El ODS 7 está conectado con los Principios 1, 2, 7, 8 y 9 del Pacto Mundial de Naciones Unidas

“Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”

¿En qué consiste el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7?

El acceso a la energía segura y continua condiciona enormemente las posibilidades de desarrollo humano, social y económico. La población mundial está creciendo y también crece con ella la demanda de energía, por lo que es fundamental hacerla llegar a toda la población para mejorar a escala global el acceso a sistemas de cocción, calefacción, iluminación de escuelas y hospitales, comunicación y acceso a internet, máquinas y herramientas de trabajo, cuestiones que repercuten directamente sobre el desarrollo. A su vez, es necesario que la energía sea sostenible para que permita un desarrollo sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

Es fundamental impulsar una transición energética, que no solo sea sostenible, sino también sea justa, y que, por tanto, incluya instrumentos de reducción de la desigualdad y apoye a los consumidores más vulnerables para coordinar el fuerte crecimiento de la demanda energética con los objetivos climáticos globales necesarios sin dejar a nadie atrás. Una transición energética sostenible y justa es una oportunidad que permitirá sentar las bases sobre las que construir una nueva economía sostenible y competitiva que creará nuevos empleos y aumentará la inversión, posibilitando un impulso a la innovación y al desarrollo empresarial.

El acceso a la energía eléctrica en los países más pobres ha comenzado a acelerarse en los últimos años. El número de personas sin acceso a la electricidad se redujo a 840 millones, pasando de 1.200 millones en 2010. Aún se necesita mejorar el acceso a 3.000 millones de personas a combustibles y tecnologías no contaminantes y seguros para cocinar, aumentar la electrificación en determinados países y ampliar el uso de la energía renovable más allá del sector de la energía eléctrica.

La proporción de la energía renovable en el consumo total de energía aumentó un 18% entre los años 2010 y 2016. En 2017, la tasa de renovables en el consumo energético bruto de la Unión Europea fue del 17,5 %, lo que supone el doble que el 8,5 % registrado en 2004. Mientras, en España, el conjunto de las energías renovables superó el 38% de la producción eléctrica bruta total en 2018, un 19% más si se compara con 2017. La transición energética hacia una economía descarbonizada basada en energía renovable y la mejora de la eficiencia energética tal y como marcan los objetivos establecidos desde Europa, permitirá reducir emisiones de CO2 y combatir el cambio climático cumpliendo con los objetivos globales marcados.

La pobreza energética no es sólo un problema de acceso ni está presente únicamente en países en desarrollo, supone un problema estructural para muchos países y afecta especialmente a los consumidores con menos recursos que, debido a los altos precios de la energía, la falta de ingresos y la ineficiencia energética de las viviendas, no pueden mantener su casa a una temperatura adecuada o afrontar las facturas de electricidad y gas, aumentando con ello los accidentes domésticos durante los meses de frío.

«Pretende, a corto plazo, garantizar el acceso universal a una energía asequible, sostenible, segura y moderna»

El ODS 7 pretende, a corto plazo, garantizar el acceso universal a una energía asequible, segura, sostenible y moderna, para mejorar las condiciones de vida de millones de personas. Si el acceso a la electricidad se mantuviese en el mismo nivel de progreso que entre 2015 y 2017, el acceso universal podría alcanzarse para 2030. El principal reto será conectar a las poblaciones que viven en los lugares más remotos. Pero es probable que 650 millones de personas permanezcan sin acceso a la electricidad en 2030, 9 de cada 10 de las cuales estarán en el África subsahariana.

A largo plazo, el ODS 7 también persigue aumentar el uso de energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles, que actualmente sostienen en gran medida la economía global, y fomentar la eficiencia energética, creando una economía completamente sostenible con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

Las empresas tienen un rol clave en este sentido, invirtiendo en fuentes de energía limpia, apostando por tecnologías que reduzcan el consumo de electricidad en los edificios y fábricas buscando una mayor eficiencia energética y realizando proyectos que contribuyan a llevar la energía a las comunidades locales más desfavorecidas.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al ODS 7?

Hay determinadas organizaciones cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector energético, tecnológico o industrial. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

En el ámbito interno:

  • Creando una política energética que establezca las directrices de la empresa en relación al acceso y uso de la energía.
  • Formando a empleados y proveedores en materia de eficiencia energética y creando guías que establezcan pautas de ahorro y consumo en oficinas y fábricas.
  • Cambiando el modelo de negocio, en el caso de las empresas del sector energético y petroquímico, invirtiendo en energías renovables como núcleo principal, en detrimento de los combustibles fósiles.
  • Controlando el uso de energía en los desplazamientos de empleados, proveedores y en la distribución de productos y servicios de la empresa fomentando la movilidad sostenible.
  • Sustituyendo paulatinamente el uso de energía fósil por energía renovable en las actividades y operaciones de la empresa.
  • Implantando sistemas certificados de gestión energética.
  • Estableciendo criterios de eficiencia energética y uso de energías renovables en los edificios e instalaciones de la empresa.
  • Estableciendo internamente medidas de ahorro y eficiencia energética, por ejemplo, invirtiendo en tecnologías de alta eficiencia o implantando medidas y control de consumos.
  • Emitiendo bonos verdes para la financiación de proyectos sostenibles en áreas como las energías renovables o la eficiencia energética.
  • Proporcionando condiciones laborales dignas a los proveedores en países con legislaciones débiles, asegurándose de que los trabajadores cuenten con sistemas eléctricos en las instalaciones y un sueldo suficiente, que les permita a ellos y a su familia contar con electricidad en sus propios hogares y acceder a combustibles y tecnologías no contaminantes y seguros para cocinar y calentarse.
  • Invirtiendo en eficiencia a lo largo de la cadena de suministro, para ayudar a reducir el coste energético del transporte de productos y servicios.

En el ámbito externo:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones al acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna. Por ejemplo, una empresa del sector energético, construyendo paneles solares en comunidades rurales o una empresa del sector tecnológico, creando instrumentos que permitan ahorrar consumo eléctrico a los particulares.
  • Invirtiendo en I+D+i para encontrar y reforzar fuentes de energía renovable incipientes, como la energía geotérmica o la energía oceánica, o almacenamiento de energía a través de baterías.
  • Realizando proyectos para mejorar el acceso a la energía en las comunidades rurales cercanas a las operaciones de la empresa, con especial hincapié en escuelas y hospitales.
  • Contando buenas prácticas en workshops relacionadas con las energías renovables y la eficiencia energética en la organización.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo destinados a actividades y programas relativos al acceso a la energía.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un mayor acceso a la energía de la población o al fomento de las energías renovables.
  • Comprometiéndose por el abastecimiento de electricidad 100% renovable con iniciativas como RE100, o con EP100 integrando objetivos energéticos ambiciosos impulsando la innovación en eficiencia energética.
  • Apoyando acciones energéticas más audaces por parte de los gobiernos para estimular el progreso de la eficiencia energética y la transición a energías renovables.

Experiencias de nuestros socios

Algunas de las entidades socias de la Red Española del Pacto Mundial cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen a este ODS. Se pueden consultar en la plataforma online COMparte.

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al ODS 7?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común del Pacto Mundial de Naciones Unidas, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 7 son:

  • Consumo de energía en la organización.
  • Porcentaje de energía de origen renovable consumida.
  • Importe total invertido en energías renovables.
  • Actividades de investigación y desarrollo y gasto destinado a proporcionar energía fiable y a promocionar el desarrollo sostenible.
  • Intensidad energética de los edificios.

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al ODS 7?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al ODS 7.

  • SDG Compass: guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Los Diez Principios del Pacto Mundial y la herramienta de elaboración del Informe de Progreso, con la cual reportar sobre esta información.
  • Sustainable Energy for All: iniciativa de Naciones Unidas que agrupa a líderes de todos los sectores de la sociedad – gobiernos, empresas y sociedad civil – para trabajar juntos por la transformación de los sistemas energéticos actuales.
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo.
  • RE100: iniciativa de liderazgo corporativo global dirigida por The Climate Group en asociación con CDP que reúne a empresas comprometidas con la electricidad 100% renovable con el propósito de acelerar el cambio hacia redes de cero carbono.
  • EP100: una iniciativa The Climate Group, en asociación con  que reúne a un grupo creciente de compañías energéticamente inteligentes comprometidas a mejorar su productividad energética.
  • Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA): organización intergubernamental que apoya a los países en su transición hacia un futuro energético sostenible y sirve como la plataforma principal para la cooperación internacional. Es un centro de excelencia para el conocimiento y la innovación en energías renovables.

Datos y cifras del ODS 7

Internacional:

  • Más personas que nunca están usando energía eléctrica y la proporción de la población mundial que tiene acceso a este servicio aumentó del 83% en 2010 al 89% en 2017. Sin embargo, 840 millones de personas carecían de este servicio esencial en 2017, en su mayoría en África subsahariana.
  • La intensidad energética primaria, definida como el suministro total de energía por unidad de PIB, mejoró en un 2,5% en 2016. Sin embargo, no alcanza la meta de los ODS de al menos 2,7%. Además, las últimas estimaciones para 2017 y 2018 sugieren que el ritmo de estas mejoras será más lento.
  • La electrificación de las zonas rurales progresó rápidamente entre los años 2015 y 2017, pero continúa existiendo una amplia brecha. En 2017, la cobertura en las áreas rurales era del 78%, en comparación con el 97% en las zonas urbanas. Esto significa que el 87% de las personas que no disponen de energía eléctrica actualmente viven en zonas rurales.
  • El acceso a combustibles y tecnologías no contaminantes y seguros para cocinar ha aumentado desde 2010 a una tasa anual de 0,5 puntos porcentuales, alcanzando el 61% de la población mundial en 2017. Este ritmo es demasiado lento para alcanzar la meta de los ODS y significa que casi 3.000 millones de personas continúan dependiendo de sistemas de cocción ineficientes y altamente contaminantes como biomasa tradicional, madera y residuos de plantas y animales, lo que resulta en casi 4 millones de muertes prematuras cada año.
  • La proporción de la energía renovable en el consumo total de energía alcanzó el 17,5% en 2016, en comparación con el 16,6% en 2010. La proporción de energía renovable moderna aumentó a un ritmo más rápido, del 8,6% en 2010 al 10,2% en 2016. Esta categoría no incluye el uso tradicional de la biomasa, que refiere al uso ineficiente de la biomasa sólida, como la combustión de madera, carbón u otra materia orgánica.
  • El mayor crecimiento de energía renovable se concentra en el sector de la energía eléctrica debido a la rápida expansión de la energía eólica y solar, impulsada por el apoyo sostenido de políticas y la reducción de costos. Sin embargo, la energía eléctrica solo representa el 20% del consumo final de energía. El 80% restante se concentra en los sectores de calefacción y transporte, en los que las fuentes renovables modernas en el año 2016 representaron solo el 9% y 3,3% del mercado mundial, respectivamente.

Nacional:

El Marco Estratégico de Energía y Clima que presentó el Gobierno de España a principios de 2019 se compone de las siguientes piezas clave: el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, y la Estrategia de Transición Justa. Entre las cifras destacadas se encuentran las siguientes:

  • El marco prevé que más del 70% de la generación eléctrica de España en 2030 sea renovable, frente al 40% actual, y que se alcance el 100% en el 2050, meta que permitirá cumplir los compromisos del Acuerdo de París
  • Debido a la descarbonización el precio medio de la luz en 2030, se reducirá un 12%, antes de impuestos, respecto al precio actual en España.
  • Se generarán entre 250.000 y 364.000 nuevos empleos entre 2021 y 2030. Según la OIT, para 2030 habrá una relación de 4 empleos creados por cada 1 perdido en las energías fósiles.
  • El Plan prevé un elevado ritmo de rehabilitación energética de viviendas, 120.000 de media al año en la próxima década. Esta medida, junto con la mejora de las instalaciones energéticas, permitirá un ahorro de energía acumulado de más de 6.700 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep) en el periodo 2021-2030.
  • El PIB de España aumentará un 1,8% en 2030 por las inversiones previstas, por el mayor ahorro y eficiencia energética y la menor importación de combustibles fósiles.
  • Permitirá disminuir la dependencia energética y ahorrar 75.379 millones de euros hasta 2030 por la caída de importaciones de combustibles fósiles, pasando del 74% actual al 59%.
  • Solo la mejora de la calidad del aire con las medidas previstas en el Plan evitará la muerte de más de 2.000 personas en España en 2030, respecto a un escenario sin el Plan.

Metas del ODS 7

  • Para 2030, garantizar el acceso universal a servicios de energía asequibles, confiables y modernos.
  • Para 2030, aumentar sustancialmente el porcentaje de la energía renovable en el conjunto de fuentes de energía.
  • Para 2030, duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética.
  • Para 2030, aumentar la cooperación internacional a fin de facilitar el acceso a la investigación y las tecnologías energéticas no contaminantes, incluidas las fuentes de energía renovables, la eficiencia energética y las tecnologías avanzadas y menos contaminantes de combustibles fósiles, y promover la inversión en infraestructuras energéticas y tecnologías de energía no contaminante.
  • Para 2030, ampliar la infraestructura y mejorar la tecnología para prestar servicios de energía modernos y sostenibles para todos en los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral, en consonancia con sus respectivos programas de apoyo.

Periódicamente organismos nacionales e internacionales publican informes y reportes especializados de donde se han extraído los datos: