La gestión ética y socialmente responsable favorece la integración de aspectos sociales, ambientales y económicos en la estrategia de la empresa.  De igual modo, tal como se establece en el Principio 10 y en el ODS 16 de Naciones Unidas, las empresas han de trabajar contra la corrupción, ser responsables e inclusivas.

Las organizaciones cuentan con un marco de referencia común – estrategias, directivas, entre otros- para incorporar en su gestión las principales tendencias en sostenibilidad y responsabilidad social. Así mismo el compromiso internacional de la Agenda 2030 incluye todo tipo de empresas y sectores.

La Administración Pública como institución que presta servicios a la ciudadanía, debe integrar también la responsabilidad social de manera transversal, en sus ámbitos de gestión, en sus relaciones con el entorno, generando sinergias con los agentes del territorio, e innovar de manera continuada para que su gestión esté más alineada con las necesidades y expectativas de la comunidad.

En el sector sanitario tiene especial relevancia la protección de datos de carácter personal, para preservar la privacidad, la intimidad y la confidencialidad de la información de los pacientes, tal como se establece en la Carta de Derechos y Deberes de la Ciudadanía.

Con relación a la investigación, el compromiso de vinculación con los Comités Éticos de Investigación Clínica regula la transparencia para reducir posibles prácticas inadecuadas de manera que las actividades de investigación se guíen por principios éticos, con el fin de garantizar los derechos de los pacientes, su bienestar, su seguridad, la confidencialidad de los datos y evitar posibles conflictos de intereses.

En el contexto de Badalona Serveis Assistencials (BSA), el Plan estratégico en el que han participado los grupos de interés, contiene líneas de comunicación, transparencia y participación.

Otras herramientas con las que cuenta BSA para su gestión responsable son un código de conducta, un portal de transparencia, la publicación de la memoria corporativa y el Informe de Progreso, con la correlación con los ODS y diversas redes sociales. Así mismo las auditorias el ámbito económico y asistencial permiten evaluar la gestión de la empresa y detectar aspectos de mejora. En cuanto a los Proveedores la Unidad de Contratación gestiona la publicación de los contratos públicos.

Con relación a las Personas por parte de Gerencia se realizan sesiones informativas en los centros de trabajo para explicar el balance anual, así como los principales objetivos previstos. Además, el Área de Responsabilidad Social ha recibido formación básica sobre gestión de corrupción.

Las alianzas con los grupos de interés favorecen el bienestar emocional y la salud de la comunidad. Fruto de esta colaboración con los agentes de salud del territorio se han puesto en marcha diversas actividades como por ejemplo un ciclo de conferencias, o un programa de detección de personas mayores en situación de riesgo.

Como proyecto de futuro, nuestro objetivo es mantener nuestro compromiso con la comunidad, con el fin de realizar nuevos proyectos conjuntamente, así como evaluar el impacto que generan en el territorio.

 

Elisabet Asensio Reberté. Coordinadora de Responsabilidad Social en Badalona Serveis Assistencials.