• En Euskadi, 117 empresas ya son firmantes del Pacto Mundial de las Naciones Unidas e integran en sus negocios estrategias en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción.
  • La sensibilización a empleados y proveedores, la transparencia y el trabajo en red son algunas de las áreas en las que es necesario seguir trabajando

Alinear la estrategia empresarial con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no solo impulsa un concepto de progreso sustentado en el largo plazo, sino que además tiene un impacto positivo y directo sobre la rentabilidad de las empresas de Euskadi. Así se ha evidenciado esta mañana en la jornada “ODS y empresas, tendencias y oportunidades”, organizada por el Gobierno Vasco, la agencia de innovación Innobasque y la Red Española de Pacto Mundial, entidad con el mandato de Naciones Unidas para el impulso de los ODS en el sector privado. En ella, tanto representantes de estas instituciones como portavoces de compañías vascas han evaluado el trabajo que ya se está realizando en esta materia.

En la ponencia inaugural, la directora general de la red estatal de Pacto Mundial, Isabel Garro, ha destacado la necesidad de que el sector privado se implique en los desafíos económicos, sociales y medioambientales a los que tenemos enfrentarnos en el corto y medio plazo. “Es nuestro objetivo involucrar cada vez a más empresas en un movimiento mundial para alcanzar el mundo que queremos, a través de acciones empresariales transformadoras que generen nuevas oportunidades de negocio ligadas al desarrollo”, ha afirmado. De hecho, se calcula que la aplicación de los ODS en los sectores de agricultura y alimentación, energía, salud y ciudades conlleva un impacto de 12 billones de dólares a nivel internacional.

También en el ámbito regional son cada vez más las empresas que están tomando medidas en función del paradigma de sostenibilidad que marca la Agenda 2030. Una sensibilidad muy presente en Euskadi, donde 117 organizaciones ya son firmantes del Pacto Mundial, representando el 4,5% del total. Ello implica que integran acciones en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción, además de implantar estrategias alineadas con los ODS. “Durante 2017, los ODS más trabajados por las compañías vascas han sido el 8, el 5, el 13 y el 4, algo que ha tenido una correlación en sus políticas en cuanto a trabajo y crecimiento económico, la igualdad de género, el cambio climático y la educación”, ha ahondado Vanesa Rodríguez, directora de Comunicación de la red de Pacto Mundial. Asimismo, ha recordado algunas de las claves en las que es necesario seguir insistiendo, como sensibilizar a empleados y proveedores en sostenibilidad, ser transparentes con la información y trabajar en alianzas.

Pero, ¿en qué se pueden concretar estas medidas? Varias compañías han cogido el testigo para contar en primera persona sus líneas de acción. Así, Elena Bou, directora de Sostenibilidad de Revenga Solutions, ha insistido en que el compromiso de la alta dirección es fundamental para integrar los ODS en las líneas de negocio. “Tenemos un mapa que recoge cómo nos afectan los ODS. El 17 -que evidencia la necesidad de alianzas- ha sido muy importante para nosotros desde el punto de vista de innovación, generando numerosas oportunidades”, ha comentado.

Por su parte, Ibon Antero, coordinador de actividades de trasformación social de la Corporación Mondragon, ha puesto en valor cómo “se puede ser eficaz al tiempo que responsable y teniendo valores”, mientras que Jon Kepa Izaguirre, director de gestión e Innovación de A&B Laboratorios de Biotecnología, ha argumentado que los ODS son un marco de referencia para las empresas trasladable al día a día de la organización. “De hecho, 5 de nuestras 7 líneas estratégicas están alineadas con ellos”, ha explicado.

La trasformación que hay detrás de los ODS no solo exige la implicación del ámbito corporativo: el papel la administración local es igualmente capital. Por ello, esta jornada ha sido enmarcada dentro de la Agenda Euskadi Basque Country 2030, tal y como ha explicado Leyre Madariaga, directora de Relaciones Exteriores del Gobierno Vasco, quien además ha querido poner en valor el poder de la colaboración haciendo un llamamiento a la ciudadanía. “La Agenda constituye una herramienta para mejorar nuestras políticas públicas. Pero la administración por sí sola, ni los distintos agentes privados o sociedad civil por sí solos, pueden lograr esos Objetivos. Para el Gobierno vasco las alianzas con las empresas y su compromiso con los ODS son primordiales. Saber, como lo han expresado algunas de nuestras Pymes hoy en la jornada, que alinear su estrategia empresarial con el desarrollo sostenible y contribuir a sociedades más justas no es incompatible”, ha concluido.