Un año más, la Red Española del Pacto Mundial publica los resultados del análisis de los informes de Progreso y memorias de sostenibilidad para evidenciar cómo las empresas españolas están avanzando en la implantación de acciones y políticas en áreas relacionadas con los 10 Principios del Pacto Mundial y en la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La publicación Comunicando el progreso 2018. Una visión integrada en sostenibilidad y Reporting”, presentada en el auditorio de Garrigues, ha sido actualizada y renovada para dar una visión global de la evolución de las organizaciones en aspectos concretos de RSE y sostenibilidad, así como para la detección de los principales riesgos y oportunidades en este ámbito.

Los anfitriones del evento, Garrigues, han sido los encargados de dar la bienvenida. Sergio González Galán, socio del despacho, ha destacado el compromiso que tienen con la sostenibilidad desde que en 2004 se hicieran firmantes de Pacto Mundial, y ha hecho hincapié en la necesidad de un enfoque multidisciplinar para abordar el gobierno corporativo y la responsabilidad corporativa.  En cuanto a la recientemente aprobada ley de información no financiera, ha matizado que “esta ley es muy positiva, aunque también tiene críticas por su rigidez y el exceso de información que requiere, pero sin duda, cada vez más los informes iban aportando más información no financiera y de diversidad. Por lo tanto, cumplir con lo que pide la regulación ayuda a la empresa a dar toda la información que los grupos de interés requieren”.

Cristina Sánchez, subdirectora de la Red Española del Pacto Mundial, en la presentación del informe ha hecho referencia a los retos a los que se enfrenta el reporting y ha definido la publicación que se presenta como: “un termómetro que nos ayuda a identificar las áreas de mejora y a poner en valor el esfuerzo que se está haciendo en favor de la sostenibilidad desde el mundo empresarial. El reporting es la consecuencia de las políticas de sostenibilidad de las empresas. La calidad y la verificación de la información es básica para cumplir con la redición de cuentas y la transparencia. Además, hemos detectado el peligro que supone la doble velocidad entre la gran empresa y la pyme en la materia, y entre diferentes sectores, esto puede ser un problema para que avance la sostenibilidad”.

Las principales conclusiones del informe las han ofrecido Elsa Castillo y Rubén Carricondo, técnicos del departamento de Reporting y Proyectos de la Red Española del Pacto Mundial. Que han destacado que en 2018 ha sido un año en el que las empresas han trabajado y comunicado de forma prioritaria temáticas como: la lucha contra el cambio climático a través del desarrollo de políticas y prácticas medioambientales, la reducción de la brecha de género o el fomento de la transparencia mediante el establecimiento de mecanismos de denuncia. Además, la implementación del marco de la Agenda 2030 en la estrategia empresarial continúa siendo desde la aprobación de los ODS en el año 2015 una clara tendencia. Accede aquí al informe

Compartiendo experiencias

Alfredo Menéndez Morán, responsable de mejora continua de EDP España, ha sido el encargado de comenzar la exposición de buenas prácticas empresariales, señalando cómo la sostenibilidad está en el ADN de su entidad. “El adaptarnos a los ODS ha sido un paso natural por tener ya trabajada la sostenibilidad desde hace muchos años. Hemos reflexionado mucho sobre los ODS y hemos priorizado no solo los energéticos, también otros ODS más técnicos”.

Por su parte Manuel Tejedor, director de estudios e innovación de MAS Business ha trasmitido cómo una microempresa puede estar totalmente comprometida con los Principios del Pacto Mundial y los ODS: “no importa el tamaño, importan los valores. Una empresa tiene que tener bien definidos sus propósitos, para nosotros esto es muy importante. Para la integración de los ODS, hemos analizado las 169 metas y las hemos cruzado con nuestros temas relevantes”.

Fernando Goñi, responsable de calidad, medioambiente, seguridad y salud laboral de Industrias Químicas del Ebro, ha hecho un resumen de la experiencia en temas de sostenibilidad para una mediana empresa: “cuando nos adherimos al Pacto Mundial en 2004, nos dimos cuenta que ya estábamos haciendo muchas cosas en materia de sostenibilidad, sin saberlo. En 2017 comenzamos a trabajar los ODS, el primer paso fue identificar cual nos impactaba más y en cual nosotros impactábamos. Así valoramos cuales eran los más relevantes, y en cual podríamos trabajar mejor. Para integrarlos en nuestro plan de gestión anual, también les pedimos la opinión a nuestros grupos de interés”.

Tendencias y futuro del reporting

El progreso que ha experimentado el desarrollo sostenible a través de la rendición de cuentas y la transparencia en el sector privado, ha sido abordado en una mesa con invitados de empresas y administración, moderada por la subdirectora de la Red Española del Pacto Mundial, Cristina Sánchez.

En ella, Mónica Oviedo, responsable de gestión de sostenibilidad de Iberdrola, ha destacado cómo cada vez es más importante la sostenibilidad y los ODS entre los inversores. “La Agenda 2030 supone un cambio radical y se abre un marco de oportunidades y nuevas estrategias. Y los que no vayan hacia el 2030 no van a estar y las pymes deberían estar”.

Roberto García, G-advisory de Garrigues ha relacionado que las pymes son los proveedores de la gran empresa, y la gran empresa hace de tractora para que las pymes asuman los ODS”. En su opinión “las memorias de sostenibilidad van a acabar como un simple repositorio de información para ciertos grupos de interés como accionistas y mercados financieros y la comunicación con el cliente y el entorno social va a ir por otra vía”.

La Administración ha estado representada por Juan Manuel Sánchez Terán Lledó, subdirector general de economía social y RSE del Ministerio de Trabajo Migraciones y Seguridad Social: "las empresas españolas se han lanzado de manera decidida a reportar en Sostenibilidad, estamos entre los puestos 5 y 10 en estándares internacionales". Por otro lado ha señalado que el gran reto es la comparabilidad de los datos, “ya que habitualmente para comparar entre otros años tienes que leer la memoria anterior”.

José Luis Blasco, director global de sostenibilidad en ACCIONA, ha hecho hincapié que la principal función de los informes no es informar, es alinear los intereses dentro de la compañía. "Cambiemos el paradigma del reporting para dar más cabida al impacto que tiene cada empresa, cómo puede contribuir y dar valor al diálogo con la comunidad".

Comunicando el progreso 2018. Una visión integrada en sostenibilidad y Reporting