El sector de la alimentación se enfrenta hoy a importantes retos globales que han puesto el desarrollo sostenible en la agenda de gobiernos, organizaciones, agencias internacionales y empresas. El cambio climático, la escasez de suelo y agua, la deforestación ile­gal, el imparable aumento de la población mundial, y otras muchas cuestiones que se interrelacionan, suponen un evidente desafío que todos los actores sociales y empresariales comparten y afrontan con una hoja de ruta 2030 que toma como base los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Corte Inglés lleva más de 10 años trabajando de la mano de sus grupos de interés y colaboradores expertos en sostenibilidad e inno­vación social para hacer frente a estos y muchos otros retos que sur­gen como consecuencia de la complejidad de un mundo cambiante y globalizado. Cuestiones como una formulación saludable, un tra­bajo constante, cercano y mantenido con los socios productores, el conocimiento de la cadena de valor, la lucha contra el desperdicio alimentario, la apuesta por el producto y las especies locales y de temporada y un surtido adaptado a todas las necesidades nutricio­nales son algunas de las claves de nuestra responsabilidad social en el área de alimentación de El Corte Inglés. Consideramos además que donde El Corte Inglés puede aportar un gran valor a la agenda de desarrollo sostenible es a través de una información al consu­midor clara y de calidad, fomentando de este modo una compra consciente. Con este objetivo, hemos puesto en marcha un plan de Espacios de Información Sostenible.

Así, encontramos cada vez más espacios informativos de calidad tanto en el centro como en la web que nos permiten conocer en el momento de la compra dónde y cómo ha sido producido el alimen­to, qué ingredientes contiene y si es el adecuado para cada cliente, en función de sus necesidades y valores.

Un ejemplo concreto de este esfuerzo de El Corte Inglés para faci­litar la compra consciente son nuestros 17 espacios de La Biosfera, donde se concentra todo el surtido de productos de agricultura y ganadería ecológica. También se ha instalado cartelería y etiquetado específico para distinguir los diferentes sistemas de producción de algunos productos, como los huevos, y se especifica el significado y valor añadido de los certificados de sostenibilidad. Todo esto no lo hacemos solos, sino que trabajamos con nuestros colaboradores en sostenibilidad, como por ejemplo MSC para la pesca sostenible.

El cliente de El Corte Inglés siempre ha sido exigente en cuanto a calidad y garantía, y cada vez más lo es también en sostenibilidad y responsabilidad social. Diversos estudios e informes realizados tanto a nivel nacional como internacional coinciden en el hecho de que existe un consumidor concienciado con su entorno que busca marcas alineadas con sus valores. El porcentaje varía según el estu­dio, pero todos están de acuerdo en que el consumidor consciente está en aumento y viene para quedarse. Una muestra de ello es el imparable aumento en la venta de productos ecológicos, que creció un 24,5% en 2015 respecto a 2014 y mueve 1.500 millones de euros en España según el último estudio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medioambiente (MAPAMA).

En este contexto, El Corte Inglés se propone ser un referente en transparencia informativa y calidad de la información para facilitar al consumidor su decisión de compra, y apuesta por un modelo de negocio donde la calidad, la salud, la sostenibilidad y la innovación al servicio del cliente se dan la mano.

Una compra informada y consciente es nuestro principal objetivo, porque el consumidor consciente tiene el poder de mejorar el mundo.

 

Delia García Gómez. Responsable de Sostenibilidad de El Corte Inglés.