La Red Española del Pacto Mundial forma parte de la comunidad PorElClima, una iniciativa multistakeholder que llama la atención sobre las dos claves de la lucha contra el cambio climático: Actuar todos, y actuar ya.

Dentro de los conocimientos y acciones que se sugieren en esta gran plataforma para el cambio, destacamos algunas dirigidas a entidades empresariales que tienen que ver con uno de los pilares fundamentales de la lucha contra el cambio climático: la huella de carbono.

Las empresas son agentes sociales imprescindibles para lograr la transformación hacia una sociedad baja en carbono. Por responsabilidad, por impacto y por capacidad de acción, tienen un papel esencial en la lucha contra el cambio climático y pueden hacer mucho: desde la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 13) hasta la gestión sostenible de su cadena de valor, de las relaciones con la comunidad, de los procesos productivos y de los bienes y servicios. No sólo gestionando riesgos, también buscando y promoviendo nuevas oportunidades. El sector privado ha de ser visionario y liderar de formar urgente la innovación que traerá los cambios ambiciosos que requiere la economía baja en carbono.

Acciones que pueden emprender las empresas relacionadas con la huella de carbono

El cálculo de la huella de carbono es el primer paso para poder conocer las fuentes de emisiones de CO2 de una entidad, un producto o un evento. Calcular la huella de carbono nos hará ser conscientes del impacto que generamos y nos permitirá implementar las acciones más efectivas para la reducción de emisiones que pueden, o no, ser responsabilidad directa de la organización. Y si queremos ser “neutros en carbono” podemos compensar las emisiones no evitadas en proyectos de compensación.

Dentro de esta amplia temática, hay diferentes vías de acción:

  • Calcular la huella de carbono de la entidad, de los productos o de los eventos. El cálculo de la huella de carbono es el primer paso para poder conocer las fuentes de emisiones de CO2 de una entidad, un producto o un evento. De esta manera, la huella de carbono permite identificar las medidas más eficientes a implementar para reducir las emisiones y consolidar la estrategia corporativa de acción frente al cambio climático.
  • Compensar la huella de carbono de la entidad, productos o eventos. Se puede ser “neutro en carbono” compensando la huella de carbono que no se ha logrado reducir realizando una aportación voluntaria de una cantidad económica a proyectos que consiguen absorber o reducir una cantidad de CO2 equivalente. Además, los proyectos ayudan a reducir la pobreza o mejoran la economía rural.
  • Comunicar la huella de carbono a través de registros o bases de datos.
  • La inscripción en registros o la comunicación de la huella de carbono en bases de datos contribuye a mejorar la transparencia en la gestión del cambio climático de la entidad. Existen diferentes herramientas como Carbonpedia, Carbon Disclosure Project, Registro de la OECC, diferentes registros de CC.AA. que, en algunos casos, permiten obtener el reconocimiento oficial de la huella de carbono (en casos como la contratación pública puede otorgar una valoración superior de la oferta).
  • Desarrollar un Proyecto Clima. Los Proyectos Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible son proyectos de reducción de emisiones de CO2 desarrollados en España. La Oficina Española de Cambio Climático lanza una convocatoria anual para la selección de Proyectos Clima y en la actualidad se han desarrollado más de 100 proyectos que marcan una senda de transformación del sistema productivo español hacia un modelo bajo en carbono.
  • Reducir la huella de carbono de la entidad, de los productos o de los eventos. Al reducir la huella de carbono de la entidad, de los productos o de los eventos se reduce el impacto en el clima de la actividad. También se reducen los costes asociados al consumo de materias primas, de energía o de productos y, además, se genera un valor añadido para la marca en una sociedad cada vez más exigente en la acción frente al cambio climático.
  • Verificar la huella de carbono de la entidad, de los productos o de los eventos. Verificar la huella de carbono genera credibilidad al tener la garantía de un tercero independiente de que se ha calculado correctamente. Además, se genera un valor añadido para la marca en una sociedad cada vez más exigente en la acción frente al cambio climático.

Según nuestra guía “El sector privado ante los ODS. Guía práctica para la acción”, otras acciones podrían ser:

  • Implantar sistemas de gestión ambiental certificados conforme a las normas ISO.
  • Disminuir gradualmente el uso de combustibles
  • Formar a empleados, proveedores y grupos de interés en la lucha contra el cambio climático
  • Utilizar los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones al cambio climático
  • Crear campañas de publicad y marketing para concienciar a la población sobre los impactos negativos del cambio climático