La Asamblea General de Naciones Unidas alentó, el pasado 20 de diciembre, al Pacto Mundial a seguir trabajando con el sector privado en la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con una resolución renovada adoptada por los Estados miembros.

La resolución, con el título: Hacia asociaciones mundiales de colaboración: un enfoque basado en principios para mejorar la cooperación entre las Naciones Unidas y todos los socios pertinentes, reitera el amplio mandato del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que es “promover los valores de las Naciones Unidas y prácticas comerciales responsables dentro del sistema de las Naciones Unidas y entre la comunidad empresarial global“.

Además de reconocer el importante papel que el sector privado tiene que desempeñar en la implementación de los Objetivos y metas de desarrollo sostenible que se describen en la Agenda 2030,  hace una mención especial al importante papel que desempeñan las redes locales del Pacto Mundial para apoyar la implementación de la Agenda a nivel local que, apuntan, constituyen una vía fundamental para difundir los valores y principios de las Naciones Unidas y facilitar las asociaciones de colaboración con empresas a gran escala.

En el mismo documento también se habla del “papel de la Oficina del Pacto Mundial respecto al fortalecimiento de la capacidad de las Naciones Unidas para asociarse estratégicamente con el sector privado”. En este contexto, la resolución expresó su apoyo a la labor de Pacto Mundial para alentar a todas las empresas a adoptar principios para negocios e inversiones responsables y para tener en cuenta los impactos ambientales, sociales y de gobierno de sus actividades.

La resolución también solicita al Pacto Mundial que promueva los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres y fomente las redes locales del Pacto Mundial con miras a concienciar acerca de las múltiples formas en que las empresas pueden impulsar la igualdad de género en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad, y alienta al sector privado a que contribuya a la promoción de la igualdad de género.

El papel clave de las medidas de integridad del Pacto Mundial también se enfatizó a medida que los Estados miembros buscan buenas prácticas y formas de mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en las asociaciones que involucran a las Naciones Unidas.

La Directora Ejecutiva del Pacto Mundial, Lise Kingo, comentó al respecto: «agradecemos a los Estados Miembros de las Naciones Unidas por su firme confianza en la labor del Pacto Mundial y por renovar su apoyo.  Acogemos con satisfacción el énfasis que hacen en la rendición de cuentas, la transparencia, la coherencia y la gestión de riesgos en la colaboración entre las Naciones Unidas y las empresas, y esperamos continuar nuestra labor para garantizar que las asociaciones tengan un impacto tangible en la alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible«.