En el año 2010, como reflejo de la gestión responsable que Fraternidad-Muprespa ha venido desarrollando a lo largo de toda su larga historia, suscribió su adhesión a los Principios del Pacto Mundial.

Esa adhesión, supuso hacer público y notorio nuestro compromiso constante con el respeto, promoción y difusión de dichos Principios, con especial atención a la igualdad de género.

En el ADN de la Mutua, se asume como algo propio e inherente una gestión ética y responsable de nuestros recursos humanos, aspecto que se considera fundamental para cumplir con éxito nuestra finalidad, que no es otra que ofrecer la mejor asistencia sanitaria a los trabajadores que han sufrido un accidente de trabajo o una enfermedad profesional.

En ese contexto, siempre hemos apostado de forma decidida por el empleo estable y de calidad, con especial atención, como un eje estratégico, a la eliminación de cualquier obstáculo que pudiera existir para garantizar el principio de igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Esa apuesta continúa de la Mutua por la igualdad efectiva, nos permite lograr cada día ser una entidad mejor, con inquietudes y con capacidad de superación en nuestro trabajo diario, generando entusiasmo y compromiso, para que el conjunto de la plantilla aporte su talento, iniciativa y creatividad en el desarrollo de su trabajo.

Fruto de nuestro compromiso con la igualdad, en 2016 recibimos el distintivo “Igualdad en la Empresa”. Para la concesión del distintivito se evaluaron las políticas de igualdad de la Mutua a través del análisis de su Plan de Igualdad y de las distintas acciones multidisciplinarias, diseñadas e implantadas con éxito dentro de la entidad.

Alguno de los resultados que se están logrando con esa apuesta por la igualdad y el talento femenino, son los siguientes:

  • El 62% del total de la plantilla son mujeres, con más del 90% de contrataciones indefinidas.
  • En 2018 se impartieron 42.509 horas de formación presencial y el 56% de las mismas tuvieron a mujeres como destinatarias. Asimismo, se concedieron 263 ayudas individuales de formación, 145 de las cuales tuvieron a mujeres como beneficiarias, lo que representa el 55% del total de ayudas.
  • Aumento del número de mujeres en puestos de responsabilidad: así desde el año 2017, se ha incrementado notablemente la presencia de mujeres en puestos predirectivos, pasando de una presencia femenina en dichos puestos del 36,84% en 2016 al 45,71%, a enero 2019. En el caso de puestos directivos, durante ese mismo periodo, la presencia de mujeres en esos puestos ha pasado del 32,82% al 34,35%. Pero nuestro objetivo es continuar mejorando aún más estos indicadores

Fraternidad-Muprespa entiende que este compromiso con la igualdad debe impulsarse y mantenerse, no solo de forma visible, en días tan señalados como el 8 de marzo, sino los 365 días del año, siendo sin duda una apuesta ganadora para lograr la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades en todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública, tal y como se recoge en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible del Pacto Mundial.

José Antonio Meneses, Técnico de Relaciones Laborales y RSC del Centro de RRHH y RSC de Fraternidad-Muprespa