La corrupción puede adoptar muchas formas, desde un pequeño tráfico de influencias hasta el soborno más institucionalizado. La definición de corrupción que da Transparencia Internacional es “el abuso del poder encomendado para el beneficio propio”.

En junio de 2004, durante la Cumbre de Líderes del Pacto Mundial en Nueva York, se anunció que el Pacto incluiría en adelante un décimo principio contra la corrupción: “Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno”. Este principio compromete a los participantes del Pacto Mundial de la ONU no sólo para evitar el soborno, la extorsión y otras formas de corrupción, sino también a desarrollar políticas y programas concretos que aborden esta cuestión. Las empresas asumen el reto de trabajar en conjunto y unirse a la sociedad civil, las Naciones Unidas y los gobiernos para lograr una economía global más transparente.

En Cepsa estamos adheridos desde 2005 al Pacto Mundial y formamos parte de la Red Española del Pacto Mundial. Así, nos comprometemos a integrar en nuestra compañía los 10 Principios relacionados con los derechos humanos, las normas laborales, el medioambiente y la lucha contra la corrupción.

Cepsa, a la vanguardia en modelos de prevención contra la corrupción

El compromiso de Cepsa es crecer de forma sostenible, cumpliendo con las normativas del sector y apoyándonos en unos principios y valores éticos. Por ello, en los últimos años, hemos trabajado para implantar en la compañía un modelo de cumplimiento contra la corrupción sólido y eficaz, que cubra las operaciones de Cepsa en todos los países donde se desarrollan. Nuestra actividad implica tener en cuenta riesgos de compliance muy diferentes en función de la zona geográfica donde nos movamos y para ello es fundamental que nuestro Sistema de Gestión de Compliance sea efectivo para prevenir que las consecuencias de la corrupción aumenten o lleguen a dañar de forma irreversible el mercado o nuestra propia reputación.

En noviembre obtuvimos el certificado de AENOR de sistemas de gestión antisoborno según la Norma UNE-ISO 37001, convirtiéndonos así en la primera empresa del sector oil & gas en España en conseguirlo, y una de las primeras a nivel internacional. Esta certificación demuestra el compromiso de Cepsa con las mejores prácticas nacionales e internacionales en materia de cumplimiento y lo posiciona a la vanguardia del sector.

Nuestro modelo de prevención anticorrupción lo componen muchos elementos, pero los pilares son la Política contra el soborno y la corrupción en el ámbito público y privado, la Política para la prevención de delitos y la Política de análisis de contrapartes, así como la formación y comunicación en todos los niveles de la compañía.

La obtención de este certificado nos confirma que contamos con un sistema de gestión antisoborno efectivo aplicado a toda la organización y cadena de valor, que permite prevenir, detectar y gestionar adecuadamente posibles riesgos y conductas delictivas en materia de soborno, tanto internamente como con los socios de negocio y empresas controladas, según los estándares internacionales establecidos en la ISO.

Este certificado es una garantía para nuestros propietarios, empleados y socios y nos impulsa a seguir trabajando en la erradicación de comportamientos ilícitos a la hora de hacer negocios, contribuyendo a crear una cultura de integridad y transparencia dentro y fuera de la compañía.

Cristina Fabre, directora de Auditoría Interna, Cumplimiento y Riesgos de Cepsa.