Todas las empresas tenemos la obligación de desarrollar nuestras actividades con el objetivo de reducir el impacto medioambiental de las mismas. En este sentido, PortAventura, entre otros puntos, lleva a cabo la gestión de las energías consumidas. Basándose en el concepto de «ciudad inteligente», la compañía quiere convertirse en un Smart Resort.

De acuerdo con los principios del Pacto Mundial y comprometidos con los ODS, en este caso con el ODS 13: Acción por el clima. Para ello, la compañía ha implementado diferentes estrategias y sistemas de control inteligentes para mejorar su eficiencia energética y minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las instalaciones de PortAventura disponen de tecnología de ahorro energético diseñada para reducir la huella de carbono. Nos gustaría compartir alguna de estas acciones:

  • Sistema de gestión energética ubicado en el centro de control para gestionar, controlar y optimizar el aprovechamiento de energía solar. Solo en el parque temático, este centro incluye más de 2.500 sistemas de encendido/apagado automáticos en las tiendas y los puntos de restauración.
  • Contratación de un proveedor de energía renovable, libre de emisiones de CO2:

Uno de los criterios que tenemos en cuenta para que un licitador pueda optar a ser proveedor de energía eléctrica es la garantía de que el 100% la energía que nos pueda suministrar provenga de fuentes renovables (GdO = Garantía de origen). Las garantías de origen sirven para acreditar qué cantidad de electricidad ha sido producida por fuentes renovables o por cogeneración de alta eficiencia en cualquier punto del país.

  • Proyecto de movilidad sostenible:

El número de vehículos que circulan en el resort ha aumentado significativamente como consecuencia del incremento de la actividad, debido principalmente a la incorporación de nuevos hoteles, a una mayor actividad en el Centro de Convenciones y a un mayor número de visitantes en los parques temáticos.

Con esto en mente, se ha creado un proyecto de movilidad sostenible dirigido a los diferentes grupos de interés de la compañía:

Empleados:  Lanzamiento de una plataforma digital con el objetivo de que los empleados compartan vehículo para ir al trabajo y la incorporación de vehículos eléctricos a disposición de los empleados para poder desplazarse dentro de las instalaciones.

Visitantes: Instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en la zona de aparcamiento, en el Centro de Convenciones y en el Hotel PortAventura a disposición de los visitantes con servicio gratuito de recarga de vehículos eléctricos para los clientes.

Proveedores:  Incentivación del uso de vehículos eléctricos, ya que en las licitaciones se valora positivamente a los proveedores que utilicen vehículos eléctricos en los servicios que presten al resort. Ofreciendo de forma gratuita el servicio de recarga de los vehículos aportados.

Estas medidas colaboran de forma muy positiva, medible y eficiente al objetivo de disminución la huella de carbono y se extienden fuera de la compañía gracias a la involucración de todos los grupos de interés.

 

Choni Fernández Veciana

Directora Servicios Centrales / Procurement and CSR Director