Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por las Naciones Unidas, concretamente el ODS 8.

En ILUNION Hotels damos especial importancia a la creación de empleo de calidad y por ello trabajamos a diario para la consecución, entre otros, del Objetivo de Desarrollo Sostenible 8. Nuestra compañía basa su aportación a este objetivo en el desarrollo e implantación de distintas acciones muy en línea con la meta cinco de este objetivo: pleno empleo y productivo e igualdad de remuneración por trabajo de igual valor para mujeres y hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad.

Pero el empleo de calidad no afecta solamente a este objetivo, de una manera o de otra está implícito en la consecución de muchas de las metas del resto de ODS. La erradicación de la pobreza, el primero de los objetivos, es un claro ejemplo. Este propósito está íntimamente unido al hecho de poder acceder a un puesto de trabajo de calidad, ya que esto supone la salida de la pobreza y la posibilidad de una plena integración en la sociedad.

El turismo, como gran generador de empleo y riqueza, constituye un importante motor de desarrollo y crecimiento. En España, el sector de la hostelería generó más del 12% del empleo creado en 2017 y, según los datos publicados por la EPA, el número de trabajadores fue de un millón seiscientos mil, un 2,1% más que en 2016. Con estos datos queda claro que la cantidad no es un problema, por eso, el sector debe focalizarse en la mejora de la calidad del empleo.

El turismo es un sector complicado debido, entre otras cosas, a los horarios, la estacionalidad y la poca cualificación de algunos puestos de trabajo. Además, es un sector muy dinámico que exige modelos de negocio que permitan adaptarse de forma rápida a una demanda del mercado variable.

Esta realidad hace que proliferen formas atípicas de contratación y provoca que se incrementen los contratos temporales o a tiempo parcial. Es necesario que estas formas de contratación estén bien reguladas ya que, si se utilizan de manera inapropiada, pueden disminuir la posibilidad que tiene el sector para generar empleo decente (Pautas de la OIT sobre trabajo decente y turismo socialmente responsable). Por ello, es necesario intentar buscar un equilibrio que haga que estas formas de contratación resulten beneficiosas tanto para las empresas como para los trabajadores.

Pero, ¿qué es un trabajo decente? Según la OIT tener acceso a un trabajo decente significa tener la oportunidad de acceder a un empleo productivo que genere un ingreso justo, la seguridad en el lugar de trabajo y la protección social para las familias, mejores perspectivas de desarrollo personal e integración social, libertad para que los individuos expresen sus opiniones, se organicen y participen en las decisiones que afectan sus vidas, y la igualdad de oportunidades y trato para todos, mujeres y hombres.

En ILUNION Hotels somos líderes en inclusión de personas con discapacidad en nuestra plantilla, en todos los ámbitos laborales y con igualdad de salario para el mismo trabajo, y seguimos trabajando en ello para convertirnos en modelo a seguir por el resto de empresas del sector. Además, sabemos que las personas son cruciales para las empresas de servicios, ya que su implicación es imprescindible para asegurar el éxito de su negocio.

Cuidar a las personas que forman parte de nuestras plantillas debería ser una prioridad para las empresas turísticas, por eso no puedo estar más de acuerdo con la afirmación de J. Willard (Marriott): “Tenemos que hacer felices a nuestros empleados. Si los empleados están contentos, ellos harán felices a nuestros clientes”, y ésta es la clave del éxito.

José Ángel Preciado. Director general de Ilunion Hotels.