Con la aprobación, ya hace casi dos año de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, se ha puesto de relieve la necesidad de que las empresas se conviertan en un actor clave de desarrollo, lo que significa que éstas contribuyan a alcanzar un mundo más igualitario y que actúen impactando positivamente sobre las personas.

Los conflictos políticos, las guerras, los desplazamientos y las catástrofes naturales han aumentado en los últimos años de forma incipiente y en este contexto el sector privado debe encontrar la forma de ayudar a combatir estos problemas, que dificultan el respeto de los derechos humanos y el alcance de los ODS. Así las guerras y los conflictos impactan directamente sobre ámbitos como la pobreza (ODS1), el hambre (ODS2), la salud (ODS3) o el agua y el saneamiento (ODS6), entre otros.

Los recursos y el funcionamiento de la acción humanitaria a nivel global cada vez es más deficiente, y no consigue satisfacer las necesidades de los millones de personas inmersas en conflictos. Como ejemplo, actualmente el número de refugiados es el más alto desde la Segunda Guerra Mundial. Si bien, los gobiernos y las organizaciones internacionales son los principales responsables para lograr la paz, la magnitud y urgencia del contexto actual, requiere del apoyo de todos los actores de la sociedad, incluidas las empresas.

Algunas empresas ya están tomando medidas para ayudar en la crisis de refugiados, a través de apoyo financiero y en colaboración con fondos y programas de Naciones Unidas. No obstante, también hay otras formas en las que el sector privado puede contribuir:

  • Núcleo de negocio. Estudiando como a través de las operaciones y actividades puede la empresa ayudar en la crisis. A través de prácticas de contratación, la cadena de suministro o desarrollando productos y servicios específicos para refugiados.
  • Inversión social y filantropía. Contribuciones financieras, concienciación y apoyo a las ONG, la ONU y agencias multilaterales o directamente a las comunidades afectadas y / o contribuyendo con experiencia en terreno a través de voluntariado.
  • Alianzas. Unir fuerzas con gobiernos, entidades de las Naciones Unidas, organizaciones de la sociedad civil y otros negocios para encontrar soluciones colectivas a la crisis de refugiados y forjar alianzas a largo plazo para fomentar un desarrollo económico y sostenible de las zonas de conflicto.

Reconociendo que la experiencia empresarial, sus recursos y su enfoque innovador pueden aprovecharse para satisfacer las necesidades humanitarias, la iniciativa ‘’Business for Peace’’ del Pacto Mundial de Naciones Unidas se ha embarcado en un proyecto conjunto con la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados para promover la participación del sector privado en la acción humanitaria, lanzando la iniciativa ‘’Compromiso de Acción Empresarial en respuesta a la Crisis de los Refugiados’’

Esta iniciativa pide a las empresas con operaciones o cadenas de valor en los países afectados por la crisis de refugiados a que demuestren su liderazgo tomando acción a nivel individual o en alianzas con otros actores.

Haga clic aquí para compartir las acciones que su empresa ya está tomando o hacer un nuevo compromiso para ayudar a responder a la crisis de los refugiados.

Algunos ejemplos de acciones empresariales