Este mes hemos vivido diferentes hitos relacionados con los avances en nuestro país de los compromisos y acciones de la Agenda 2030 que afectan en diferente medida al sector privado. No queremos despedir julio sin hacer un somero balance dividido en cinco puntos:

Presidencia

Entre los más relevantes a nivel político figura el nombramiento de Cristina Gallach como Alta Comisionada para la Agenda 2030, dependiente de Presidencia de Gobierno, en un claro gesto de mostrar un fuerte compromiso nacional e internacional con la Agenda. Del mismo modo, fue aprobado y en unos días hecho público, el Plan de Acción  para la Implementación de la Agenda 2030.

Plan de Acción

Sobre este punto, la Red Española del Pacto Mundial emitió un posicionamiento, fruto de su conocimiento de la Agenda, de su mandato por parte de Naciones Unidas para colaborar con los gobiernos nacionales en la elaboración de este tipo de documentos y después del trabajo de dinamización del diálogo de las empresas españolas para este fin. Entre los puntos fuertes de este posicionamiento, figuran el valor otorgado al modo colaborativo de elaborarlo o el carácter abierto y transformador del Plan.

Foro Político de Alto Nivel

Otra cita clave: el día 18 de julio se clausuró en Nueva York el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible (High Level Political Forum o HLPF por sus siglas en inglés), donde España se presentó por primera vez al Examen Nacional Voluntario (ENV). Los ENV forman parte del seguimiento y examen de la Agenda 2030. Como se indica en el párrafo 84 de la Agenda, los exámenes periódicos deben ser voluntarios, dirigidos por el Estado, tanto por los países desarrollados como por los países en vía de desarrollo, y proporcionar una plataforma para potenciar asociaciones, incluso a través de la participación de grupos principales y de otras partes interesadas relevantes.

Durante este encuentro de alto nivel, la Alta Comisionada reconoció la necesidad desde la Administración Pública de trabajar multinivel y profundizar en las relaciones con otros grupos de interés. Preguntada por los desafíos más acuciantes de nuestro país ligados al desarrollo sostenible, Gallach señaló la desigualdad en todas sus formas (socioeconómica, de género, respecto a la infancia) y la necesidad de enfrentar con liderazgo aspectos medioambientales, tanto terrestres, como marinos.

Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial, formó parte del panel que representó a España en el ENV (en la imagen).

Las empresas españolas ante los ODS

Como anexo al informe oficial del Gobierno, se aportó el informe que la Red Española del Pacto Mundial elaboró fruto del encargo del Grupo de Alto Nivel para dinamizar la consulta en el sector privado. Este trabajo incluyó diferentes pasos: un posicionamiento de partida, una recopilación de buenas prácticas, una consulta cursada a las empresas del país y la celebración de un workshop. Estos pasos se dieron con carácter integrador y con la colaboración de entidades representativas de las empresas de nuestro país y del sector de la sostenibilidad.

La publicación El sector empresarial ante la Agenda 2030, fruto del trabajo anteriormente mencionado, hace énfasis en el ámbito de las alianzas; propone una hoja de ruta de trabajo con el sector privado para los próximos años, con compromisos, demandas y alianzas de las empresas para alcanzar los ODS y, por último, detalla una relación de buenas prácticas empresariales que ejemplifican el efecto multiplicador que puede tener la acción empresarial para la consecución de la Agenda 2030.

La sociedad civil

Por su parte, cincuenta entidades de la sociedad civil organizadas bajo el paraguas de Futuro en Común, han publicado un informe que recoge su diagnóstico y visión de la realidad española, así como una serie de propuestas para situar la Agenda 2030 en el centro de la acción política.