Se habla de la limitación del calentamiento global en 2 ºC como si tuviésemos margen cuando en realidad sólo nos queda 0,9 ºC para superar este umbral. También se habla de mejorar el acceso al agua y energía en 2030 pero hoy hay 800 millones de personas sin acceso al agua potable, 500 millones sin acceso a la electricidad y más del doble en situación de pobreza energética…

Las soluciones planteadas para el año 2030 a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son de urgencia a pesar de su largo plazo, soluciones que nos incumben a todos en las que no caben compromisos sin acciones. Los objetivos globales adoptados por 195 países han marcado por primera vez las pautas al sector público, privado y sociedad civil. En lo referido a las empresas, muchas están redirigiendo sus negocios hacía modelos respetuosos con el medioambiente y con las personas.

Cada sector debe contribuir a través de su actividad, sin duda el energético por ser responsable de más de dos tercios de las emisiones globales tiene más responsabilidad. ACCIONA, una empresa dedicada principalmente a las energías renovables, infraestructuras, agua y servicios, contribuye a cada uno de los ODS, en diferente medida, mediante sus líneas de negocio.

Este año ACCIONA ha logrado ser una empresa neutra en carbono, es decir, todas las emisiones contaminantes que no han se han podido reducir se han compensado con la compra de certificados de emisión que provienen de proyectos medioambiental y socialmente responsables. Este hito nace del convencimiento real de la necesidad de luchar contra el cambio climático, decimotercero de los ODS. Mientras el Acuerdo de París pide al mundo entero ser neutral en carbono a partir de la segunda mitad de siglo, la urgencia ha primado y hoy en ACCIONA ya lo es.

En esta lucha contra el cambio climático, el acceso a la energía no contaminante es la solución y así lo contempla el séptimo de los ODS. Las renovables han dejado de ser alternativas para transformarse en los pilares del futuro sistema energético. En 2016, ACCIONA ha producido un total de energía limpia equivalente al consumo de 6 millones de hogares y  ha evitado la emisión de 14,8 millones de toneladas de CO₂.

En lo referido al acceso al agua, un derecho humano, en 2016 las plantas de tratamiento de agua de ACCIONA han generado una huella hídrica positiva equivalente al consumo anual de 10 millones de habitantes. En toda su historia, ACCIONA ha atendido las necesidades de más de 100 millones de personas en 30 países dando respuesta a uno de los grandes retos ambientales a los que se enfrenta la humanidad.

Por otro lado, las infraestructuras, representadas en el noveno de los ODS, fueron, son y serán la piedra angular en el desarrollo sostenible de cualquier economía, debido a su papel clave en el abastecimiento de las necesidades presentes y venideras. ACCIONA responde a esta necesidad a través de proyectos de infraestructuras sociales, de transporte y servicios principalmente en 40 países durante 2016.

La colaboración de todos es indispensable para la consecución de los ODS, hay que entender estos desafíos como un proyecto común, no podemos olvidar que formamos un solo mundo interdependiente, cuyos recursos como el agua, la tierra o la biodiversidad son limitados. No existe otro camino que mantener la economía mundial dentro de los límites de nuestro único planeta.

Juan Ramón Silva, Director General del Área de Sostenibilidad de ACCIONA