Durante los últimos años, casi los mismos de la singladura que la propia Fundacion Bequal, se han ido produciendo novedades de conocimiento, de opinión y, sobre todo, legislativas, con amplio impacto y repercusión en la inclusión de la diversidad que supone la discapacidad en toda la Sociedad.

Desde la Ley de Economía Sostenible de marzo de 2011 hasta la Ley de diciembre de 2018 sobre información no financiera y diversidad, pasando por la Agenda 2030 y los ODS como centro de la Agenda y de la visión del Estado, se ha ido incorporando la necesidad de contar con la inclusión de las PcD1 de forma transversal.

Pero, ¿cuáles son las aportaciones de valor de la inclusión de las PcD en el mundo laboral para las organizaciones? Muchas sin duda, pero para la Fundación Bequal hay cuatro a destacar.

Asegurar el cumplimiento normativo

Así como la constatación de la existencia de políticas inclusivas con la diversidad bien identificadas en nuestro modelo Bequal, acreditando así, el cumplimiento de la cuota legal de reserva de empleo para PcD en empresas de más de 50 trabajadores.

Mejorar la reputación y la rentabilidad

Esa rentabilidad económica que tiene que ver, tanto con el consumo responsable, el consumidor se fija más en cómo se hacen las cosas, como con las posibilidades de ser homologado o seleccionado como proveedor de grandes empresas, que exigen que sus proveedores cumplan la Ley (cuota del 2% de TcD2), sin olvidar los contratos con las administraciones públicas.

Tras la última reforma de la Ley de Contratos del Sector Público se excluyen de la contratación pública a todas aquellas organizaciones que no cumplan con el 2% de cuota de reserva para TcD.

Avanzar con la Agenda 2030 y los ODS

Uno de los principales objetivos de la Agenda 2030 es empoderar y mejorar el bienestar de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, incluyendo dentro de estos grupos en riesgo de exclusión a las PcD.

El modelo Bequal para la inclusión de las PcD en el mundo laboral entronca directamente con los ODS, concretamente en 11 indicadores y en Objetivos como el ODS 1 “Fin de la pobreza”, ODS 3 “Salud y Bienestar”, ODS 8 “Trabajo decente y crecimiento económico”, ODS 10 “Reducción de las desigualdades”, …Por tanto, contratar PcD, no significa únicamente ser una empresa socialmente responsable con la discapacidad, significa también estar alineado con los ODS y la Agenda 2030.

Facilitar el reporte de información no financiera y diversidad

La Ley de información no financiera y diversidad (Ley 11/2018, 28 diciembre), define explícitamente la discapacidad como parte integrante de la información no financiera que las empresas están obligadas a reportar.

En resumen: responsabilidad, rentabilidad, reporte, contratación pública, Agenda 2030; hace que la empresa que cumple con estos 4 puntos, no solo sea una empresa socialmente responsable con las PcD, sino que además está contribuyendo de manera directa a un mundo sostenible donde nadie se quede atrás.

1PcD: personas con discapacidad

2TcD: trabajadores con discapacidad

José Antonio Martín Rodríguez, Director Gerente de la Fundación Bequal