Veranos más largos y calurosos, fenómenos cada vez más graves y duraderos de olas de calor, temperaturas medias durante todo el año por encima de lo habitual, aumento de la temperatura del mar, avance de la desertificación, disminución de las precipitaciones y un largo etcétera… Cuando se trata de hablar de Cambio Climático y más en nuestro país, uno de los países de Europa que más se está viendo afectado por este fenómeno, no podemos negar que es una realidad y que estamos siendo testigos en primera línea.

En Residuos Electrónicos, S.L. llevamos años comprometidos con esta causa, no solo por nuestra actividad, la Gestión de Residuos, que lo requiere de manera natural, si no por convicción propia. Al ser una Pyme, no podemos realizar grandes campañas o inversiones millonarias, pero sí, pequeñas acciones que sumadas a otras contribuyen de manera activa a paliar las consecuencias del Cambio Climático. Siempre hay algo que se puede hacer y que no requiere de una gran inversión de recursos, cuando estos últimos son escasos.

Así, desde 2015 y para mostrar nuestro compromiso activo con esta causa, estamos adheridos a “Caring for Climate”, iniciativa de la ONU que promueve la movilización de empresarios para proponer planes estratégicos y medidas concretas contra el Cambio Climático. Ello nos obliga a enfocar nuestra estrategia empresarial de manera respetuosa con el medio ambiente, por ello, participamos en campañas de concienciación como la “Hora del Planeta” de  WWF y dedicamos tiempo a realizar una planificación de rutas eficiente, lo que disminuye el consumo de combustible y por lo tanto, las emisiones contaminantes. Del mismo modo, hemos sustituido nuestras carretillas elevadoras de gasoil por eléctricas y durante 2019 hemos terminado de sustituir toda la iluminación fluorescente y halógena con mayor consumo energético por iluminación LED, con mucho menor consumo y generando un residuo mucho menos contaminante. Además, estas pasadas Navidades, momento del año en el que siempre aprovechamos para enviar un detalle a nuestros clientes , decidimos que queríamos salirnos del camino habitual y buscamos un obsequio que estuviera relacionado estrechamente con este compromiso con el Medio Ambiente, por lo que nos pusimos manos a la obra y compramos unos olivos autóctonos de España, cultivados de manera ecológica, dispuestos en un saco de rafia elaborado con fibras naturales y envasado en una cajita de cartón ondulado reciclado, el mensaje que escribimos en la tarjeta fue “Por una huella más limpia para el 2019”. Nuestros clientes y trabajadores, que también recibieron uno, quedaron encantados con la originalidad del regalo y además invitamos a todos a que compartieran este mensaje en sus redes sociales con una foto del arbolito ya plantado o nos mandaran la foto para compartirla nosotros, haciendo extensible el mensaje que queríamos transmitir a más personas. Con esta medida cumplimos varios objetivos, no solo regalar el obsequio navideño a nuestros clientes, si no comprar algo que no es de un solo uso, ecológico, y que además contribuye a disminuir nuestra Huella de Carbono, transmitiendo un mensaje de compromiso y responsabilidad contra el fenómeno del Cambio Climático.

Al final, según nuestra opinión, más que de capacidad es cuestión de intención, cualquiera puede hacerlo, los pequeños gestos también cuentan, por lo que animamos a todas las empresas a que se impliquen con esta causa y colaboren de manera activa en la lucha contra el Cambio Climático.

Noelia García López Responsable de Calidad, Medioambiente, PRL y RSC