redes locales en mis viajes alrededor del mundo.

He lanzado ocho plataformas para las empresas, muchas de las cuales están cambiando la forma en que las empresas gestionan áreas como la paz y la seguridad, el clima, el género, el agua o la educación.

Hoy más tarde, abriré la Cumbre de Líderes del Pacto Mundial en la Asamblea General por cuarta vez.

Todas estas acciones reflejan mi fe en el Pacto Mundial.

El concepto de la iniciativa resuena a través de las Naciones Unidas y en empresas de todas partes: hacer bien los negocios, tomar un papel activo en la creación del mundo que queremos y construir alianzas para lograr el progreso.

En todo el mundo, el reconocimiento de estos principios ha crecido en la última década.

La importancia de que todos los grupos de interés trabajen juntos. El papel clave de las empresas en la prevención y mitigación del impacto del cambio climático. La relación fundamental entre el desarrollo económico sostenible y los derechos humanos. Estas ideas son ahora la corriente principal.

Sé que muchos de ustedes han desempeñado un papel de liderazgo en este cambio, como miembros de la Junta Directiva y líderes de las Redes Locales. Les agradezco su trabajo en la construcción del Pacto Mundial y la promoción de sus principios en sus países y dentro de sus sectores.

Damas y caballeros,

El Pacto Mundial ha alcanzado la mayoría de edad. Ahora se encuentra en una posición única para ejercer como el punto de entrada de las empresas a las Naciones Unidas, al mismo tiempo que nos embarcamos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas debe ser un actor clave en el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

Agradezco profundamente su liderazgo en iniciativas como ‘’Caring for Climate’’ o ‘’CEO Water Mandate’’ y en otras plataformas y programas importantes para promover la sostenibilidad, la igualdad de género y los derechos humanos.

Confío en el potencial del Pacto Mundial y estoy orgulloso de pasar el testigo a mi sucesor. Es evidente que las empresas pueden y deben desempeñar un papel muy positivo en el avance de los ODS, tal y como se refleja en el trabajo de las redes locales.

La implementación de la Agenda 2030 también brinda la oportunidad de revisar el Pacto Mundial. Las raíces del Pacto en los principios de las Naciones Unidas y su función como organismo normativo mundial para la responsabilidad empresarial serán más importantes que nunca en los próximos años.

Me complace que la Junta se centre en el examen en curso para elaborar una nueva estrategia del Pacto Mundial que apoye la visión de los ODS y os felicito por las consultas que ya han tenido lugar.

Les insto, como miembros de la Junta a proporcionar orientación y apoyo a medida que renovamos el Pacto Mundial para trabajar los ODS.

Les pido que sean los embajadores más importantes del Pacto Mundial y que lideren con el ejemplo a través de sus cadenas de suministro, sus socios comerciales y las asociaciones sectoriales.

Doy las gracias a la Directora Ejecutiva Lise Kingo y a todos los miembros de la Junta por su dedicación y arduo trabajo.

Le deseo todo el éxito en continuar el movimiento que han construido.

¡Espero que mi sucesor continúe respaldando la iniciativa con tanto entusiasmo como yo!

Espero seguir escuchando de vosotros en el futuro.

Gracias.