El siguiente comunicado es una nota de prensa emitida de forma conjunta por UN Global Compact, la iniciativa Science Based Targets (SBTi) y la coalición We Mean Business.

177 empresas se han comprometido a establecer ambiciosos objetivos de reducción de emisiones en todas sus operaciones y cadenas de valor para contribuir a limitar los peores efectos del cambio climático. Esta cifra supone un aumento del 50% desde que se anunció el primer grupo de empresas que se unieron a este movimiento en la Cumbre de Acción Climática de la ONU de septiembre.

Como parte de la campaña «Business Ambition for 1.5°C – Our Only Future«, las empresas participantes en la misma se han comprometido a establecer objetivos climáticos que se ajusten a la limitación del aumento de la temperatura mundial a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales y a alcanzar emisiones netas nulas en 2050 como fecha límite.

Las 177 empresas procedentes de 36 países abarcan 36 sectores de la industria y representan emisiones directas anuales equivalentes a las emisiones totales anuales de CO2 de Francia. Estas empresas ostentan un valor conjunto en bolsa de más de 2,8 billones de dólares y tienen en plantilla más de 5,8 millones de empleados.

Mediante la adhesión a la campaña, las empresas se comprometen a establecer objetivos basados en la ciencia a través de la iniciativa Science Based Targets (SBTi), que evalúa de forma independiente los objetivos de reducción de emisiones de las empresas en línea con lo que los científicos especializados en clima estipulan que es necesario para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

De esta forma, las 177 empresas lideran la creación de un circuito de retroalimentación positiva conocido como Ambition Loop o «circuito de ambición», en el que las políticas gubernamentales y el liderazgo del sector privado se refuerzan entre sí, y juntos llevan la acción climática al siguiente nivel. Las medidas ambiciosas de las empresas contribuyen a enviar señales de mercado claras y deberían dar confianza a los gobiernos para que aceleren urgentemente sus planes nacionales por el clima, incluidas las contribuciones determinadas a nivel nacional y las estrategias a largo plazo, en consonancia con los últimos adelantos científicos en el plano climático. Al establecer políticas y objetivos acordes con una trayectoria de 1,5°C, los gobiernos dan a las empresas la claridad y la confianza necesarias para invertir de forma decisiva en las economías sin emisiones de carbono del futuro.

El anuncio de las empresas adheridas a la iniciativa se realizó en la 25ª Conferencia Anual de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25) durante la Reunión Anual de Alto Nivel de Caring for Climate, convocada por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente. Como consulta de alto nivel con las partes interesadas, centrada en la participación del sector privado, el evento ayudó a identificar las principales palancas de acción necesarias para ayudar a aumentar el apoyo de las empresas a la mejora de las contribuciones determinadas a nivel nacional y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Durante el evento, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres incidió en la necesidad de que las empresas se alineen con las previsiones científicas adoptando medidas rápidas y ambiciosas en todas sus operaciones y cadenas de valor y reconoció el compromiso de estas 177 como una buena señal. En sus palabras:

“El hecho de que 177 grandes empresas se hayan comprometido a establecer objetivos científicos y verificables de reducción de emisiones alineados con un futuro de 1,5°C a través de la campaña ‘Business Ambition for 1,5°C’ es muy alentador. Al aumentar y establecer objetivos basados en la ciencia, estas empresas son pioneras en nuevas formas de hacer negocios e impulsar el cambio sistémico en toda la economía mundial”.

Por otro lado, en su intervención, Lise Kingo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, iniciativa socia de SBTi, declaró que «nos acercamos rápidamente a nuestra última oportunidad de estar en el lado correcto de la historia. La emergencia climática ya está afectando a las personas, las operaciones comerciales, las economías y los ecosistemas de todo el mundo.” Y añadió:

«Mientras los países se preparan para mejorar sus planes de acción nacionales sobre el clima el año próximo, los dirigentes empresariales tienen un papel fundamental que desempeñar para instar a los gobiernos a que se ajusten urgentemente a sus ambiciones en materia de clima. Necesitamos que todas las empresas sean activistas para nuestro único futuro».

El último grupo de empresas que se ha unido a la campaña «Business Ambition for 1.5°C» incluye: Abreu Advogados, Aguas Andinas, Ambev, An Post, Auchan Retail Portugal, BanColombia, Beiersdorf, BIAL, Carlsberg Group, Cellnex Telecom, Chanel, CTT – Correios de Portugal, Decathlon, Dr. Reddy’s Laboratories, Dutch-Bangla Pack, Ecolab, EcoVadis, Efacec Power Solutions, EPAL – Empresa Portugesa das Aguas Livres, Europa Mundo Vacaciones, Europcar Mobility Group, Everis Portugal, Givaudan, Green Innovation Group, Grundfos, Henkel, Iberia, Ignitis Group, Infraestruturas de Portugal, International Airlines Group (IAG), Intrepid Travel, Landsec, Lojas Renner, Lundbeck, Multiplex Construction Europe, NOS, Novo Banco, NR Instant Produce, Olam International, Ono Pharmaceutical, Orbia Advance, Orkla, Qalaa Holdings, Red Eléctrica de España, REN – Redes Energeticas Nacionais, Siemens Gamesa Renewable Energy, Sopra Steria Group, South East Water, Storebrand, Tendam Retail, TenneT Holding, Tesco, The Lux Collective, TMG Automotive, Univar Solutions, Univar Casa Hotel & Spa y Yarra Valley Water, entre otros.

A estas empresas se une un grupo de inversores que gestionan cerca de 4 billones de dólares en activos que se han comprometido a convertir sus carteras de inversión en emisiones nulas para el año 2050 a través de la Alianza de Propietarios de Activos Netos Cero convocada por la ONU, además de más de 50 empresas del sector de la moda que se han comprometido a alinearse con un futuro de 1,5ºC a través del Pacto de la Moda.

En total, el compromiso del sector privado con la iniciativa representa la mayor contribución empresarial a la Alianza para la Ambición por el Clima: un creciente grupo multistakeholder convocado por la Presidencia chilena de la COP 25 que reúne a países, empresas, inversionistas, ciudades y regiones que trabajan para lograr emisiones nulas de cara a 2050.