La Red Española del Pacto Mundial, en el marco de la Comunidad por el Clima, de la que es entidad impulsora, ha participado en una reunión con Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica recientemente nombrada.

En el encuentro participaron, junto a Ribera, Hugo Morán, Secretario de Estado de Medioambiente, y Valvanera Ulargui, Directora de la Oficina de Cambio Climático. El encuentro se aprovechó para presentar a la Comunidad por el Clima a la nueva Ministra, su grupo impulsor y aliados estratégicos, los principales hitos y próximos pasos, así como elevar necesidades hacia la administración pública.

Teresa Ribera resaltó el valor de la iniciativa en “contexto de cambio profundo, una época apasionante donde todo lo hecho es el principio, donde tenemos algo en común y es haber entendido que en solitario no se puede afrontar un reto como cambio climático”.

La Ministra señaló tres puntos a recordar. En primer lugar, que el Acuerdo de París es una referencia con obligación de resultados, si bien, además, por el camino se pueden hallar oportunidades de negocio. Por otro lado, apuntó que es comúnmente aceptado que cualquier proceso que implique calidad lleva aparejado su sostenibilidad. Hay una fuerte demanda y en este sentido, la Comunidad por el Clima ejemplifica la voluntad de tomar decisiones pensando en el medio y largo plazo. Como refuerzo de este punto, afirmó que no puede haber una estrategia de negocio viable si no se integra en ella esta variable, por ello es importante que el respeto al clima esté presente en los discursos públicos de las empresas y sus CEOs.

Desde un punto de vista geopolítico, apuntó que España es un país con posibilidades a la hora de lograr una posición interesante a nivel internacional en la lucha contra el cambio climático.

En la encuentro se hablaron de citas internacionales claves, como la Cumbre Mundial sobre Acción Climática de California, la Semana del Clima de Nueva York o la Cumbre del Clima de Katowice (Polonia).

En el diálogo se abordaron cuestiones relacionadas con la visibilidad de la Comunidad, la activación de la acción público-privada y la apelación a la responsabilidad de todas las partes.