El cambio climático representa uno de los desafíos ambientales más importantes del siglo XXI. Muestra de ello es la relevancia que tanto los organismos internacionales como las empresas de todo el mundo atribuyen a sus efectos y, en consecuencia, a la toma de decisiones para conseguir tanto la adaptación a ellos como para su mitigación.

En este sentido, el Acuerdo de París alcanzado en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2015 (COP 21), celebrada en París, representa un impulso esencial en la lucha contra el cambio climático. La conferencia alcanzó su objetivo, lograr por primera vez en la historia un acuerdo universal sobre la necesidad de reducir el cambio climático y limitar el calentamiento global por debajo de 2 grados centígrados en 2100, en comparación con los niveles preindustriales, e incluso limitarlo a un máximo de 1,5°C.

Numerosas iniciativas han surgido como consecuencia de la firma y posterior ratificación de este Acuerdo, siendo la “Iniciativa Science Based Targets (SBTi)” una de las más relevantes. Esta iniciativa es una llamada a todos los organismos y, en especial, a las empresas a pasar a la acción, reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y acelerar la transición a una economía baja en carbono. Para ello, el primer paso que deben dar es establecer unos objetivos de reducción tanto de sus emisiones (Scope 1&2) como de las asociadas a su actividad pero que se generan por terceros (scope 3). Estos objetivos deben ser lo suficientemente ambiciosos para no exceder esos 2º fijados en el Acuerdo de París y deben estar alineados con los resultados de los últimos informes científicos del IPCC (The Intergovernmental Panel on Climate Change) que nos advierten de las catastróficas consecuencias de superar los 2ºC e insisten en la importancia de limitar el calentamiento global en 1,5°C.

Conscientes de la relevancia de nuestras acciones, Ferrovial ha aceptado el reto y ha sido la primera empresa del sector de infraestructuras a nivel mundial en establecer y tener avalados unos objetivos de reducción de emisiones avalados por SBTi al 2030 para todos los scopes 1&2&3. Para satisfacer este compromiso trabajamos en dos líneas. Internamente, estamos implantando medidas de eficiencia energética, aumentando anualmente la compra de electricidad renovable, incorporando vehículos alternativos a los convencionales, incorporando nuevas tecnologías e invirtiendo en innovación. Sin embargo, pensamos que dónde más impacto tienen nuestras acciones es en aportar soluciones sostenibles a nuestros clientes y usuarios para ayudarles a hacer la transición a una economía baja en emisiones. Sabemos que la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas, que las ciudades originan más del 60 % de las emisiones globales y que supone un gran reto en la gestión. Por ello, Ferrovial aporta soluciones a estos retos y ha puesto en marcha modelos de negocio relacionados con movilidad de personas, economía circular, agua y adaptación de las infraestructuras.

Nosotros sólo somos una parte. Sería necesaria la suma de muchas acciones para poder cumplir con el Acuerdo de París de no alcanzar los 2 ªC a finales de siglo.

Ana Belén Peña Laseca. Jefe de Calidad, Cambio Climático y Medio Ambiente en Ferrovial.