Participar en las iniciativas de promoción de los derechos humanos es para todos los que formamos parte de Inditex un compromiso ineludible. En Inditex siempre hemos estado comprometidos con la protección de los derechos humanos en todas nuestras actividades y en el impacto que éstas generan en la sociedad. De hecho, Inditex fue la primera empresa española en firmar el programa de Pacto Mundial en el año 2001 y es miembro del grupo asesor para la Sostenibilidad de la Cadena de Suministro y del grupo de trabajo Empresas y Derechos Humanos de la Red Española del Pacto Mundial.

Las empresas pueden ser grandes motores de cambio. En Inditex, fomentar y proteger los derechos humanos supone establecer principios de actuación básicos y firmes que permitan dar respuestas claras a situaciones concretas; y crear ámbitos para el diálogo y la cooperación que permitan el aprendizaje colectivo.

El pilar de todos nuestros principios de actuación es el Código de Conducta y Prácticas Responsables de Inditex, siempre en continua revisión. El Código “facilita el conocimiento y la aplicación de la cultura empresarial de Inditex, firmemente asentada en el cumplimiento de los derechos humanos y sociales”.

Dicho Código se desarrolla en políticas aprobadas por el Consejo de Administración de Inditex como la de Responsabilidad Social Corporativa, que establece los principios de sus relaciones con los grupos de interés y que se basa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas o los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos, entre otros. Asimismo, el Código de Conducta de Fabricantes y Proveedores de Inditex, aprobado por el Consejo de Administración de Inditex en 2001 y modificado por última vez en 2012, establece los principios del Grupo para su cadena de suministro, que se implanta a través del Programa de Cumplimiento del Grupo.

La implantación del Programa de Cumplimiento y del Plan Estratégico de Inditex para una cadena de suministro estable y sostenible (2014-2018) se afianza en el convencimiento de la importancia del papel que las empresas tienen en el fomento y protección de los derechos humanos y los derechos laborales fundamentales. Así lo creen firmemente las más de cien personas que integran el equipo de sostenibilidad de Inditex que coordinan a más de 3.000 personas externas que trabajan diariamente para asegurar el cumplimiento de los  derechos humanos en la cadena de aprovisionamiento. En 2015, este equipo coordinó 11.000 auditorías a los 1.725 proveedores del Grupo y sus 6.298 fábricas con el objetivo de conocer, evaluar y mejorar la cadena de suministro. 1.300 proveedores recibieron formación y 510 participaron en planes de acción correctivos.

Esta labor tendría una trascendencia limitada si se quedara en una gestión aislada con el proveedor, pero en Inditex creemos en el diálogo y la participación de todas las partes. Así, en la implantación del Código y el Programa de Cumplimiento juega un papel clave la colaboración y el diálogo continuo con los grupos de interés plasmado en iniciativas como los Acuerdos Marco con las federaciones internacionales de sindicatos IndustriALL Global Union y UNI Global Union, la participación en plataformas como Better Work y Better Factories, Ethical Trading Initiative, la Organización Internacional del Trabajo, Sustainable Apparel Coalition o Better Cotton Initiative, entre otras. Del aprendizaje compartido surgen nuevas iniciativas que contribuyen al desarrollo humano.

Por eso ahora, en Inditex reforzamos nuestro compromiso con la sostenibilidad y la protección de los derechos humanos en todas nuestras actividades aceptando como propio el camino que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas proponen para poner fin a la pobreza en todas sus formas, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático.

Félix Poza Peña, director de sostenibilidad del Grupo Inditex