Cada vez más empresas hacen referencia a los ODS en sus informes de sostenibilidad, integrados o anuales. De hecho, según el último análisis de las memorias de sostenibilidad “Comunicando el Progreso” realizado por la Red Española del Pacto Mundial, el 74% de las grandes empresas españolas toman medidas para avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este porcentaje es menor en el caso de las pymes, donde disminuye hasta el 54%. Si comparamos estos datos con los obtenidos de la consulta Progress Report 2018 del Pacto Mundial, el sector privado español muestra una tendencia de trabajo similar a las empresas de otros países, que se mantienen alrededor del 59%.

A pesar de la esta afirmación, tan solo el 37% de las grandes empresas y el 23% de las pymes ha llevado a cabo una evaluación de los riesgos y las oportunidades relacionados a los ODS. Esto indica que sólo la mitad de las empresas que trabajan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible  lo hacen siguiendo una metodología específica que permita detectar los ODS más adecuados y evaluar su repercusión en el futuro de la entidad. En este sentido, los ODS en los que la empresa afirma tener un mayor impacto coinciden con los ODS más trabajados presentados en la Publicación Año 3: Una alianza global para la Agenda 2030. Estos son el ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS 3 (Salud y bienestar), ODS 5 (Igualdad de género) y ODS 9 (Ciudades y comunidades sostenibles).

En cuanto a las medidas que toma la empresa para contribuir a los ODS destaca la ratificación de los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas llevada a cabo por el 46% de las entidades consultadas, seguida de la comunicación pública de sus prácticas e impactos en relación a los ODS (37%), la realización de contribuciones no financieras/en especie a organizaciones del tercer sector (33%) y el establecimiento de alianzas con actores públicos o privados para la consecución de la Agenda 2030 (37%).

El compromiso del IBEX35 con la Agenda 2030.

Las empresas de este índice bursátil se sitúan como referente del sector privado español en el trabajo por la contribución a los ODS. En concreto, el 80% de ellas menciona en sus memorias de sostenibilidad su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este dato es ligeramente superior al año anterior, en el que fueron 26 (el 74%) las empresas que se comprometieron a contribuir al marco de la Agenda 2030.

En cuanto a la identificación de los ODS prioritarios, ésta se lleva a cabo por un 77% de las empresas del IBEX35, dato muy superior al de las grandes empresas y pymes anteriormente citadas. Además, en este punto se observa una gran mejoría respecto al año pasado, en el que la cifra fue un 26% inferior. Como área de mejora, hay que resaltar que solo el 57% de las compañías del  selectivo explica de forma específica cómo contribuye a los ODS. En este punto es donde se comprueba que existe una brecha significativa por parte de las empresas cuando se trata de pasar del compromiso a la acción, un paso esencial para conseguir la consecución de la Agenda 2030.

Asimismo, tan solo 6 de las 35 empresas que conforman el IBEX35 establecen objetivos medibles y cuantificables en cuanto a la contribución a los ODS. Aquí debemos citar a Bernhard Frey, Senior Manager, SDG Impact and Reporting, de United Nations Global Compact, que destaca que “las compañías necesitan ir más allá de la tendencia actual de simplemente mapear sus actividades y políticas relacionadas con los ODS. La divulgación de información sobre cómo identificar, medir y abordar los riesgos para las personas y el planeta a lo largo de la cadena de valor es un elemento esencial de la estrategia empresarial en ODS y reporting”.

Sin embargo, y a pesar de que el número es aún muy bajo, se ha producido un crecimiento del 50% respecto al año anterior y se espera que con la introducción de la nueva ley en materia de información no financiera y diversidad estos datos se incrementen notablemente.

Por último, es necesario destacar que el compromiso con los ODS se debe asumir desde los cargos más altos de la compañía hasta el último eslabón de la escala laboral. En este sentido, el compromiso en la alta dirección se presenta en el 43% de las empresas del IBEX35, que lo expresan de forma explícita a través de la carta del máximo cargo de la organización. Sin embargo, en cuanto a la formación de los empleados, ninguna empresa del índice bursátil reporta en sus memorias de sostenibilidad una formación específica en ODS. Éste es, sin duda, un área de mejora clave para el sector privado en el trabajo para la consecución de la Agenda 2030.

Descarga la publicación.