En el mes de septiembre tuvo lugar en Turín, Italia, la quinta reunión del Peer Learning Meeting on Business and Human Rights, un grupo de trabajo de empresas europeas, coordinado por las redes española, francesa, alemana, británica, italiana, danesa y suiza. Empresas españolas socias de la Red Española y líderes en su sector, como Acciona e Iberdrola, estuvieron presentes en una cita en la que participaron más de 25 entidades de toda Europa, entre ellas BNP Paribas, Credit Suisse, L’Oréal, Nestle, Vodafone, Puma, Deutsche Telekom o Merck.

La reunión de este año se centró principalmente en los impactos sociales de las inversiones y el papel de las instituciones financieras en la protección de los derechos humanos, además de tratar otras cuestiones, como el trabajo infantil en las cadenas de suministro. Durante la reunión se compartieron algunos de los principales avances en materia de empresas y derechos humanos, como el borrador revisado del Tratado Internacional de Empresas y Derechos Humanos, que sale a la luz tras más de cuatro años de negociaciones en Naciones Unidas y que mejora a nivel técnico y legal el anterior, además de cubrir a todas las empresas, independientemente de que sean transnacionales o locales. También se mencionó el Marco de género para los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, un informe que pretende servir de guía a los estados y a las empresas para implementar el marco de los Principios Rectores bajo una perspectiva de género, impulsando la no discriminación de la mujer en el mundo empresarial.

En materia de inversión responsable participaron ponentes como Andreas Klemmer, Director de Formación del Centro Internacional de Formación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Dan Neale, Director de Programas de la Corporate Human Rights Benchmark. Esta última iniciativa clasifica a más de 100 de las mayores empresas del mundo que cotizan en bolsa con relación a sus prácticas en derechos humanos, para ayudar a los inversores a identificar a aquellas que se comportan de manera más responsable. También se generó debate en torno a algunos marcos que están ganando fuerza y que pueden ayudar a los inversores y al sector financiero a respetar los derechos humanos. Por un lado los Principios de Banca Responsable lanzados el 23 de septiembre en Nueva York por más de 130 bancos de 49 países pueden ser una herramienta con una gran capacidad de impacto, especialmente si sigue sumando más empresas que se comprometan a actuar bajo sus postulados, y los Principios de Inversión Responsable son otro marco clave para ayudar a los inversores a saber dónde y cómo invertir para prevenir impactos negativos sobre la sociedad.

En las últimas sesiones tuvieron lugar diferentes debates y dinámicas en las que se reflexionó sobre cómo erradicar el trabajo infantil en las cadenas de suministro de las empresas multinacionales, poniendo especial énfasis en las normativas de la OIT. Además, se presentó el programa EAPEC, una alianza entre la Red del Reino Unido del Pacto Mundial, World Vision y la Universidad de Columbia para ayudar a erradicar esta lacra en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo y Etiopia.

Esta reunión internacional ha sido el quinto encuentro del grupo de trabajo de redes europeas del Pacto Mundial, tras celebrarse en 2015 en Milán, en 2016 en Ginebra, en 2017 en Londres y en 2018 en Madrid.