El 10 de diciembre de 2018, se celebró el 70º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), redactada en 1948 tras la Segunda Guerra Mundial. Éstos son una de las principales líneas de trabajo del Pacto Mundial. De hecho, dos de los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas se derivan directamente de la Declaración Universal, en la que se pide a las empresas que apoyen y respeten la protección de los derechos humanos proclamados internacionalmente (Principio 1) y que se aseguren de que no son cómplices en la vulneración de los derechos humanos (Principio 2).

Asimismo, la Declaración Universal también tiene una importancia fundamental en la Agenda 2030. Aunque entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible no existe un objetivo de "derechos humanos" independiente, estos son transversales en todos ellos.

Con motivo de esta celebración, Global Compact ha publicado el informe “Derechos Humanos: el pilar fundamental de la empresa sostenible”, en el que se destaca la forma en la que el Pacto Mundial de las Naciones Unidas está trabajando con sus empresas socias para promover los derechos humanos, incluyendo una compilación de ejemplos de empresas, recursos clave y actividades relevantes a nivel global y local. Además, ofrece una visión general de cómo las empresas participantes están adoptando los Diez Principios y tomando medidas para ayudar a cumplir los Objetivos Mundiales.

En concreto, este informe confirma hasta qué punto los derechos humanos son una parte esencial de la actividad empresarial: el 92% de los encuestados informaron de que contaban con políticas y prácticas en vigor en materia de derechos humanos. Sin embargo, dicho informe también revela claras oportunidades para que las empresas profundicen en sus esfuerzos por respetar y apoyar los derechos humanos en todas sus cadenas de suministro y operaciones. Por ejemplo, en 2018, aproximadamente el 27% de las empresas encuestadas informaron de que habían realizado evaluaciones de riesgos directamente relacionadas con los derechos humanos, y sólo el 17% de ellas habían realizado evaluaciones de impacto relacionadas con los derechos humanos, ambos puntos de partida claros para fortalecer la participación de las empresas en esta esfera.

Dentro del informe también se exponen las diferentes actividades realizadas por las redes locales, incluida la red española. En este sentido, el trabajo realizado por las Redes Locales del Pacto Mundial es de vital importancia, ya que desempeñan un papel central en el impulso de la agenda empresarial y de derechos humanos sobre el terreno. En particular, la Red Española del Pacto Mundial está apoyando a las pequeñas y medianas empresas en sus esfuerzos por aplicar los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos mediante diversas actividades que incluyen cursos online, recursos y herramientas y numerosos proyectos de formación en materia de DDHH.

Además, la Red Local española realiza un estudio anual para analizar el estado de implantación de los Principios Rectores de la ONU entre las principales empresas pertenecientes al principal índice bursátil del país, el IBEX 35. El objetivo del estudio anual es sensibilizar a las empresas españolas, a las instituciones públicas y a la sociedad en general sobre los Principios Rectores de las Naciones Unidas y el Plan Nacional de Acción de España en materia de Empresas y Derechos Humanos. Estos estudios han sido utilizados en el trabajo de diferentes comisiones parlamentarias en España y han sido destacados en los medios de comunicación españoles sobre sostenibilidad corporativa.

En general, en los últimos 70 años, se han realizado importantes avances en materia de DDHH. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer para que el respeto de los derechos humanos sea verdaderamente universal. Estamos lejos de lograr la libertad de la esclavitud y la servidumbre con 40 millones de personas que todavía viven en la esclavitud moderna en todo el mundo y se estima que se necesitarán otros 217 años para cerrar la brecha económica de género.

Por ello, debemos seguir trabajando para que el cumplimiento de los DDHH sea una realidad global. En palabras de Lise Kingo, directora ejecutiva de UN Global Compact, “Juntos podemos mantener encendida la Declaración Universal durante otros 70 años y más, proporcionando un camino hacia un mundo de paz, dignidad y oportunidades para todos.”

Puedes descargar el informe aquí.