• Además, el 77% identifica sus ODS prioritarios, pero solo el 17% establece metas medibles y cuantificables
  • Los ODS más trabajados son el 13 (Acción por el clima), el 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) y el 9 (Industria, innovación e infraestructura).

Tan solo tres años después de la aprobación por parte de Naciones Unidas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) -la hoja de ruta global que desgrana los objetivos de la comunidad internacional en el periodo 2016-2030 para erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario-, el 80% de las empresas del IBEX35 ya están comprometidas con la Agenda 2030. Lo hacen a través de sus memorias de sostenibilidad, reportando esta responsabilidad de forma explícita. El dato es ligeramente superior al registrado en 2017 (74%) y comprende a 28 compañías del principal índice de la Bolsa española. Además, cabe destacar que 26 son socias de la Red Española del Pacto Mundial, la iniciativa más importante para la sostenibilidad del sector privado. Así lo recoge la guía ODS año3. Una alianza global para la Agenda 2010, editada por este organismo y presentada esta mañana en un acto presidido por Ángel Pes, presidente de la Red Española de Pacto Mundial, y Cristina Sánchez, subdirectora de la institución.

La implicación del IBEX35 en la adopción de medidas relativas no solo a aspectos económicos sino también sociales y medioambientales es capital, pues son un referente para las demás empresas del país. “En el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible celebrado en la sede de Naciones Unidad en Nueva York el pasado julio, nuestro país se sometió a un examen voluntario para valorar nuestros avances en la consecución de los ODS. En él, quedó patente la necesidad de que todos los actores sociales, incluido el ámbito privado, pasen a la acción y pongan en marcha la Agenda 2030, el mejor programa para el futuro de toda la Humanidad”, ha explicado Pes.

Para ello, un paso fundamental es que las compañías lleven a cabo una evaluación detallada de su cadena de valor para identificar qué Objetivos se pueden alinear con su núcleo de negocio. Una práctica que el 77% del IBEX35 (27 de las 35) ya ha realizado. En este sentido, se observa un importante avance respecto a 2017, cuando solo 20 empresas llevaron a cabo este ejercicio. “No obstante, cabe matizar que no todas las empresas explican en sus memorias de sostenibilidad cómo están contribuyendo a estos Objetivos de forma específica”, ha destacado Sánchez. En concreto, solo 20 explican cómo trabajan en la consecución de estos. “Esta información es fundamental para que los grupos de interés entiendan cómo la cadena de valor está alineada con la Agenda 2030, sus metas e indicadores”, ha añadido.

ODS más trabajados

La guía presentada hoy también ahonda en los ODS más reportados por el IBEX35. El Objetivo 13 -Acción por el clima- se posiciona a la cabeza. El motivo: el hito que supuso el Acuerdo de París de 2015 y sus revisiones en Marrakech (2016) y Bonn (2017) ha propiciado que las grandes corporaciones atiendan a esta temática y lleven a cabo medidas para la reducción de emisiones y la optimización de los recursos naturales. Le sigue el ODS 8 -Trabajo decente y crecimiento económico- debido a su trascendencia en la creación de empleo de calidad. Por su parte, el ODS 9 -Industria, innovación e infraestructura-, que lideraba el ranking el pasado año, baja en esta ocasión a tercera posición si bien las empresas siguen apostando por la investigación y el fomento de la tecnología como elementos de desarrollo.

En el otro lado de la balanza, los Objetivos menos presentes en las memorias de sostenibilidad son el ODS 2-Hambre cero- y el ODS 14 -Vida submarina- ya que estos no están tan alineados con el núcleo de negocio de las empresas del índice bursátil.

Otro de los aspectos más destacables del informe es el amplio margen de mejora para, una vez que las empresas marcan sus Objetivos prioritarios, establecer metas medibles y cuantificables: únicamente el 17% del IBEX 35 (6 de las 35) ha detallado esta información.

Necesidad de un liderazgo ejemplar y alianzas estratégicas

Para garantizar una cultura empresarial orientada a los ODS, la implicación de la alta dirección es un factor imprescindible pues, como ha indicado Pes, “son los líderes quienes tienen la capacidad de alinear las estrategias de negocio con la sostenibilidad, y hacer que este elemento baje de forma transversal a toda la organización”. Teniendo en cuenta las memorias publicadas este año por las 35 empresas del IBEX, el 43% incluye una carta de su máximo cargo con una referencia explícita a la contribución a la Agenda 2030 por parte de la empresa. “Los ODS son una cuestión que forma parte de la cultura empresarial; debemos seguir insistiendo con ahínco para conseguir un tejido empresarial más implicado”, ha continuado.

Asimismo, cabe destacar que una agenda ambiciosa como la que configuran los ODS requiere de una acción global y conjunta. “Las empresas -junto con otros actores como la Administración Pública, entidades educativas, instituciones sociales o la acción civil- deben compartir sus recursos y herramientas con la intención de optimizar el trabajo realizado en torno a los ODS”, ha afirmado Pes. Un aspecto que adquiere aun mayor importancia cuando se trata de las compañías del IBEX, debido a su capacidad para llevar a cabo acciones a gran escala y a nivel multiactor. Por ello, todas ellas llevan a cabo alianzas para impulsar el desarrollo sostenible. Sin embargo, solo 13 han alineado estas sinergias con el marco de los ODS. “Ello nos indica que el margen de mejora es aun elevado. No obstante, todavía tenemos por delante 12 años para materializar la Agenda 2030 y construir, entre todo, una sociedad plena, inclusiva y con una perspectiva de futuro”, ha concluido.

Presentación Publicación "ODS, año 3"

Descarga la publicación "ODS, año 3. Una alianza global para la agenda 2030" aqui.