El ecosistema de la innovación debe contribuir a construir una sociedad más igualitaria para avanzar.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible contemplan la igualdad de género, no sólo como un derecho humano fundamental, sino como la base necesaria para conseguir un mundo próspero y sostenible.

Si se facilita la igualdad a las mujeres en el acceso a la educación, el trabajo y la representación en ámbito decisivos políticos y económicos, se estarán impulsando el avance en la economía sostenible y en la innovación y la sociedad en su conjunto se beneficiará de esta representación más igualitaria.

El Pilar Europeo de derechos sociales aprobado en la cumbre social de Gotemburgo en noviembre de 2017 confirma también el compromiso de la Unión Europea de garantizar la igualdad de género entre su ciudadanía. El mismo destaca que la igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir una sociedad próspera y sostenible. Esta declaración tiene reflejo en todas las políticas, programas y apoyo a la innovación e investigación de la UE.

Las empresas tenemos una fuerte responsabilidad en este aspecto como agentes clave en la sociedad e impulsoras de la creación de empleo y la creación de valor y bienestar en nuestro entorno. La mujer debe ser parte activa y decisiva de las sociedades avanzadas, globalizadas e innovadoras que construimos desde nuestro ámbito.

Aunque las mujeres tienen de media un nivel superior de educación y ya son el 60% de los titulados en la Unión, continúan infrarrepresentadas en ámbitos como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, donde su participación está sobre el 12%. Para mejorar estas cifras es necesario acabar con sesgos y falta de modelos en la presencia del ámbito público.

En ZABALA trabajamos en la gestión integral de la innovación de nuestros clientes, para convertirla en la clave de su competitividad en un contexto global donde ya no es posible producir y ofrecer servicios de otra manera. El mundo ha cambiado, y el contexto empresarial e internacional también. Vivimos cambios normativos en materia de RSE e innovación social marcados por los estándares internacionales en materia de RSE. Es necesario adaptarse a estos cambios. La empresa será responsable, transparente e igualitaria o simplemente no lo será y no podrá competir en mercado.

Desde nuestra posición nos gustaría hacer una apuesta por revertir esta situación y queremos poner en valor el rol femenino en la innovación. En la actualidad, más del 57% de las personas que componen nuestra plantilla son mujeres, y algunas de ellas ocupan puestos de responsabilidad en la organización con presencia en proyectos internacionales científicos y tecnológicos.

Es un buen dato, pero no puede ser el único. Con este objetivo en 2017 realizamos en el ámbito interno una apuesta por la mejora del clima laboral y este aspecto ha incluido la elaboración y puesta en marcha de un Plan de Igualdad de Género a través de un proceso participativo que ha involucrado a una muestra de la plantilla de diferentes sexos e inquietudes en este sentido. Creemos que la gestión interna debe ser combinada con la comunicación externa para contribuir a esa representación real de la mujer y ofrecer modelos a seguir en estos ámbitos.

En la elaboración de nuestro Plan de Igualdad hemos seguido los principios recomendados por las instituciones como estos:

  • Política de comunicación no sexista, tanto en la comunicación interna como en la externa.
  • Incorporación de la igualdad de género en los valores corporativos de la empresa, en el ámbito de la comunicación interna y la externa.
  • Formación en igualdad de oportunidades y de género a la plantilla y acciones de sensibilización.
  • Programa de conciliación laboral y familiar consensuado con la plantilla.
  • Protocolo de prevención y denuncia del acoso.
  • Evaluación periódica de las medidas del plan de igualdad.

Para mejorar la sociedad no podemos perder el punto de vista de una de las dos partes representativas de la misma. Creemos que es necesario para innovar mejor, y para ello contribuir a una mayor presencia de la mujer en los ámbitos tecnológicos, científicos, y en definitiva en todo el ecosistema innovador que aúna a las administraciones públicas, empresas de todos los tamaños, centros universitarios y de investigación y a la sociedad en su conjunto.

 

Mikel Berraondo

Director del área de Innovación Social de ZABALA Innovation Consulting