El ocio es un derecho fundamental de todas las personas, podríamos pensar que es algo secundario, que existen temas más acuciantes de los que preocuparnos, pero se trata de un elemento clave que mejora la calidad de vida de aquellos que tienen la oportunidad de disfrutarlo. Esta actividad nos permite tener experiencias únicas, salir de nuestra rutina diaria y, en muchas ocasiones, mejora nuestro bienestar al ser un generador de tranquilidad, optimismo y alegría.

Desafortunadamente en la actualidad, y pese a la normativa existente, esta actividad todavía sigue sin ser accesible para todos. Muchas personas con discapacidad, entre otros colectivos, suelen tener verdaderas dificultades para poder ejercitar este derecho.

Una encuesta realizada a este colectivo en 2018 por la Fundación Adecco, muestra que un 56% de ellos renunciaron a irse de vacaciones por la falta de accesibilidad en alguna de las fases del proceso (reserva, desplazamiento, alojamiento, destino…), es decir, más de la mitad.

Aunque hablar de cifras es complejo, los datos de la Organización Mundial de la Salud (2011), estimaban que mil millones de personas vivían en con algún tipo de discapacidad, un 15% de la población, y es previsible que ese porcentaje se haya ido incrementando debido el envejecimiento progresivo de la sociedad.

La innovación y la tecnología pueden ayudarnos a hacer más accesible todo el proceso, y conseguir que todos los entornos y servicios relacionados con el turismo sean accesibles, pero es imprescindible la implicación y colaboración tanto de las empresas privadas como de las administraciones públicas para convertir en realidad este objetivo.

Afortunadamente, cada vez hay más agentes involucrados en conseguir una plena inclusión de las personas con discapacidad, pero todavía queda mucho camino que recorrer para lograr que todas las personas, con o sin discapacidad, tengan la oportunidad de viajar, de ser turistas, de disfrutar del ocio y la cultura con el máximo grado de accesibilidad posible.

En ILUNION Hotels llevamos años trabajando para que esto sea una realidad y para facilitar a un mayor número de personas la posibilidad de viajar. En todos nuestros procesos tenemos siempre presente a las personas con discapacidad y sus necesidades. Las reformas que realizamos nacen con el concepto de accesibilidad universal y diseño para todos, todos nuestros hoteles están certificados según la norma de accesibilidad universal UNE 170001. Además, hemos sido la primera cadena de hoteles en implantar un motor de reservas accesible para personas con discapacidad, incrementando la autonomía en la búsqueda y reserva de habitaciones en nuestra web. Sin olvidarnos de que somos líderes en creación de empleo para personas con discapacidad en nuestro sector.

Mejorar la accesibilidad de las ciudades, los transportes y los alojamientos ayudará a que las personas con discapacidad puedan acceder al ocio, contribuyendo a la “Reducción de las desigualdades” (ODS 10) ya que estaremos potenciando y promoviendo la inclusión social, económica y política de todas las personas (10.2). Además, proporcionando acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles (11.7) colaboramos en la creación de “Ciudades y comunidades sostenibles” (ODS 11).

Si todos los agentes turísticos tenemos en mente este mismo objetivo, en un futuro no muy lejano se podrá conseguir que cada vez menos personas se sientan excluidas a la hora de planificar sus vacaciones.

José Ángel Preciados, director general de Ilunion Hotels