Correos es una gran empresa pública que ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades y los requerimientos de sus clientes, proveedores, plantilla, así como de la sociedad en general, como nuestra historia de más de 300 años lo demuestra. Seguir siendo líderes no es fácil, requiere estar a la altura de las demandas de una sociedad cada vez más exigente y heterogénea, de ahí, que la gestión de la diversidad se haya convertido para nosotros en una necesidad prioritaria, que engloba e implica a todas las direcciones y, a todos y cada uno de nuestros empleados y empleadas.

Dentro de las distintas variables de la diversidad, la igualdad de género es uno de los objetivos estratégicos en nuestras políticas de RRHH. Los beneficios que aportan a la organización la adecuada gestión de la igualdad de género son, entre otros:

  • Mejora de los resultados empresariales, según señala la consultora McKinsey en el informe Women Matter: the business and economic case for gender diversity, se calcula que el compromiso con la igualdad de género en las empresas podría añadir al PIB mundial unos 12.000 millones de dólares hasta 2025. En esta línea se posiciona Monique Morow, directiva de Cisco, afirmando taxativamente que las políticas que promuevan la igualdad de las mujeres en el trabajo “producirían más de ocho billones de beneficios” mundiales, unas cinco veces el PIB español.
  • Mejora de la imagen de la empresa, en relación con sus clientes, proveedores y sociedad.
  • Fomenta la innovación, la adopción de nuevas perspectivas, mejora la toma de decisiones, la resolución de problemas, así como las ideas disruptivas.
  • Potencia la competitividad. La competitividad de las empresas depende de numerosos factores organizativos y estructurales, como el uso de las tecnologías pero, sin duda, el elemento clave que marca el nivel de competitividad es el talento.
  • Asegura la equidad interna. Para asegurar la equidad interna, estamos poniendo en marcha medidas de paridad en los procesos de selección, y en los procesos de promoción interna, mostrando especial atención en los procesos relacionados con puestos pre directivos y directivos. Fruto de estas medidas de paridad, estamos trabajando en la implantación de programas de Formación específicos para mujeres directivas y pre directivas.

De las medidas concretas que se han mostrado efectivas en nuestra organización como empresa pública para conseguir la igualdad de género, la más destacada ha sido la elaboración de nuestro Plan de igualdad. En él se establece el principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres, lo que supone la ausencia de toda discriminación directa o indirecta, por razón de sexo, y, especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.

Somos conscientes de la importancia de trabajar en un clima adecuado, en el que haya tolerancia cero contra el acoso. Por ello, en nuestra organización hemos implantado un protocolo contra el acoso, que se activa de forma automática al detectarse cualquier situación que pueda poner a la persona en situación de vulnerabilidad.

También se han establecido otras serie de medidas tales como la sensibilización a través de planes de formación específicos sobre igualdad de género, la utilización de lenguaje no sexista en la comunicaciones internas y externas, medidas de conciliación, y por último las ya citadas medidas contra el acoso y violencia en el lugar de trabajo.

Por ultimo recordar que si el objetivo al que tienden los departamentos de RRHH es conseguir que los empleados y empleadas tengan la mejor experiencia posible dentro de la organización, esta no será posible si una parte de su plantilla no se encuentra en una situación de igualdad real. Es por ello que desde Correos trabajamos en abordar la gestión de la diversidad en sus múltiples dimensiones para acercarnos en la medida de lo posible a ambientes de trabajo diversos, inclusivos e igualitarios.

Lourdes fernández de la Riva Gozálvez

Directora de RRHH de Correos