En el año 1977, un grupo de empleados de Iberia padres de hijos con discapacidad tuvieron la inquietud de asociarse para garantizar el futuro de sus hijos, y crearon la AMPIB (Asociación de Empleados de Iberia Padres de Personas con Discapacidad). El origen de esta asociación como iniciativa de los propios empleados de la compañía con el objetivo de integrar social y laboralmente a personas con discapacidad ha hecho que la trayectoria de la AMPIB, hoy Envera, haya estado muy unida a la compañía Iberia.
A lo largo de los más de 40 años de historia, Envera ha ido creciendo y se ha ido profesionalizando, siempre con el apoyo y la colaboración cercana de la compañía, y hoy en día atiende anualmente a 2.500 personas con diversidad funcional y emplea a más de 500 personas con discapacidad. Iberia comparte los valores integradores de Envera, para que todas las personas, independientemente de sus capacidades, tengan las mismas oportunidades. Porque, como dice el lema de Envera, “todos podemos ser los mejores en algo”.

Desde sus inicios como asociación, esta iniciativa fue innovadora por el objetivo que perseguía, conseguir la inclusión de personas con discapacidad a través del empleo, en una época en la que tenían escasa o nula posibilidad de desarrollo o aporte a la sociedad. Hace ya 40 años, cuando nació Envera, este colectivo estaba privado del derecho a la igualdad en el acceso a servicios fundamentales como la educación, la salud, o el empleo, que favorecían una vida digna.

Los Centros Especiales de Empleo de Envera comenzaron a funcionar en los años 70 con el desarrollo de actividades ligadas a los productos manipulados, como el estuchado de la cubertería de consumo a bordo de los aviones de Iberia. Más tarde, se fueron uniendo otras tareas como son la lavandería de la lencería de los aviones y uniformes, la gestión de inventario de los almacenes de componentes de aviones, la digitalización de informes de revisión de motores, o la gestión de pedidos. Las personas que realizan estos trabajos son personas capaces de hacer estos trabajos con calidad, adaptado a las necesidades de cada cliente, con aplicaciones novedosas y de excelentes resultados.

Las personas con discapacidad son un colectivo vulnerable y que históricamente ha estado marcado por la exclusión. Este hecho ha supuesto un obstáculo para su desarrollo personal y les ha privado de contribuir con sus capacidades al progreso de la sociedad. Hoy en día, y a pesar de todos los progresos sociales alcanzados, este colectivo encuentra todavía dificultados en su integración lo que en ocasiones desemboca en la exclusión. La integración social de las personas con discapacidad es un derecho constitucional, y la incorporación al mercado laboral de este colectivo es un factor destacado para conseguir su plena integración.
Mediante su apoyo a Envera, Iberia trabaja por la integración de los colectivos en riesgo de exclusión, como objetivo de la compañía en el ámbito de la sostenibilidad social.

Juan Cierco Jiménez de Parga. Director de Comunicación, RR Institucionales, RSC y Desarrollo de Personas.