Se cumplen dos años de la aprobación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que son el plan de acción más ambicioso a favor de las personas, del planeta y de la prosperidad. Desde la perspectiva de las empresas, resulta evidente que no pueden prosperar en un mundo de pobreza, desigualdad, socialmente conflictivo y con tensiones por el impacto en el medio ambiente. Por lo tanto, están interesadas en contribuir a que la Agenda 2030 se alcance. Además, todos los agentes implicados en esta materia saben que su éxito requiere del compromiso de las empresas.

En este contexto, el Pacto Mundial de Naciones Unidas ha publicado el documento  “Plan para el liderazgo empresarial en los ODS”, en el que resume las cinco claves de la integración de los ODS por parte de las empresas líderes: 1) Intencional. El apoyo a los ODS se integra en la estrategia corporativa de forma deliberada. 2) Ambición. La empresa líder destaca porque sus acciones representan un paso adelante en la contribución a los ODS dentro de su sector y/o zona geográfica, y  se centra en resultados a largo plazo. 3) Consistencia. El apoyo a los ODS impregna todas las funciones de la organización, y también sus comunicaciones externas. 4) Colaborativa. El apoyo a los ODS implica participar en asociaciones, incluyendo empresas, gobierno, sociedad civil y otros actores. 5) Transparencia. Una empresa líder es transparente, gestiona el riesgo, busca compromiso significativos con sus grupos de interés y se responsabiliza de los impactos adversos.

Desde la perspectiva del Pacto Mundial, el sector privado de nuestro país ha cogido el guante con rapidez y eficacia. Una evidencia: el esfuerzo que las empresas del IBEX 35 están realizando para integrar estas metas dentro de sus estrategias de negocio. A día de hoy, 30 de las 35 empresas del índice bursátil están adheridas al Pacto Mundial de Naciones Unidas, la mayor incitativa de responsabilidad social empresarial. Pero, ¿cuál es la trascendencia de este compromiso?

La vinculación al Pacto Mundial sirve como catalizador de tendencias vinculadas con la sostenibilidad, y contribuye a que las compañías materialicen sus valores y responsabilidades en torno a acciones concretas. Por ejemplo, el 74% de las empresas del IBEX 35 se comprometen con los ODS en sus memorias de sostenibilidad. Por su parte, el 57% han alineado su núcleo de negocio con estos Objetivos; es decir, han realizado un ejercicio a nivel interno para analizar sus contribuciones positivas y negativas.

Pero no todos los Objetivos se trabajan con la misma intensidad. En este sentido, destaca la apuesta que las compañías del IBEX 35 realizan a favor de la innovación como impulsor del desarrollo. En concreto, es el ODS 9 -industria, innovación e infraestructuras- el más presente en sus memorias de sostenibilidad. Le siguen el ODS 8 – que promueve el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos- y el 13, centrado en la acción por el clima.

A pesar de los avances, todavía hay un amplio margen para la mejora. Las alianzas, articuladas en el ODS 17, son uno de los puntos débiles de nuestro sector empresarial, y sólo el 34% del IBEX lo contempla explícitamente. Un área que requiere de la implicación de todos los agentes sociales.

Más allá de la integración del desarrollo sostenible en las estrategias de negocio, las empresas españolas son un altavoz fundamental a la hora de difundir los ODS entre sus diferentes grupos de interés. En este sentido, el conocimiento, el diálogo y el trabajo en alianzas suponen elementos imprescindibles para abordar los retos del desarrollo sostenible con éxito. La formación es otra asignatura pendiente, pues es una herramienta imprescindible para lograr una cultura empresarial ligada al desarrollo sostenible y alinear acciones para contribuir a los ODS.

Llevamos dos años de trabajo colaborativo, guiados por la ilusión y el reto que suponen los ODS. Tras este tiempo, nuestras empresas muestran una gran capacidad de liderazgo. Por delante, nos quedan 13 años de mucho esfuerzo y de implicación de todos los sectores y ciudadanos para cumplir los retos que tenemos que alcanzar: hacer realidad la agenda de la humanidad.

Ángel Pes, presidente de la Red Española de Pacto Mundial y subdirector general de CaixaBank

Publicado en Expansión, viernes 29 de septiembre de 2017